Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 diciembre 2011 5 30 /12 /diciembre /2011 11:44

CÓMO DISFRUTAR DE LA COMIDA Y LA BEBIDA EN LAS FIESTAS

SIN DAÑAR LA SALUD

 

 

Se considera que en las Fiestas de Navidad y Año Nuevo se triplica la ingesta de cualquier dieta equilibrada y se ganan entre dos y tres kilos de peso.

 


Compensar los menús

Lo que hay que lograr para no incurrir en un aumento de peso y/o experimentar malestares físicos es una compensación de los menús. Las medidas son las siguientes:

 

·        cuando se presentan entradas consistentes en calorías, tales como patés y embutidos, se debe buscar un equilibrio con el plato principal: un pescado de magro aporte calórico; también la misma actitud hay que sostener cuando la comida se ofrece en la mesa de modo inverso respecto a la suma calórica.

 

Turrones versus ensalada de frutas

Antes de comer turrones y dulces, es mejor servir una macedonia o frutas decoradas; luego, poner en la mesa los dulces “ofensivos”.



Evitar raciones exageradas

Corresponde aligerar las comidas, es decir, nunca optar por grandes raciones.

 

Desgrasar

Si se opta por alimentos usualmente grasosos (guisos o sopas), primero hay que enfriarlos y después retirar la capa de grasa ubicada en la superficie.

 

 

Atención con el aperitivo

No hay que llegar con apetito al aperitivo, ni mucho menos convertirlo en un primer plato.

Para que resulte poco calórico, cabe la posibilidad de acompañarlo con tiritas de zanahoria o rabanitos.

 

 

Platos para no repetir y guarniciones

Algunos nutricionistas aconsejan servir la comida ya dentro del plato –sin fuente sobre la mesa- con el fin de imposibilitar  la repetición.


Las guarniciones tienen que ser vegetales; de este modo, la persona no se sobrecarga de calorías desde un principio de la cena o almuerzo.

 

Mariscos, pescados, dulces caseros, helado, refrescos, fritos, pan

 

Mejores son el marisco y los pescados que las carnes; los dulces más sanos son los caseros; el turrón debiera reemplazarse por helado y no beber refrescos.

Dejar de lado todos los fritos, usar pan fresco en los canapés.

Los mariscos ayudan a la salud del organismo si se consumen cocidos o a la plancha, acompañados de mayonesas light.

Siempre hay que incluir ensaladas de verduras: llenan y no engordan.



Elegir pescado, pollo, pavo, conejo, ternera magra

 

Las proteínas del pescado son similares a las de la carne, aunque reúnen menos grasa y, por lo tanto, menos calorías.

 

Se recomienda una comida constituida por  pollo,  pavo,  conejo y ternera magra; retirar la grasa y la piel previamente a su cocimiento.

 

Aceite de oliva, plancha, parrilla, horno, hervir


El aceite de oliva tiene que reemplazar las grasas animales, la  manteca, embutidos, mantequilla, nata, foie-gras, patés y quesos grasos.

En lo posible, los alimentos debieran cocinarse a la plancha, parrilla, hervidos o al horno.

Limitar los dulces y bollería

No se justifica consumir alimentos sin azúcar destinados a diabéticos, son más costosos y no brindan grandes beneficios. Lo importante es limitar la cantidad de dulces.

 

 

El peligro del alcohol


Beber mucho acarrea múltiples problemas. Los vasos o copas deben ser inversamente proporcionales al grado alcohólico.

Cómo servir: la cerveza en jarra, el vino en vaso, el coñac en copa y el aguardiente en copa pequeña.

Es imprescindible el controlarse en la ingesta. De lo contrario, es factible llegar a un coma etílico sin ni siquiera haberse embriagado.

 

·        Daño cerebral

El alcohol daña directamente al cerebro. El consumo crónico afecta al cerebro en varios aspectos: una intoxicación directa, las consecuencias de una abstinencia posterior,  posibles accidentes vasculares, más la embriaguez con alimentación insuficiente; todo ello ocasiona una atrofia cerebral.

Ocurren, entonces, disfunción del conocimiento, anormalidades oculares e impedimentos en la marcha, fallos en la memoria reciente, movimientos inconexos y  dificultades en el lenguaje.


Qué hacer con quien bebe de más


•Provocarle el vómito para expulsar la bebida que le queda en el tubo digestivo todavía sin metabolizar.

•Ubicarlo de costado para que no aspire o se atragante con algún resto de vómito.

•Abrigar a la persona intoxicada, y frente a una pérdida de conciencia, conducirla rápidamente a un centro de salud.


•Al día siguiente, deberá comer sobre todo dulces y dormir mucho. Asimismo, puede utilizar un analgésico.

 

Fuentes: Diez Minutos

 

Eva Celada, periodista especializada en gastronomía

Sociedad Argentina de Nutrición

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios