Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
31 octubre 2018 3 31 /10 /octubre /2018 14:08

Los tambos más grandes de la Argentina siguen utilizando la hormona recombinante del crecimiento bovino, rBGH, cuando investigaciones europeas confirmaron que genera cáncer de mama y próstata en los seres humanos; en tanto, las compañías multinacionales productoras de transgénicos niegan información pública sobre los efectos nocivos en la salud y los análisis en ratas los mantienen en secreto.

 

 

“La gente no debiera alimentarse con transgénicos porque solo se prueban tres meses en ratas y las empresas productoras son los reyes del mundo, un monopolio que se basa en estudios secretos y no independientes”. Además, se niegan a difundir los resultados de sus seudo investigaciones y que el análisis pertinente lo asuman las universidades públicas, según un informe de la Asociación Afigranca de España que incorpora declaraciones del Dr. Gilles-Eric Séralini, experto de la Comisión Europea en transgénicos.

 

En cuanto a la soja, maíz, algodón y colza, sus semillas portan el veneno para los insectos. Las de maíz y soja contienen Roundup, el mayor herbicida pesticida del mundo que se utiliza en tres cuartos de los transgénicos y a las células humanas “directamente las mata”, subraya el también Catedrático en Biología Molecular.

Los alimentos elaborados con soja o maíz que contienen azúcar de maíz son dañinos, entre ellos enumera: sodas, bebidas de cola, pastelería, salsas, bombones, caramelos y chocolate. “Respecto a los animales que comemos, alimentados con maíz transgénico, se encuentran el pollo, la vaca, el conejo, el cerdo y la leche y huevos”.

 

Argentina: la hormona rBGH y la soja Roundup Ready

 

Monsanto realiza de sus productos biotecnológicos desde la hormona recombinante del crecimiento bovino (rBGH) a la soja “Roundup Ready”, sumando sus variedades de algodón resistentes a los insectos, señala por su parte la Organización argentina “Honrar la Vida, Salud, Trabajo, Educación, Vivienda y Justicia Social”.

“Argentina y Estados Unidos son dos de los pocos países donde todavía se permite el uso de la hormona recombinante del crecimiento bovino, rBGH. “Y los tambos más grandes de Argentina siguen utilizándola”, informa la citada entidad.

Exámenes científicos comprobaron que esta hormona provoca en las personas cáncer de colon, próstata y mamas y en las vacas mastitis, infertilidad y agotamiento.  Monsanto reconoció que las vacas pueden sufrir quistes en los ovarios, trastornos uterinos y digestivos y úlceras, razón por la cual “la leche es bombardeada con antibióticos”.

 

Categórica ha sido la Organización cuando oportunamente denunció las empresas “que envenenan a la gente en la Argentina”. La nómina empresarial que trabaja con tambos industriales y de cooperativas tamberas que aplican rBGH a las vacas lecheras, son: La Serenísima, Sancor, Milkaut, Williner / Ilolay, Cooperativa de Tamberos, Cooperativa tambera Paraná, DVH Productos Alimenticios y Distribuidora San Lorenzo.

 

Sigue la lista con: Establecimiento La Paulina, Lácteos Conosur, Verónica, Lácteos D’Agovac, Manfrey Cooperativa de Tamberos, Molfino Hnos, Vauquita, Nestlé Argentina y Parmalat Argentina, “que quebró, pero siendo una transnacional es posible que siga distribuyendo sus productos”. El informe añade: “aunque la mayoría de estas compañías siguen trabajando en nuestro país, algunas de ellas (las menos) pueden haber presentado quiebra y seguir operando bajo otro nombre de fantasía.”

 

Con relación al testimonio aportado por el Dr. Séralini, cabe extraer su afirmación de que los expertos requieren a los gobiernos que se practiquen dos años de test sobre animales en laboratorio, como se hace con los medicamentos, pero no reciben respuesta porque “los transgénicos dejarían de ser rentables…y hay un gran combate político y económico…no nos permiten ver esos análisis de sangre, ni conseguimos hacer el test más allá de tres meses en universidades públicas. Esto es un escándalo escondido por las grandes compañías”.

 

Reseñó que existen cuatro plantas que alimentan al mundo a nivel intensivo: soja, maíz, arroz y trigo, y las compañías registran patentes sobre las plantas de estos alimentos gracias a los transgénicos. “Por ese motivo las ocho grandes empresas farmacéuticas se agregaron para hacerlos constituyéndose en las mayores compañías de pesticidas y transgénicos. Monsanto reúne el 80% de la biotecnología a nivel mundial”.

Cree que “los gobiernos de países industrializados se hundirían” tras haber invertido mucho dinero público en biotecnología, “si obligaran a publicar los alcances de los análisis, no se atreven a hacer controles y los únicos que testean son las empresas productoras”, pese a que la Unión Europea ha legislado que los análisis deberían ser públicos.

Los agentes químicos en general impiden que los órganos y las células funcionen adecuadamente y originan enfermedades hormonales, metabólicas, inmunitarias, nerviosas y reproductivas.

Séralini, presidente del consejo científico del Comité de Recherche et d´Information Indépendantes sur le Génie Génétique (Criigen), explicó que se les da a las ratas dos dosis de maíz transgénico durante tres meses y se les hacen dos análisis de sangre, a las cinco semanas y a los tres meses.

“Los resultados fueron: aumento de grasa en sangre (del 20% al 40%), de azúcar (10%), desajustes urinarios, problemas de riñones y de hígado, precisamente los órganos de desintoxicación”, concluyó.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Presentación

  • : tosomarcelainfosalud-sofia.over-blog.es/
  • : informaciones sobre salud actualizadas en el ámbito argentino e internacional más polìtica vinculada a la salud en la Argentina salud
  • Contacto

Enlaces