Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
31 agosto 2013 6 31 /08 /agosto /2013 14:16

PLACENTA TRASMITE AL FETO  ESTRÉS, AUTISMO

 Y ESQUIZOFRENIA

 

 

La placenta es mucho más que un conducto por el cual pasan al feto nutrientes y oxígeno.

 

 

Estrés materno, consecuencias graves sobre el niño por nacer

 

Ahora se ha confirmado que la placenta es capaz de transmitir cualquier modalidad de estrés, temporario y/o crónico, y originar por alteraciones en el embarazo graves consecuencias en el niño por nacer, inclusive el autismo y la esquizofrenia.

 

 

·        Contra el desarrollo cerebral del bebé

 

Si la madre sufre estrés en el embarazo, modifica para mal en el feto los niveles de una proteína, que se articula directamente con el desarrollo del cerebro masculino y femenino.

 

Esta revelación fue formulada por la Universidad de Pennsylvania (EE.UU.), quien efectuó una publicación al respecto en The Proceedings of the National Academy of Sciences.

 

·        Autismo, esquizofrenia

 

Especificó que el vínculo entre placenta y feto puede provocar enfermedades como el autismo y la esquizofrenia, que atacan con más asiduidad y/o severidad a los varones que a las mujeres.

 

 

Descubren marcador que señala que la mamá sufre estrés


Tracy L: Bale, autor del artículo, indicó que casi todo lo que experimenta una mamá en su embarazo interactúa con la placenta.

Además, dijo que descubrieron un biomarcador que sabría anunciar  al feto que su madre padece estrés.

 

Características del estudio; aumento de reacciones al estrés


Un primer estudio encontró en  ratas expuestas a estrés en el transcurso de su embarazo y que dieron a luz machos, un incremento en cuanto se refiere a  las reacciones al estrés.

Labores investigativas posteriores, demostraron un perjuicio extendido en la segunda generación de hijos: los machos también padecieron reacciones anormales de estrés.

 

·        Esquizofrenia

Trasladados estos resultados a humanos, se constató que los niños nacidos de mujeres estresadas en el primer trimestre del embarazo, reunían un riesgo mayor de caer en la esquizofrenia.

 

Biomarcador

El equipo de Pennsylvania se concentró al inicio de su trabajo en la localización  en las embarazadas de un biomarcador, que diese cuenta de estas transformaciones y peligros, más diferencias entre la descendencia en los dos sexos.

Partieron de la idea de que las distinciones se observarían entre madres estresadas y sin tensión.

·        Pruebas de ratones trasladadas a humanos

Para buscar un biomarcador, sometieron a estrés a un grupo de ratones hembras considerando que él podría informar sobre cambios y factores de riesgo.

Les provocaron esfuerzos moderados, como su acercamiento al olor del zorro, o ruidos escasamente conocidos en la primera semana de embarazo, que, por otra parte, es equivalente al primer trimestre de embarazado humano.

Otro grupo de roedores preñados no recibió ningún estímulo o excitación que ocasionara una intranquilidad extrema.

 

Detección de un gen: OGT, enzima, varones

En un genoma de pantalla ancha de las placentas de las hembras, se detectó un gen que cumplía con los criterios de los investigadores.

Se trata del OGT, un gen ligado al cromosoma X, que codifica la enzima ligada a O-N-acetilglucosamina transferasa (OGT).

Fue verificado que las placentas de hijos varones poseían  menores niveles de OGT que las de la descendencia femenina, y que  todas las placentas de las madres estresadas tenían niveles más bajos que las de sus contrapartes no alteradas.

 

Cambios en más de 370 genes en la formación del hipotálamo

Bale generó un ratón en el que fue factible controlar la expresión genética de OGT en los cerebros de ambos sexos.

Al comparar las  mujeres con niveles normales de OGT placentario que habían sido manipuladas, los investigadores verificaron  cambios en más de 370 genes en la constitución del hipotálamo de la descendencia, muchos de ellos relacionados con el uso de energía, regulación de proteínas y formación de sinapsis, funciones que son críticas para el crecimiento neurológico.

 

Placentas humanas

Tras evaluar placentas humanas que fueron desechadas después del nacimiento de los bebés varones, los científicos identificaron que en la  placenta de los machos (XY) se redujo la expresión OGT, en comparación con la de las hembras (XX).

 

Protección

En conjunto, los resultados sugieren que la enzima OGT puede actuar para proteger el cerebro durante la gestación, pero que los machos, que tienen menos de esta enzima protectora desde el inicio, se ven expuestos a  un mayor riesgo de desarrollo neurológico anormal, si la madre está estresada durante el embarazo.

De esta manera, se plantea la posibilidad de anticiparse para ayudar tempranamente a las personas vulnerables.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios