Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 diciembre 2011 5 30 /12 /diciembre /2011 11:48

COMO EVITAR CONFLICTOS Y DISCUSIONES EN LA MESA

DE FIN DE AÑO

 

El único remedio factible  es apelar al diálogo,  “negociar” entre quienes comparten la mesa de Fin de Año, de modo de  limar asperezas y alcanzar un punto de equilibrio que evite discusiones.

 

Familia política

A las parejas se les plantea un problema que debe ser motivo de una conversación previa y fructífera. Es usual que cada uno prefiera compartir las Fiestas con sus respectivas familias y no con los parientes políticos.

En esta circunstancia, la decisión final tiene que partir de una charla amena entre ambos que les permita ponerse de acuerdo, sin herirse mutuamente.

La ausencia de un acuerdo, es muestra de un  inconveniente que ya no radica en las familias sino en el matrimonio.

 

 

Distribuir el tiempo

Para no lastimar susceptibilidades, lo aconsejable es distribuir el tiempo entre las dos familias y que el hombre y la mujer conversen sobre el tema con sus parientes propios; a la vez, es sumamente necesario que sepan  reservarse un espacio para la intimidad: vendría a ser como un premio al sacrificio de resignarse a que transcurran las reuniones entre distintos familiares.

 

Prepararse psicológicamente cuando aparece la imagen de la suegra

Alcanzado un acuerdo en cuanto a la distribución del tiempo, hay que prepararse psicológicamente (bien se sabe por ejemplo que no siempre los encuentros con la suegra son fructíferos).

No es cuestión de poner a nadie entre la espada y la pared. Otra vez  hay que recurrir al diálogo y a apoyarse “pase lo que pase”.

 

Evitar enfrentamientos

Poco o nada cambia en pocas horas, cada uno seguirá amando o “hasta detestando a algún familiar”. Basta con sentarse a la mesa, no darse por aludido ante cualquier comentario que afecte, y tratar de disfrutar ese rato con las personas con las que más se congenia.

 

Mantenerse a flote

Para no hundirse en una pena o molestia, es decir, para mantenerse a flote, ayuda muchísimo desenvolverse con cortesía y  amabilidad.

 

No aislarse

 

En las Fiestas todos precisamos recibir cariño y prodigarlo. Un poco de generosidad no hace mal a nadie. Es sólo por unas horas y se trata de una reunión  que recién se repetirá el año próximo.

Lo peor es optar por el aislamiento: es un comportamiento que lleva a sentirse peor y al auto reproche  por no actuar como los demás esperan.

 

Fuentes. Diez Minutos

 Los vínculos familiares reflexiones desde la práctica profesional, BArg Liliana

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios