Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
3 mayo 2009 7 03 /05 /mayo /2009 19:19

 

SE PUEDE SUFRIR COMO UN BEBEDOR SIN SERLO

 

Un informe británico asegura que la enfermedad de hígado graso no alcohólica puede llevar a serios problemas cardiovasculares. Es el trastorno hepático más común en Occidente. Es por ello que los especialistas, se abocan, cada vez con mayor asiduidad, al desarrollo de investigaciones que permitan sobrellevarla y superar sus efectos.

 

El Hospital Universitario de Levisham de Londres, Reino Unido, considera que la enfermedad de hígado graso no alcohólica (EHGNA) es considerada un indicador temprano de una condición cardiovascular premórbida, ya que podría preceder la aparición del síndrome metabólico, que es una conjunción de enfermedades o factores de riesgo que predisponen a una enfermedad cardiovascular o diabetes.

En base a la investigación emprendida por el Hospital, los especialistas concluyeron que para esta enfermedad hepática
es beneficiosa la pérdida de peso, porque se reducen los niveles séricos de alanino aminotransferasa (enzima con gran concentración en el hígado), pudiendo así evitar daños histológicos.

Señalaron que
el descenso de kilos ayuda a los que sufren, además, de dislipidemia o alteración del metabolismo de los lípidos.

La reducción de masa corporal, entonces, resultó estar asociada a la disminución de los niveles enzimáticos, la regresión del hígado graso y la mejoría del daño hepático progresivo.

Frente a pacientes que sufren de esta enfermedad, los profesionales recomendaron el
asesoramiento nutricional y el tratamiento con fármacos para atacar los altos niveles de colesterol y lípidos, hasta en casos en los que no se registre una pérdida de peso pronunciada.

El estudio
Los expertos de la presente investigación efectuaron el seguimiento de 71 pacientes con una edad promedio de 56 años, durante 6 años.

En un 54,9% de los casos fueron referidos a especialistas en nutrición para el asesoramiento alimentario. 

Luego del tratamiento del grupo, el peso corporal y los niveles séricos de alanino aminotransferasa (ALT), colesterol total, HDL, LDL y triglicéridos
disminuyeron. En cambio, los valores aumentaron en aquellos pacientes que no recibieron asesoramiento nutricional.

 

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo
2 mayo 2009 6 02 /05 /mayo /2009 16:37

CRITICO DOCUMENTO QUE CUESTIONA

EL TRATAMIENTO DE LA TUBERCULOSIS Y ALERTA SOBRE

SU AVANCE LATINOAMERICA

 

Una documentación médica original replantea y cuestiona el diagnóstico y tratamiento de la tuberculosis en la Argentina y América Latina, a la vez que alerta sobre el avance de la enfermedad en territorio latinoamericano.

 

Su autor es Domingo J. Palmero, médico del Hospital Muñiz de Buenos Aires, Argentina, quien reconoce a la tuberculosis como una triste realidad que debe erradicarse y señala que los métodos hoy empleados en la Argentina y Latinoamérica no permiten una solución definitiva a esta problemática, que también es de orden social.

 

El documento hace referencia a la magnitud del impacto global de la tuberculosis infantil en el continente latinoamericano que, a criterio del investigador, ha sido desestimada. Sostiene que a los menores no diagnosticados, la enfermedad se les presenta más severa, pudiendo desarrollar TBC miliar (tuberculosis diseminada y extrapulmonar).

 

Los signos y síntomas clínicos de TBC pulmonar en menores generalmente son inespecíficos A pesar de ello, se desarrollaron varias reglas de predicción diagnóstica, pero todas carecen de precisión y especificidad, particularmente para pacientes con desnutrición o coinfección por HIV. Sólo 5 de las 17 reglas de predicción se han adaptado para pacientes con coinfección por HIV y sólo una fue especialmente desarrollada para estos pacientes.

 

También pone en tela de juicio que las cepas resistentes son seleccionadas mediante esquemas terapéuticos erróneos, fármacos de calidad inadecuada, falta de supervisión terapéutica o la combinación de estos tres factores.

 

El documento, encabezado por Palmero, fue elaborado con la integración de especialistas latinoamericanos.Este  panel de expertos en tuberculosis farmacorresistente hacen justamente hincapié en lo más preocupante: la tuberculosis multirresistente y la extensamente resistente.

 

El diagnóstico es posible en Latinoamerica a través de la bacteriología convencional y pruebas de sensibilidad para drogas de primera línea y en laboratorios de referencia para segunda línea. El tratamiento se basa en drogas de segunda línea y aquellas de primera, pasibles de ser utilizadas, acaban conformando un esquema mínimo de cuatro fármacos que incluye un inyectable en la fase inicial.

 

Las principales causas de la Tuberculosis Farmacorresistente (TBFR)son: a) falta de tratamiento supervisado, b) mala adhesión de los pacientes a la terapia, c) tratamientos no estandarizados, d) desabastecimiento de drogas o utilización de drogas de baja calidad, e) manejo irregular de los pacientes por el

sector privado, f) ausencia de control de infecciones en los hospitales, prisiones y asilos y g) coinfección VIH/sida.

 

 

La Tuberculosis en cifras

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó en 2005 que existían  8.811.000 casos en el mundo.. Los aproximadamente 320 000 casos de TB registrados en Latinoamerica (3.58% del total mundial) conforman una incidencia de 63/100 000 habitantes.

 

Por su parte, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el HIV/SIDA estimó que en 2004 vivían 1.6 millones de niños y adultos con VIH/Sida en Latinoamérica. Esto representa 4.14% de la prevalencia mundial (38.6 millones.

 

te

De los países con alta carga de TB, está incluido un solo país latinoamericano: Brasil, mientras que se registra mayor proporción de TB/SIDA en Haití.

 

En cuanto a la TB multirresistente, en Argentina supera el 10 por ciento los casos con tratamiento.

 

En América Latina la TBFR aociada al Sida se ha manifestado en forma de brotes en un porcentaje de 5 para Brasil. 6 para Argentina y 7 para Perú.

 

Tipos de tuberculosis

 

La monorresistente es la enfermedad provocada por la tuberculosis resistente a un solo fármaco. Es la más frecuente y particularmente peligrosa, dado que tiene posibilidades de evolucionar a multirresistencia con el consecuente fracaso terapéutico.

 

La polirresistente es resistente a un mínimo de dos fármacos; la multirresistente, a varios fármacos, y la extensamente resistente se refiere a la resistencia a fármacos de primera línea, más algún inyectable y una fluoroquinolona, es la de mayor gravedad por las dificultades diagnósticas y terapéuticas que plantea.

 

Resistencia en pacientes

 

La resistencia en pacientes sin tratamiento previo: aparece en aquellos que no han recibido tratamiento para TB con anterioridad o que han sido tratados durante menos de un mes. Supone una situación epidemiológica comprometida dado que implica que en la comunidad está ocurriendo transmisión de TBFR. Habitualmente se detecta luego del fracaso terapéutico, alarga el período de transmisión y puede amplificar las resistencias iniciales.

 

La resistencia en pacientes con tratamiento previo: surge en quienes han realizado tratamientos antituberculosos anteriores de duración igual o mayor de

un mes. Su aparición es más probable y por lo tanto más frecuente que la anterior. Puede disminuirse más fácilmente que la resistencia en pacientes sin tratamiento previo, mejorando la utilización del DOTS/TAES y utilizando el cultivo y antibiograma cuando está indicado.

 

La DOTS/TAES es la estrategia de la OPS/OMS que contempla los siguientes elementos: compromiso político del gobierno de garantizar los recursos necesarios para el control de la tuberculosis, a través del suministro regular de medicamentos e insumos de laboratorio en todos los centros de salud; organización de la detección, diagnóstico y tratamiento de casos;diagnóstico mediante el examen de esputo en los pacientes con síntomas respiratorios; tratamiento acortado con observación directa de la toma de medicamentos; sistema de información oportuno para el registro y seguimiento de los pacientes hasta su curación;capacitación, supervisión y evaluación.

 

 

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo
1 mayo 2009 5 01 /05 /mayo /2009 17:18

PROPIEDADES ANTIINFLAMATORIAS DEL ACEITE DE OLIVA

En Córdoba, España, investigadores del Hospital Universitario Reina Sofía, realizaron un estudio del cual se desprende que algunos micronutrientes del aceite de oliva actúan de manera similar a la de los fármacos antiinflamatorios.

 

Los resultados de este trabajo demuestran que el consumo de aceite de oliva tiende a bajar procesos inflamatorios en personas sanas.

Asimismo, el Hospital evaluó el consumo de dietas con diferente composición grasa, basadas en aceite de oliva virgen extra, nueces y mantequilla, y observaron que la ingesta de aceite de oliva virgen es la que más propende a bajar los mediadores inflamatorios, mientras que la dieta rica en nueces tiene un efecto intermedio y la dieta rica en mantequilla perjudica la inflamación.

La característica fundamental del aceite de oliva es su abundancia en antioxidantes, convirtiéndolo en una grasa única. Reduce la concentración plasmática de otras moléculas, que se expresan en las paredes de los vasos sanguíneos y que favorecen la inflamación. Así, el Hospital corroboró el efecto beneficioso del consumo de aceite de oliva en la mejora del proceso inflamatorio, reconociendo además su alta riqueza en micronutrientes.

El doctor Pablo Pérez Martínez, jefe del equipo de investigación, recordó que el aceite de oliva es una grasa única que también “reduce el colesterol perjudicial, disminuye la presión arterial, mejora el control de la diabetes y baja la tendencia a producir trombosis”.

LA ACTIVIDAD FISICA

REDUCE EL NIVEL DE DEPRESION Y ESTRES


Existe una relación entre el incremento de la actividad física y la disminución del nivel de depresión. Por lo tanto, alentar a los pacientes depresivos para que mantengan y aumenten la actividad física, tendría beneficios inmediatos sobre su enfermedad.

 

Una investigación estadounidense parte de la premisa de que las personas que realizan más actividad física, tienen menores probabilidades de presentar cuadros depresivos.

 

 

 

La causa de esta relación es desconocida, pero se cree que la misma se vincula con el aumento de los niveles de serotonina y endorfinas, que favorecen la resistencia, el control y dominio, la eficacia y, además, la disminución de la reactividad ante el estrés.

 

Lo innovador de la investigación consiste en que ningún estudio previo evaluó la actividad física como una estrategia para enfrentar un episodio estresante. 

Evaluación
Se evaluaron más de 1.500 pacientes depresivos mayores de 18 años, de ambos sexos, que fueron seguidos durante 10 años, excluyéndose a los individuos con diagnóstico simultáneo de trastornos neurológicos, metabólicos, maníacos o relacionados con el uso indebido de sustancias.
 

El índice de actividad física se obtuvo mediante la sumatoria de los resultados de cuatro ítems: 1) práctica de natación o tenis con amigos, 2) actividades físicas con la familia, 3) caminatas con amigos, 4) caminatas junto a familiares.

 

Se asoció el ejercicio con la frecuencia con que los pacientes se ejercitaron para afrontar un problema importante, o un evento estresante, y la cantidad de sucesos vitales negativos durante los tres meses previos al inicio de las actividades físicas.

 

Conclusiones

La actividad física contrarresta casi totalmente el efecto sobre la depresión que tienen los eventos vitales negativos. Tendría beneficios inmediatos, alentar a los pacientes depresivos para que aumenten y mantengan la actividad física compartida con familiares o amigos.

 

Los resultados coinciden sobre la eficacia del aumento del nivel de actividad física, en cuanto al tratamiento de pacientes con cuadros depresivos leves a moderados. 

Las personas con un nivel de depresión inicialmente más elevado presentaron una tendencia más rápida de recuperación.

 

Al igual que la actividad física, el ejercicio sería un amortiguador de la relación entre los eventos vitales negativos, las condiciones clínicas y el nivel total de depresión.


Ante un incremento de actividad física, el grado de depresión global asociada fue más bajo. En todas las oportunidades de evaluación, el aumento de ejercicios se acompañó de una disminución del puntaje correspondiente a la depresión de 2.24 puntos.

 

Frente a la presencia de un disturbio clínico, aumentó la depresión global 3.27 puntos. No obstante, cada incremento de la actividad física disminuyó el nivel de depresión global a 0.90 puntos.

 

Además, habiéndose hallado que cada evento vital negativo provocaba un aumento de 3.90 puntos en el nivel de depresión, la actividad física disminuyó este puntaje.

 

Un menor grado de depresión posibilita la realización de más actividad física que, a su vez, contribuirá a disminuir el nivel de esta enfermedad.

 

Si bien motivar a los pacientes depresivos para que realicen actividad física no es fácil, vale la pena intentarlo.

 

 

 

ARTRITIS REUMATOIDEA: NUEVA DROGA FAVORECE

EL TRATAMIENTO

 

La droga etanercept, administrada por vía subcutánea, resultó eficaz y bien tolerada, tanto en varios ensayos importantes como en la práctica clínica, en pacientes adultos con artritis reumatoidea de corta o larga evolución.

 

Esta información surge de una investigación del Centro de Salud Universitario de Auckland, Nueva Zelanda, quien señala que el tratamiento combinado de etanercept con metotrexato fue superior a cualquier monoterapia para reducir la actividad de la enfermedad y mejorar la calidad de vida. 

La artritis reumatoidea (AR) es una enfermedad inflamatoria, crónica y progresiva que afecta a casi el 1% de la población mundial, de la cual tres cuartos son mujeres.

 

Es un trastorno que tiene un efecto destructivo sobre las articulaciones afectadas e incapacitante, caracterizado por la inflamación del tejido sinovial, que debiera actuar como lubricante. Al no actuar como tal, ocasiona una gran deformidad articular y mortalidad temprana.

 

Los estudios realizados muestran que el 30% de los pacientes presentan erosiones articulares dentro del primer año y 70% dentro de los 2 años del diagnóstico.

Los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad han sido la opción terapéutica convencional para el manejo de esta patología. Si bien suelen ser eficaces en retrasar la progresión de la lesión articular, se asocian con varios efectos adversos y toxicidad multiorgánica, mientras que la remisión de los síntomas se consigue sólo en algunos pacientes.

 

En los últimos años, la mayor comprensión de la enfermedad condujo al desarrollo de fármacos modificadores de la respuesta biológica, los cuales actúan directamente sobre los mediadores causantes de la afección, como el factor de necrosis tumoral (una sustancia que se produce durante la inflamación).

.
El etanercept es una droga que modifica la respuesta biológica, una proteína soluble que se liga al factor de necrosis tumoral.

 

Su uso está aprobado en varios países para el tratamiento de los pacientes con artritis reumatoidea adulta y juvenil, artritis psoriásica, espondilitis anquilosante y psoriasis en placas.


Propiedades del etanercept

Esta droga bloquea la interacción de la sustancia que se produce en la inflamación y previene la respuesta celular inflamatoria.

.
El tratamiento mantiene niveles bajos de las proteinas proinflamatorias que regulan interacciones entre células, lo cual se correlaciona con mejoría clínica.

 

El etanercept por vía subcutánea se absorbe lentamente y tiene una vida media larga, lo cual permite su administración 1 (50 mg) o 2 (25 mg) veces por semana y mantiene niveles de concentración constantes, además de distribuirse ampliamente en los tejidos. 

Eficacia terapéutica
La eficacia de esta droga por vía subcutánea en dosis de 25 mg dos veces por semana, para reducir la actividad de la enfermedad y la afección estructural de la articulación, así como para mejorar la calidad de vida relacionada con la enfermedad, ha sido demostrada en varios ensayos clínicos bien diseñados en pacientes con artritis reumatoidea activa de larga o de corta evolución, incluso de los tipos de enfermedad refractaria al tratamiento. 

En los pacientes en tratamiento durante tres años con metotrexato, el etanercept resultó al menos tan eficaz como el metotrexato para reducir la actividad de la enfermedad y la progresión radiológica durante 12 meses de tratamiento. También mostró un comienzo de acción más rápido. Los pacientes que recibieron etanercept experimentaron una mejoría más rápida en comparación con aquellos tratados con metotrexato durante los 3 primeros meses de tratamiento

 

Los efectos beneficiosos del etanercept conseguidos a corto plazo fueron sostenidos durante todo el tratamiento a largo plazo (8 años de duración).

En los pacientes con AR activa y refractaria al tratamiento, la terapia con etanercept más metotrexato en general, fue superior a la monoterapia con cualquiera de ellos en cuanto a la reducción de la actividad de la enfermedad y a la progresión de la destrucción articular, así como a la mejoría en ensayos a corto plazo (6 meses) o a largo plazo (3 años). Esto fue demostrado por varios estudios.

 

Pero la monoterapia con etanercept fue más eficaz y con beneficios a largo plazo. 

Conclusiones


Los análisis farmacoeconómicos publicados sugieren que el etanercept es una opción rentable en el tratamiento de los pacientes con AR en cuanto a la relación entre su costo y sus beneficios.

El comienzo temprano del tratamiento con esta droga podría generar grandes beneficios en los pacientes con AR de reciente diagnóstico, con la posibilidad de conseguir y mantener un buen estado articular para reducir la discapacidad. 

La vasta experiencia clínica indica que es una alternativa terapéutica importante en los adultos con AR activa, moderada a grave de larga evolución, y una opción emergente en los pacientes con enfermedad de corta evolución.

 

 

 

 

NUEVA DROGA PARA EL TRATAMIENTO

DE LA LUMBALGIA AGUDA 

Una droga de reciente aparición, denominada dexketoprofeno, proporciona un efecto analgésico clínicamente relevante, con buena tolerabilidad en pacientes con lumbalgia.

 

La investigación, al respecto, fue efectuada en Berlín, Alemania, y da cuenta que hay pruebas contundentes de que esta droga en dosis de 50 mg, administrada por vía intramuscular dos veces por día, es tan eficaz como el diclofenac, que se aplica en dosis de 75 mg también dos veces por día.

 

La lumbalgia es un síntoma común y recurrente, que afecta a casi el 70% de las personas, cuya manifestación aguda es usualmente inespecífica y autolimitada. El uso del dexketoprofeno puede ser considerado como una alternativa válida para el tratamiento del dolor.

,

 

Las consultas traumatológicas (dolor cervical, lumbalgia, dolor de miembros, dolor articular, etcétera) son asiduas en los centros de atención primaria. Entre estos síntomas, la lumbalgia es particularmente frecuente y considerada un problema médico de importancia en los países occidentales. Cerca de dos tercios de los adultos experimentan este síntoma en algún momento de su vida, con una prevalencia entre los 35 y 55 años. 

El dolor lumbar puede ser causado por varios motivos. Las causas mecánicas abarcan el 97% de los casos, principalmente de origen muscular, o secundarias vinculadas a esfuerzo y dolores relacionados con la edad por procesos degenerativos de los discos o las facetas, y menos habitual por una hernia de disco y fracturas por osteoporosis.

 

Las causas no mecánicas como las neoplasias, infección y artritis inflamatorias, así como también enfermedades viscerales, constituyen causas menos frecuentes de lumbalgia.

 

De acuerdo a las diferentes normativas clínicas, los pacientes con lumbalgia pueden ser clasificados en 3 grupos: 1) lumbalgia inespecífica (85% de los pacientes), sin patología aparente; 2) lumbalgia específica o patología espinal grave (condiciones de advertencia, tales como tumor, infección o fractura); 3) dolor radicular.

 

Los episodios agudos de lumbalgia de menos de tres meses de duración (90% de los casos) son usualmente benignos y autolimitados, a pesar que el 2% al 7% de los pacientes desarrolla dolor crónico. 

Los objetivos del tratamiento de la lumbalgia aguda son aliviar el dolor, mejorar la capacidad funcional y prevenir la recurrencia y la cronicidad. Entre estas medidas se encuentran reposo, cambio de conducta y cuidados especiales, además de medicación intramuscular de ser necesario. 

El dexketoprofeno cumple acciones analgésicas, antiinflamatorias y antipiréticas (disminución de la fiebre). Esta droga además se presenta en comprimidos de 12.5 mg y 25 mg para ser utilizada por vía oral. Los estudios reflejan un buen nivel de analgesia y de seguridad de esta droga.

 

Evaluación, eficacia y seguridad del dexketoprofeno

La investigación alemana se realizó en 21 centros de Bélgica, Alemania y Polonia. Incluyó 370 pacientes, hombres y mujeres de entre 18 y 75 años, con lumbalgia aguda de no más de una semana de evolución, de intensidad moderada a grave.

 

Ciento ochenta y tres pacientes recibieron un total de cuatro dosis de dexketoprofeno 50 mg, administrados por vía intramuscular dos veces por día. Se permitió un máximo de 3 g de paracetamol por día como rescate. El resto, 187, fue medicado con diclofenac de 75 mg.

 

Se midieron la intensidad del dolor y los índices de eficacia anagésica al igual que el control de efectos adversos.



Una baja proporción de pacientes (27%) en el grupo de dexketoprofeno experimentó efectos adversos en comparación con los sujetos que recibieron diclofenac (31%). Los efectos adversos con esta última droga fueron cefalea, dolor en el sitio de inyección, náuseas y dolor abdominal. 

El dexketoprofeno ha demostrado buena eficacia analgésica y buen perfil de seguridad en dolores crónicos y agudos al ser administrado por vía oral. La nueva presentación intravenosa e intramuscular ha mostrado buenos resultados en el manejo del dolor posoperatorio y en los cólicos renales. 
No se observó inferioridad del dexketoprofeno con respecto al diclofenac. Con respecto a la tolerancia, la naturaleza y la frecuencia de los efectos adversos observadas en este estudio fueron consistentes con aquellas observadas con el diclofenac.

 

 

AVANZAN TRATAMIENTOS INMUNOLOGICOS PARA EL CANCER DE PROSTATA METASTASICO


Una investigación de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, trabajó en nuevos tratamientos inmunológicos para el cáncer de próstata metastásico y que suelen ser resistentes al tratamiento hormonal.

 

En los últimos años se practican tratamientos inmunomediados resistentes al tratamiento hormonal. Estas nuevas vacunas dirigen su acción a antígenos específicos tumorales, que modifican la progresión de la enfermedad con escasos efectos adversos. 

 


El cáncer de próstata (CP) es la segunda causa de muerte por cáncer en hombres. Cien años atrás, Paul Erlich postuló que el sistema inmunitario podría cumplir un papel de vigilancia para proteger al organismo de los tumores y, en última instancia, condujo a la idea de que este sistema podría emplearse para el tratamiento del cáncer.

 

El avance alcanzado sobre el conocimiento de los mecanismos que regulan el sistema inmunitario es progresivo y, por lo tanto, su interacción con las células neoplásicas. Ha quedado comprobado que es posible trasplantar de manera experimental un tumor aparecido de un animal a otro animal. 

Sin duda, el gran hallazgo en el tratamiento del cáncer han sido los anticuerpos monoclonales, cuyo objetivo son las proteínas relacionadas con el tumor. El empleo de tratamientos inmunológicos pasivos muestra mayor eficacia y menos toxicidad que las quimioterapias citotóxicas convencionales.

 

En la actualidad, en cuanto al cancer de próstata, hay dos vacunas de componentes celulares que constituyen los nuevos tratamientos inmunoterapéuticos celulares activos, aun en ensayos clínicos de fase III.

Desarrollo de los tratamientos inmunológicos para el CP
El CP es la neoplasia diagnosticada con más frecuencia  y constituye un problema sustancial en la salud pública. Debido al proceso de búsqueda sistemática  la mayoría de estas neoplasias se diagnostica cuando la enfermedad se encuentra dentro de la glándula.

 

La velocidad de aumento de CP se  relaciona directamente con el tiempo de evolución de la enfermedad metastásica, con un promedio de 8 años. La medicina permite controlar el crecimiento tumoral en la enfermedad metastásica durante 2 o 3 años, pero la mayoría de las muertes por CP se deben a la aparición de enfermedad metastásica resistente al tratamiento hormonal. 

 

En los últimos 10 años, EE.UU. aprobó el empleo de 3 drogas para el tratamiento de los pacientes con CP resistente a la terapia hormonal.

 

La primera es la mitoxantrona en combinación con prednisona, ambas permitieron controlar el dolor por cáncer. Pero la mitoxantrona no aumentó la supervivencia de los pacientes.

 

Por su parte, el ácido zoledrónico fue aprobado para el tratamiento del CP con metástasis óseas, luego de demostrar en varios estudios su efecto beneficioso en la disminución de la incidencia de complicaciones óseas. El ácido zoledrónico no mostró retardo en la progresión de la enfermedad ni disminución significativa del dolor.

 

El mayor progreso alcanzado en el tratamiento de los pacientes con CP resistente ha sido la quimioterapia con docetaxel, aprobada en 2004. Dos ensayos clínicos de grandes dimensiones compararon los resultados obtenidos con el tratamiento basado en docetaxel y mitoxantrona; en ambos casos, el docetaxel demostró el aumento de la supervivencia de los pacientes, con una media de beneficio de 2 a 4 meses.

Vacunas

 

La aplicación de las vacunas antitumorales , en el caso de CP de larga evolución, logra un retraso en la progresión de la enfermedad, y no necesariamente la erradicación tumoral.Las inmunoterapias activas podrían utilizarse para identificar y tratar a los pacientes de alto riesgo en estadio temprano, previo a tratamientos radiológicos. .

 


Sipuleucel-T: inmunoterapia celular activa-vacuna antígeno específica

Sipuleucel-T es la primera terapéutica inmunocelular que espera su aprobación . El funcionamiento de esta vacuna está basado en la estimulación directa de las CPA con un antígeno dirigido específicamente. Para este tratamiento, se recolectan células mononucleares del paciente, que luego se cultivan durante 48 horas con el antígeno prostático PA2024, unido a un péptido con la secuencia completa del factor estimulante de colonias de granulocitos y macrófagos.

 

En estudios clínicos se demostró que, luego de la infusión de sipuleucel-T, proliferaban células T específicas contra antígenos prostáticos. El tratamiento fue bien tolerado y se observaron mejoras en las tasas de supervivencia.


GVAX:inmunoterapia celular activa-vacuna antígeno no específica 
El otro tratamiento inmunocelular para el CP de fase III utiliza células neoplásicas específicas de la próstata, genéticamente modificadas.Actualmente, se encuentran en desarrollo 2 ensayos clínicos prospectivos de fase III, cuyo objetivo principal es evaluar la modificación de la tasa de supervivencia producida por el tratamiento.

Inmunoterapias celulares activas en la práctica oncológica
La aplicación de las terapias inmunocelulares en el tratamiento del CP con metástasis es particularmente interesante porque presentaron escasa toxicidad.

 

Los mejores resultados con la utilización de las vacunas se producen en pacientes con estadios tempranos de la enfermedad, cuando el volumen tumoral es menor y existen menos aberraciones tumorales que impidan el reconocimiento por el sistema inmunitario. Todavía no se ha definido el momento propicio en la evolución de la enfermedad para iniciar este tipo de tratamiento. 

Conclusiones
Las dos terapias celulares activas evaluadas (sipuleucel-T y GVAX) para el tratamiento de pacientes con CP resistente han demostrado muy baja incidencia de toxicidad. En un estudio aleatorizado y controlado con placebo, sipuleucel mostró la mejora de la supervivencia de los pacientes. 

Se encuentran en marcha varios ensayos clínicos de fase III que, si demuestran beneficios y mantienen la baja toxicidad, pueden llevar a la aprobación de estas nuevas drogas como tratamiento de primera línea del CP metastásico resistente al tratamiento hormonal.

 

 

 

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo
1 mayo 2009 5 01 /05 /mayo /2009 17:18

VERTIGO; INVESTIGACION ESPAÑOLA INNOVADORA

Y EXHAUSTIVA

 

Un estudio realizado en Valencia, España, supera investigaciones anteriores en torno al vértigo; no se limita a observar poblaciones específicas, situaciones laborales o pacientes de un solo centro de atención especializada.

 

El vértigo representa un síntoma frecuente que determina que una importante proporción de la población general efectúe consultas médicas. Se define como una ilusión de movimiento de rotación, representa un desequilibrio, en tanto se experimenta una sensación de giro o rotación en el espacio.

 

Hasta el momento no se había analizado en profundidad la epidemiología del vértigo en la población en general.

 

Las características son las siguientes: se experimenta la sensación de que gira la dirección de la persona, las imágenes se desplazan y la mayoría de las veces el paciente no lo recuerda.

 

Se desarrolla generalmente en un plano horizontal y la persona experimenta un empuje ascendente o descendente.

 

También se percibe inestabilidad, desequilibrio, sensación de piso movedizo o caída sin dirección precisa y los objetos tienen una ligera oscilación.

 

En la presente investigación, los autores Pérez Garrigues H, Andres C, Pérez A., buscaron determinar la incidencia de vértigo en una muestra representativa de la población general en la región autonómica de Valencia.

El estudio incluyó 10.760 individuos (5186 hombres y 5574 mujeres), atendidos en 6 centros de atención primaria. La investigación comprendió un año.

. 
Ciento noventa y un pacientes concurrieron a los centros de atención primaria por vértigo, lo que representó una tasa de incidencia de 17.8 casos por cada 1 000 habitantes.

 

La población afectada incluyó 131 mujeres y 60 hombres (68.6% y 31.4%), respectivamente, con un valor de riesgo relativo de 2.03.

 

Entre los 191 pacientes, 109 ya habían padecido una crisis de vértigo, mientras que los 82 individuos restantes presentaban dichos síntomas por primera vez (7.6 personas por cada 1 000 habitantes).

El promedio de edad de los pacientes con vértigo fue de 55.8 años.

 

Las respectivas cantidades de casos en pacientes de edades comprendidas entre 10 y 19 años fueron 4; de 29 años, 15; de 39 años, 21; de 40 a 49 años,19; de 50 a 59 años, 48;  60 a 69 años, 35;  70 a 79 años y 80 años, 34 y 35 respectivamente.

 

Entre los 163 pacientes con información disponible referida a su situación laboral, el 77.9% se desempeñaba en forma activa mientras que el 22.1% era jubilado. En la población restante, dichos porcentajes fueron de 68.7% y 21.3%, respectivamente.

Los resultados muestran que la incidencia de vértigo en la población general es de 17.8 casos por cada 1 000 habitantes, de los cuales 7.6 casos presentan el síntoma por primera vez.

 

La aparición de vértigo es más frecuente en la población femenina con respecto a lo observado en la población masculina. Esto podría explicarse por la relación entre el vértigo y la migraña o por factores hormonales.

 

A su vez, la prevalencia de vértigo es mayor en los individuos de 50 años o más; los autores del estudio sostienen que la aparición de vértigo podría estar relacionada con lesiones degenerativas y vasculares en el sistema vestibular, las cuales son más frecuentes en la población añosa.

 

 

 

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo
1 mayo 2009 5 01 /05 /mayo /2009 16:42

OBESIDAD, DESNUTRICION, SOBREPESO Y RIESGO DE MUERTE

En Estados Unidos, el Instituto de Deceso, Control y Prevención de Hayattsville, realizó una investigación referida a riesgo de muerte y distintos grados de índice de masa corporal.

Las causas de muerte asociadas con desnutrición y obesidad se incrementaron en los últimos tiempos, mientras que las vinculadas con sobrepeso, disminuyeron.
Los hallazgos mostraron que la desnutrición se asoció con mayor riesgo de muerte por enfermedades que no son de carácter cardiovascular ni cáncer.
En tanto, el sobrepeso se relacionó con aumento de la mortalidad por diabetes y enfermedad renal. También se registró un bajo riesgo de muerte de causa cardiovascular o cáncer, lo cual, en promedio, en los individuos con sobrepeso, determinó un descenso del riesgo de muerte.
La obesidad se vinculó altamente con el incremento del riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, con diversos tipos de cáncer relacionados con obesidad, diabetes y enfermedad renal. 
Las conclusiones surgen de una evaluación concretada en adultos mayores de 25 años, según un patrón de las 113 enfermedades determinadas de acuerdo a la Clasificación Internacional de Enfermedades.

Mortalidad de causa cardiovascular
La obesidad tuvo una asociación fuertemente positiva con esta causa de muerte, no así el sobrepeso.

Mortalidad por cáncer
No se detectó una correlación entre los diferentes grados de sobrepeso y desnutrición con algún tipo de cáncer específico.
Se realizó una subdivisión en tres grupos: cáncer de pulmón, cáncer relacionado con obesidad (cáncer de colon, mama, esófago, útero, ovario, riñón y páncreas) y otros tipos de neoplasias.
La mortalidad por cáncer de pulmón no tuvo relación con el peso del individuo.
El sobrepeso no tuvo vinculación con ningún tipo de cáncer en particular. Todos los demás tipos de neoplasias no tuvieron asociación con ningún valor de índice de masa corporal en especial.

Otras causas de mortalidad
La desnutrición tuvo una fuerte asociación positiva con causas de muerte no relacionadas con enfermedades cardiovasculares ni con cáncer, mientras que la obesidad no se relacionó de manera significativa con otras causas de muerte.
A su vez, estas causas se dividieron en subgrupos: 1) diabetes y enfermedad renal; 2) enfermedad respiratoria crónica, incluidos bronquitis y enfisema; 3) enfermedad respiratoria aguda y enfermedades infecciosas, como neumonía, tuberculosis, septicemia y otras; 4) heridas, incluidos accidentes, suicidios y homicidios; 5) todas las demás causas, entre ellas, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, hepatopatías y cualquier otra causa de muerte no contemplada en las categorías anteriores. 
El sobrepeso y la obesidad de primer grado tuvieron una clara asociación positiva con las muertes causadas por diabetes o enfermedad renal.
.
Muerte de enfermedad cardiovascular
La enfermedad cardiovascular (ECV) causa el 37% de las muertes en adultos. El 13% se relaciona con obesidad.
No se detecta asociación predominante entre la causa de muerte cardiovascular y el sobrepeso.
Diversos estudios previos detectaron que el sobrepeso se relacionó con un 2% de las muertes de causa cardiovascular en los varones y 9% en el caso de las mujeres.
Hasta el momento se puede concluir que el sobrepeso se relacionaría con el 0.9% a 1.1% de las muertes por esta causa.


Cáncer
Esta enfermedad ocasiona el 24% de las muertes.
La causa de muerte se subdivide en categorías: cáncer de pulmón como causante del 29% de las muertes de adultos; diversos tipos de cáncer considerados asociados con la obesidad, causantes del 31% de las muertes, y otros tipos de cáncer que provocan el 40% de las muertes restantes. 
La obesidad se vincula con el 11% de las causas de muerte por cánceres relacionados con ella. 
En los países en desarrollo la asociación entre el sobrepeso y la mortalidad por cáncer es de un 3% Otros estudios relacionan en 4% estas dos enfermedades.
En el Cancer Prevention Study II se concluyó que el 4.3% de las muertes por cáncer en varones y el 14.3% de las muertes por cáncer en mujeres se asociaron con obesidad.
El cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer no mostraron asociación con la desnutrición, el sobrepeso o la obesidad.

Desnutrición
El 39% de las muertes en adultos se deben a causas diferentes de las cardiovasculares o el cáncer.
El Cancer Prevention Study II comprobó una relación muy baja entre el índice de masa corporal (IMC) y las causas de muerte no relacionadas con ECV o cáncer entre individuos sanos, que no fumaban, hasta grados de IMC de 32 para el varón y 28 para la mujer.
La diabetes y la enfermedad renal, combinadas, tuvieron una asociación fuertemente positiva con el sobrepeso y la obesidad.
Todas las demás categorías (enfermedad pulmonar crónica, enfermedad pulmonar aguda e infecciosa, heridas y otras) mostraron una disminución en la mortalidad asociada con sobrepeso y obesidad de primer grado. Sin embargo, esta relación perdió su tendencia negativa al asociarse con grados de obesidad mayor.
La muerte de causa cardiovascular y la diabetes, en combinación con la enfermedad renal, fueron las asociaciones más importantes para la obesidad.
Los datos señalan que los aumentos moderados de peso actúan como un factor protector en varias enfermedades y mejoran la supervivencia.
No se halló asociación entre el sobrepeso y las ECV o el cáncer. Sí  se demostró la relación decreciente de índice de masa corporal y casos de infecciones.

 

 

RIESGOS CARDIOVASCULARES EN MUJERES POSMENOPAUSICAS

Las mujeres posmenopáusicas con antecedentes de crisis de angustia tienen un riesgo tres veces mayor de infarto de miocardio o de accidente cerebrovascular. Este resultado lo arrojó un seguimiento de 5 años que efectuó el Hospital General de Massachusetts, Boston, Estados Unidos, sobre 93.676 mujeres de 50 a 79 años.

La crisis de angustia comprende episodios súbitos de miedo, ansiedad o malestar extremo. Pueden aparecer en forma esporádica o ser parte de diversos trastornos de ansiedad, como el de angustia, ansiedad social y las fobias específicas.
La ansiedad fóbica consiste en el miedo irracional ante situaciones como los lugares cerrados, las enfermedades incurables, la altura, las aglomeraciones, el estar solo y los viajes.

Métodos
El estudio se cumplió en 10 centros clínicos, realizándose un ensayo sobre los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, neoplasias, fracturas y otras causas de morbimortalidad.
Las participantes completaron un cuestionario acerca de la aparición de crisis de angustia en los últimos 6 meses y de migrañas, antes de someterse a un registro electrocardiográfico ambulatorio de Holter de 24 horas.
Se consideró que las mujeres tuvieron crisis de pánico indeterminadas si sólo presentaron un episodio de palpitaciones en los últimos 6 meses, pero sin miedo, ansiedad o malestar extremo. Quienes experimentaron 4 o más síntomas de angustia, se las incluyó en el grupo de mujeres con crisis de angustia verdadera. 
El grupo de comparación comprendió a las participantes sin crisis de angustia completas o limitadas en los 6 meses previos.
La depresión se determinó sobre estado de ánimo depresivo o tristeza dentro de los últimos 2 años. 
Los criterios de valoración fueron los eventos cardiovasculares que se produjeron después de la realización del cuestionario, que comprendieron enfermedad coronaria (EC), accidente cerebro vascular (ACV), EC o ACV combinados y la mortalidad total.

Resultados 
Las mujeres posmenopáusicas que experimentaron al menos una crisis de angustia en los 6 meses previos al estudio, presentaron más probabilidad de tener factores de riesgo cardiovascular, como hábito de fumar, índice de masa corporal (IMC) elevado, diabetes mellitus, hipertensión y síntomas depresivos, así como antecedentes de morbilidad cardiovascular. 
Se produjeron 41 eventos de enfermedad cardiovascular, 40 ACV y 147 muertes por todas las causas después de un seguimiento promedio de 5.3 años.

El antecedente reciente de crisis de angustia completa se asoció con aumento en el riesgo de enfermedad cardiovascular o ACV combinados.
En el modelo ajustado por edad, raza, ingreso económico, IMC, ingesta de alcohol, hábito de fumar, uso de hormonas, hipercolesterolemia, hipertensión, actividad física, depresión, diabetes, arritmias sostenidas y antecedentes de enfermedad cardiovascular, las crisis de angustia completas fueron un factor de riesgo independiente para EC , EC o ACV combinados y mortalidad total . 

Conclusiones
Comentan los autores que los resultados de su estudio demostraron que las mujeres de entre 51 y 83 años, que informaron al menos una crisis de angustia en los últimos 6 meses. tuvieron mayor riesgo de eventos cardiovasculares ulteriores durante un período de seguimiento de 5.3 años. 
La asociación con las crisis de angustia parece ser más sólida para EC que para ACV.
En conclusión, la crisis de angustia es un marcador de riesgo aumentado de morbimortalidad cardiovascular en las mujeres posmenopáusicas. Los hallazgos indican que las mujeres de edad, con antecedentes recientes de crisis de angustia, representan un subgrupo con mayor riesgo de EC y ACV que deben controlarse a través de medidas de reducción en el riesgo cardiovascular.

 

EL FUTBOL ESTRESA Y AUMENTA
EL RIESGO DE EVENTOS CARDIOVASCULARES AGUDOS

Pesenciar un partido de fútbol y experimentarlo con mucho estrés, duplica en el espectador el riesgo de eventos cardiovasculares agudos. Concurrir a un partido de fútbol importante puede producir un elevado grado de estrés emocional, lo cual, a su vez, desencadena la aparición de síndromes coronarios agudos y arritmias cardíacas sintomáticas.

En Munich, Alemania, en ocasión del último mundial de 2006,  se evaluó la incidencia  de eventos cardiovasculares durante los días en los cuales se presentaba en esa ciudad el equipo nacional. Resultó 2.66 veces superior con respecto a la observada en el resto del campeonato. Esta circunstancia, según los investigadores, bien puede trasladarse a todos los países donde el futbol representa un deporte particularmente popular.
En la citada ciudad se compararon los resultados correspondientes a los 7 días en los cuales jugó el equipo nacional alemán, con relación a los 24 días restantes del campeonato sin participación de este último. 

Se registraron durante todo el mundial un total de 4 279 eventos cardiovasculares agudos. Las tasas de incidencia en los días de participación del seleccionado alemán y en el resto de las jornadas previstas por el mundial fueron 2.66 y 1.11 veces superior, respectivamente.

En particular, en el transcurso del campeonato, los hombres mostraron un riesgo 3.26 veces mayor de episodios cardíacos, mientras que en las mujeres el riesgo fue 1.82 veces superior.

Entre los individuos que presentaron eventos cardiovasculares durante los días en los cuales jugaba el equipo nacional, la proporción de pacientes que acudieron a recibir asistencia por enfermedad coronaria conocida fue de 47.0%, mientras que durante todo el campeonato el porcentaje fue de 29.1%.

Otro dato interesante es que la mayor incidencia de eventos cardiovasculares se registró durante las primeras dos horas posteriores al inicio de los partidos que jugaba ese país.
Cuando jugó la selección nacional, aumentaron las tasas de incidencia de infarto de miocardio (IM), angina inestable y arritmias cardíacas en 2.49, 2.61 y 3.07 veces, respectivamente.

 

LA MARIHUANA TRIPLICA EL RIESGO DE MORTALIDAD

POR INFARTO DE MIOCARDIO

 

Una  investigación sobre más de 1900 pacientes con infarto agudo de miocardio, señala que las personas que han consumido marihuana durante los 12 meses anteriores a haber padecido el infarto, tienen un riesgo de mortalidad tres veces superior al observado en los individuos que no emplean dicho agente.
La investigación, realizada en Boston, Estados Unidos, precisa  que después del seguimiento de los pacientes durante màs de tres años, se produjeron 310 casos de muerte entre los que consumían marihuana y 7 entre aquellos que no lo hacían.

El estudio estima que el 4.1% de la población adulta de EE.UU. presenta antecedentes de consumo de marihuana durante el año anterior al infarto. Si bien el uso de marihuana en individuos menores de 50 años no parece aumentar el riesgo de mortalidad, se sabe que el consumo presenta efectos que podrían aumentar el riesgo cardiovascular en individuos de edad avanzada y en particular en aquellos con enfermedad coronaria.

Los pacientes respondieron un cuestionario referido a una serie de factores desencadenantes del infarto, como cafeína, alcohol, tabaquismo, esfuerzo y rabia. Como parte de dicho cuestionario se interrogó acerca del consumo de marihuana, cocaína y anfetaminas durante el año anterior, la frecuencia y la fecha del último consumo. El 2.7% de los pacientes manifestó haber fumado marihuana durante el año anterior, tratándose de personas con un promedio de edad de 42.6 años.

Además, quienes consumieron marihuana mostraron mayor consumo de alcohol (15.0 y 4.0 raciones por semana, respectivamente). Los hombres totalizaron el 94%, en relación a las mujeres que alcanzaron el 68%, mientras que con hábitos de fumar los hombres en un 77% frente a un 22% en mujeres.

Otro dato importante es que el consumo de marihuana alcanzó al 25% de los hombres divorciados o sepàrados y las mujeres en iguales condiciones sumaron el 9%. La mediana de la frecuencia de consumo de marihuana fue de 1 vez cada 2 semanas.

Los consumidores de marihuana presentaban un riesgo 3 veces superior con respecto al resto de la población. La mortalidad es mayor en los individuos que consumen marihuana con mayor frecuencia. Los investigadores concluyen que a pesar de que el uso de marihuana no parece aumentar el riesgo de mortalidad en la población general, dicha asociación sí parece existir en poblaciones vulnerables con enfermedad cardiovascular. Estos hallazgos cobran mayor importancia frente al uso creciente de marihuana en los adultos de mediana edad y de edad avanzada.

LA DEPRESION AFECTA SIGNIFICATIVAMENTE

A LAS MUJERES QUE TUVIERON INFARTO DE MIOCARDIO 

Los síntomas depresivos influyen notoriamente sobre la calidad de vida relacionada con la salud. Esto es especialmente significativo entre las mujeres con enfermedad coronaria, quienes tienen un peor pronóstico a largo plazo,en comparación con los hombres. 
La Universidad de Alberta, Canadá, inició una investigación a partir de la realidad de que l

 

 

la enfermedad coronaria es la principal causa de muerte y discapacidad en hombres y mujeres. Sin embargo, sostiene que los avances médicos mejoraron los índices de supervivencia de los pacientes que sufren eventos isquémicos.

 

No obstante, aún existen diferencias vinculadas con el sexo, las características demográficas y el curso de la recuperación. Es más, se sugiere que la presentación de la enfermedad coronaria es diferente entre las mujeres y los hombres.


La Universidad aplicó cuestionarios sobre la calidad de vida durante un año. De acuerdo con lo observado, las mujeres con enfermedad coronaria obtuvieron puntajes importantemente inferiores al año de seguimiento, en comparación con los hombres. Estos resultados se verían afectados por las secuelas psicológicas de la enfermedad, las cuales difieren entre ambos sexos.

En las mujeres, la respuesta más frecuente ante el estrés significativo es la depresión. A su vez, los síntomas depresivos y el trastorno depresivo mayor son habituales en los pacientes con enfermedad coronaria. Las mujeres, por su parte, tienen un riesgo mayor de depresión respecto de los hombres. Esta vulnerabilidad se vincularía con factores biológicos y psicosociales. El objetivo del estudio fue evaluar las diferencias entre géneros de los síntomas depresivos. 

 

Resultados

Se incluyeron pacientes hospitalizados por infarto agudo de miocardio. Se tomó una muestra de 486 pacientes, 21% de los cuales eran mujeres.. En comparación con los hombres, las mujeres tenían mayor edad, menos probabilidades de ser casadas y menos años de educación formal. Ellas refirieron un ingreso anual menor y menos contactos cercanos a quienes acudir; además presentaron con más frecuencia diabetes mellitus e hipertensión, en tanto que los hombres tuvieron más antecedentes de tabaquismo.

Al año de seguimiento, la depresión fue significativamente peor en las mujeres. En cuanto a la calidad de vida vinculada con la salud, el puntaje fue altamente peor en ellas, tanto al inicio como al año de estudio. Igualmente, las mujeres argumentaron una declinación mayor en todas las dimensiones de la calidad de vida. Mientras el puntaje en los hombres observó al año una mejoria, el de las mujeres empeoró.

 

Los hombres reconocieron cambios significativos en la mayoría de las escalas de calidad de vida. En cambio, las mujeres manifestaron un empeoramiento significativo de la sintomatología depresiva .

 

Salud Mental y Calidad de Vida

 

La calidad de vida de las mujeres empeoró tanto al momento de la hospitalización como al año de seguimiento, en comparación con los hombres. 

Las mujeres con enfermedad coronaria tienen mayor probabilidad de experimentar más síntomas al inicio de la enfermedad. Por otra parte, al tener en cuenta las variables psicosociales, clínicas y comórbidas, las diferencias de la calidad de vida relacionadas con la salud también fueron notoriasen las mujeres.

 

 

No se observaron diferencias significativas de gravedad de la depresión al inicio del estudio entre los hombres y las mujeres, pero estas últimas refirieron aumento de la sintomatología depresiva al año de seguimiento. Los datos sugieren que tendrían una respuesta psicológica más negativa, luego de presentar un infarto agudo de miocardio, que afectaría la recuperación. 

La aparición de un infarto agudo de miocardio en las mujeres no coincide con la expectativa de vida. Esto conlleva un grado significativo de estrés y aumenta el riesgo de depresión. También los investigadores sugieren que el puntaje superior relacionado con la depresión en las mujeres se debe a un sesgo de información, ya que los hombres tienden a minimizar los síntomas.


La depresión se asocia con pronóstico desfavorable en diferentes condiciones médicas. Esto se debe, entre otros motivos, a que el paciente deprimido tiene peor adhesión al tratamiento. Además, existen diferencias de género relacionadas con la derivación y participación en programas de rehabilitación cardíaca. Se informó que sólo un tercio de los pacientes que presentan un infarto agudo de miocardio son derivados a rehabilitación y que esa derivación es menos probable en las mujeres.

 

Asimismo, ciertos factores psicosociales, como los síntomas depresivos y el aislamiento social, obstaculizan la participación de las mujeres en los programas de rehabilitación. De acuerdo con los resultados del presente estudio, el efecto de la depresión sobre la calidad de vida relacionada con la salud de las mujeres que sufrieron un infarto agudo de miocardio es significativo.

La rehabilitación cardíaca debería contemplar la depresión

La evaluación sistemática de la sintomatología depresiva debería incorporarse en los servicios de rehabilitación cardíaca. El tratamiento debe ser enérgico, ya que la depresión es una enfermedad grave y angustiante para el paciente y su familia, que puede afectar la capacidad de manejar las enfermedades crónicas y aumentar el riesgo de ideación suicida..

La depresión empeora el pronóstico de los pacientes con diferentes condiciones médicas y afecta la adhesión al tratamiento. En consecuencia, su reconocimiento y tratamiento son imprescindibles, sobre todo en los pacientes que sufrieron un infarto de miocardio.

 

 

 

 

 

EL TABACO AFECTA LA CONCENTRACION Y LA MORFOLOGIA
DE LOS ESPERMATOZOIDES

El tabaquismo compromete la concentración y la morfología espermática, asociándose con un mayor número de células espermáticas inmaduras. Los trastornos posiblemente obedezcan a la presencia aumentada de especies reactivas de oxígeno en los sujetos que fuman. Estas consideraciones, fueron formuladas por investigadores de la Universidad de Rosario, Argentina.
La producción de espermatozoides, morfológico y funcionalmente normales, requiere un proceso altamente sincronizado en los túbulos seminíferos. Los andrógenos son hormonas esenciales para que ocurra una espermatogénesis adecuada, es decir, una producción normal de espermatozoides.
La nicotina, una de las sustancias tóxicas del tabaco, reduce la concentración sérica de las gonadotrofinas, que son hormonas liberadas por la glándula pituitaria y responsables de la estimulación de los testículos.
Por su parte, los hidrocarburos aromáticos policíclicos (aspiración de aire contaminado) se asocian con inducción enzimática, con lo cual se compromete la producción de hormonas sexuales. En este trabajo, los autores analizan el efecto del tabaquismo sobre la espermatogénesis en pacientes con infertilidad idiopática, que afecta generalmente al 39% de los hombres.
Métodos
Se investigaron 131 hombres con infertilidad idiopática asistidos en el Servicio de Reproducción del Hospital Centenario de Rosario. La muestra se obtuvo por masturbación después de 3 a 5 días de abstinencia sexual. El espermograma y los estudios funcionales se efectuaron según las normas de la Organización Mundial de la Salud.
Los participantes integraron 3 grupos de estudio: el grupo 1 estuvo formado por 19 hombres que fumaban más de 20 cigarrillos por día; el grupo 2 incluyó 43 pacientes que fumaban menos de 20 cigarrillos por día y el grupo 3, 69 sujetos no fumadores. Los individuos que fumaban mantenían el hábito por más de un año. 
Se estudió la concentración de las células germinales y la morfología espermática. La concentración de espermatozoides se determinó por recuento . Se contaron como mínimo 200 espermatozoides. Se determinó la cantidad de células germinales por cada 200 espermatozoides y se calculó su concentración; los resultados se refirieron a la concentración espermática por ml de eyaculado.

Resultados
En sujetos no fumadores la concentración espermática fue de 57.1 x 10/ml; en pacientes fumadores de menos de 20 cigarrillos por día fue de 35.0 x 10/ml mientras que en los hombres que fumaban más de 20 cigarrillos diarios fue de 33.5 x 10/ml.
La concentración promedio de células germinales (10/ml) fue de 0.29 en los hombres no fumadores, de 0.78 entre los que fumaban menos de 20 cigarrillos por día y de 1.09 en los que fumaban más de 20 cigarrillos diarias 

Conclusiones
En hombres fumadores se comprobó una reducción de la concentración promedio de espermatozoides.
La proporción de espermatozoides anormales fue mayor en sujetos fumadores con una diferencia de más del 3% con respecto a los no fumadores. Un estudio anterior mostró que el porcentaje de espermatozoides morfológicamente anormales aumenta en hombres que fuman. 
En el semen de los pacientes fumadores también se observó un incremento de las células germinales, con mayor interrupción de la espermatogénesis (producción de espermatozoides) en relación con la mayor cantidad de cigarrillos consumidos.
El humo del tabaco contiene alrededor de 4 000 compuestos y muchos de ellos son especies reactivas del oxígeno y del nitrógeno. El aumento del estrés oxidativo y la mayor producción de citoquinas proinflamatorias se asocian con alteración de la regulación de la espermatogénesis y con compromiso de la viabilidad espermática. En conjunto, los hallazgos sugieren que el tabaquismo es un factor importante en la aparición de infertilidad masculina, concluyen los autores.

 

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo
1 mayo 2009 5 01 /05 /mayo /2009 13:17

NUEVOS AVANCES MEDICOS

SOBRE LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO

El sueño puede presentar una alteración, consecuencia del mal funcionamiento inmunológico, inducido por ejemplo por el estrés.

El eje hipotalámico-pituitario-adrenal y el sistema nervioso simpático conforman un conjunto de reacciones específicas para que el organismo active energía y defensas.
Estos conceptos corresponden al Centro Hoover, de Sun City, Estados Unidos, quien sostiene que el sueño ocupa un tercio de la vida y es un proceso neurológico complejo e importante para un equilibrio dinámico y la supervivencia.
 
El inicio y la duración del sueño están determinados, en gran parte, por el momento en el cual el sujeto se dispone a dormir y por su actividad previa. Asimismo, el ciclo sueño-vigilia se ve influendiado por las señales del medio ambiente.
Los sistemas nervioso, inmunitario y endocrino marcan el ritmo del sueño. Los mediadores inmunológicos, especialmente las citoquinas (grupo de proteínas), envían señales al sistema nervioso central, regulando los patrones normales de sueño.
 
Estas señales se involucran con la alteración de los patrones de sueño, como las modificaciones conductuales durante las enfermedades infecciosas.
 
La evaluación de los efectos del sistema inmunitario sobre la conducta es preponderante para comprender los procesos involucrados en el sueño normal y patológico observados en esas enfermedades.
 
En la inmunodeficiencia, el sueño constituye un síntoma debilitante significativo. En las infecciones agudas, especialmente en los casos más debilitantes, los pacientes refieren somnolencia y aumento de la duración del sueño.
 
En personas infectadas por el VIH, que aún no presentan Sida, se ve un aumento significativo del sueño de ondas lentas ,al igual que luego del tratamiento antiviral. En cambio, en las infecciones causantes de enfermedades respiratorias, la cantidad total de sueño disminuye debido a la incomodidad asociada con la afección.
Las infecciones que no afectan el cerebro, se asocian con disminución del sueño.En general, las enfermedades infecciosas, los trastornos mentales y las afecciones físicas se asocian con somnolencia y fatiga. Las células del sistema inmunitario innato aumentan el sueño.  
En voluntarios jóvenes y sanos se observó que la deprivación del sueño a corto plazo no afecta la incidencia de infecciones. Además, la deprivación del sueño puede estimular ciertos mecanismos de defensa del huésped; por ejemplo, la disminución del sueño estimula la producción de interferón por parte de los linfocitos y aumenta la síntesis de los glóbulos blancos y de los monocitos.
 
Recientemente se informó que los patrones normales de sueño pueden asociarse con disminución significativa de un regulador de respuesta inmune y  la falta de activación de linfocitos.  
El sueño nocturno beneficiaría la presencia de células que favorece la inmunidad celular.
 
El estrés altera el funcionamiento inmunológico y afecta el eje hipotalámico-pituitario-adrenal y el sistema nervioso simpático . Los hombres de mediana edad serían más vulnerables ante los efectos del estrés sobre el sueño. Esto explicaría el aumento de la prevalencia de insomnio en este grupo de edad. También, el aumento del nivel de cortisol, comúnmente denominada la hormona del estrés, asociado con la edad contribuiría con la disminución de la cantidad de sueño en los individuos ancianos.
 
Se asocia el sueño y el sistema nervioso simpático . Los sujetos ancianos duermen menos, tienen más despertares. Los niveles de noradrenalina (favorece los impulsos nerviosos)aumentan a medida que avanza la edad.
 
En hombres jóvenes se halló que el aumento de los niveles de noradrenalina se asocia con un cambio de los patrones de sueño que remeda el patrón observado en ancianos. La deprivación de sueño puede tener efectos duraderos sobre las vías del estrés. Dado que las hormonas del estrés pueden modular la función inmunológica, los cambios de la actividad de las vías de estrés afectarían la respuesta inmunológica.
 
Los procesos del sueño afectan el funcionamiento inmunológico al modificar los niveles de hormonas del estrés y de neurotransmisores.
 
En condiciones patológicas, los cambios de los patrones de secreción de citoquinas (proteínas) contribuyen con la aparición de trastornos del sueño y de síntomas asociados como la fatiga; por ejemplo, se observa en pacientes con artritis reumatoidea, cáncer y enfermedades autoinmunes y en presencia de trastornos psiquiátricos.
 
La interacción entre el cerebro y las citoquinas modifica los patrones de sueño y otras conductas en respuesta a la activación del sistema inmunológico innato. Esto permite que el individuo actúe de manera eficiente ante la presencia de un agente infeccioso. No obstante, en sujetos susceptibles, la activación excesiva del sistema puede tener consecuencias negativas.
 
En los pacientes con enfermedades crónicas, la activación reiterada del sistema por parte de las citoquinas acarrea la aparición de síntomas inespecíficos como trastornos del sueño, dolor, extrema desnutrición, fatiga y alteraciones cognitivas.
 
Asimismo, la activación de las vías que conectan el cerebro con el sistema inmunitario aumenta la prevalencia de trastornos del estado de ánimo en pacientes con alteraciones inflamatorias crónicas.

MEJORA PARA PACIENTES CON DEPRESION PERSISTENTE 
La combinación de las drogas mirtazapina y venlafaxina son apropiadas para el tratamiento de la depresión persistente. Así lo fundamenta un estudio del Hospital Midwestem de Irlanda, quien además afima que ambas drogas presentan sinergismo, por lo que evitan el excesivo estímulo de la enzima serotenina y la presencia de trastornos.

Los antidepresivos de acción dual cumplen un papel significativo en el tratamiento de los cuadros depresivos más persistentes y refractarios.

Hasta el momento –sostienen los autores- los datos disponibles permiten sugerir la utilidad de la combinación de la mirtazapina con la venlafaxina en los pacientes con depresión persistente. Esta afirmación fue constatada, tras evaluar 32 casos de terapia combinada de ambas drogas en pacientes con depresión de difícil tratamiento y que no respondieron a los esquemas terapéuticos existentes.

Se seleccionaron pacientes ambulatorios entre 22 y 66 años de edad con episodios de depresión de 26 semanas y más, con internación el 44%. 

Previamente, los pacientes habían recibido entre 1 y 6 tratamientos antidepresivos; entre éstos, el agregado de litio, antipsicóticos, hormonas tiroideas, ácido valproico y terapia electroconvulsiva.

De acuerdo con los resultados, el 44% de los pacientes respondió a las 4 y 8 semanas de tratamiento. En la semana 12, esta respuesta aumentó hasta el 50%. A los 6 meses, un total de 24 pacientes todavía recibía la terapia combinada. De ellos, el 56% presentó una mejoría significativa en comparación con el inicio del tratamiento.

Síntesis
La combinación de mirtazapina con venlafaxina fue incluida recientemente entre las recomendaciones del National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE) para el tratamiento de la depresión.

Los resultados del presente estudio avalan esta combinación y permiten sugerir que sería útil y bien tolerada en los casos de difícil tratamiento. La eficacia y tolerabilidad observadas fueron continuas, lo cual indica que la combinación entre mirtazapina y venlafaxina puede ser adecuada para la terapia de mantenimiento.

La tolerabilidad observada en el presente estudio fue adecuada y muchos pacientes recibieron la combinación durante más de un año sin experimentar efectos adversos significativos. Se recomienda evaluar el funcionamiento cardíaco mediante la medición de la tensión arterial y la realización de electrocardiogramas, especialmente si se emplean dosis elevadas.

Enlaces relevantes:

·                          http://depresionm mirtazapina, venlafaxina

 

PRECISIONES SOBRE LA BIPOLARIDAD
Los trastornos bipolares I y II son trastornos del estado de ánimo frecuentes, graves y recurrentes, asociados con tasas elevadas de dos o más trastornos siquiátricos, suicidio, disfunción y una carga socioeconómica considerable. Esta definición forma parte de un estudio publicado por el experto estadounidense Charles Browden del Colegio de Georgia.

 

Tradicionalmente el tratamiento de la bipolaridad se concentró en la terapia inmediata de la manía, cuya naturaleza crónica exige un tratamiento de mantenimiento prolongado.
La depresión bipolar, con mayor carga económica que la manía,  es el trastorno del estado de ánimo predominante y produce mayor discapacidad. La farmacoterapia de mantenimiento puede reducir los riesgos asociados y la discapacidad funcional.
Existe una subestimación de la verdadera prevalencia mundial del trastorno bipolar con episodios maníaco depresivos. Una proporción de pacientes con diagnóstico de depresión mayor podrían presentar un trastorno bipolar. Así lo señala el British Journal of Psychaitry –apunta el autor- especificando que el trastorno afectivo bipolar se asocia con una mayor gravedad que la observada en la depresión mayor, ya que conlleva un riesgo superior de recurrencia y una mayor comorbilidad psiquiátrica.
A pesar de que la depresión es relativamente fácil de diagnosticar, la hipomanía (manía suave) usualmente es percibida como una sensación de bienestar, por lo cual en algunos pacientes bipolares el diagnóstico de esta última puede demorarse. Sin embargo, su reconocimiento resulta esencial para aplicar el tratamiento adecuado.

Trastornos Bipolar I y II
Hay un espectro bipolar que comprende distintos grados de gravedad. El denominado trastorno bipolar II presenta depresión mayor; el trastorno bipolar I, manía con depresión menor o manía pura, mientras que los trastornos menores comprenden la depresión leve, el trastorno bipolar menor y la hipomanía. Entre estas características, algunas aparentemente similares, se presentan diferencias en términos de antecedentes familiares, evolución, temperamento o riesgo de suicidio.
El British Journal hace hincapié en la necesidad de una definición “sensible y empíricamente validada” que permita la distinción temprana entre los trastornos bipolares mayores y menores.
Nuevos criterios de diagnóstico validado- sostiene Browden- deberán surgir además de los datos genéticos, de los resultados de estudios de seguimiento de largo plazo.
En muchos casos no existen criterios bien definidos para el diagnóstico de los pacientes bipolares, como es el caso de la hipomanía. Al considerar esta última como un estado de bienestar normal, los pacientes con trastorno bipolar II pueden recibir el dignóstico de depresión mayor. Sin embargo, la diferenciación entre ambas entidades es de gran importancia, ya que a pesar de que el trastorno se asocia con una mayor recurrencia y comorbilidad, su reconocimiento y tratamiento temprano mejoran notablemente su evolución.

Tratamiento con quetiapina
El Colegio Médico de Georgia considera que la quetiapina es una opción terapéutica eficaz y adecuada para manejar la agitación y agresión que presentan los pacientes bipolares durante un episodio de manía.
 
La quetiapina es una droga empleada para el tratamiento de la esquizofrenia que resulta bien tolerada y eficaz en pacientes con manía bipolar; sola o combinada con litio o divalproato, disminuye los signos de agitación y agresión en quienes presentan trastorno bipolar de tipo I y cursan un episodio maníaco. La mejoría ya comienza a experimentarse al cuarto día de tratamiento y prosigue a lo largo del tratamiento.

BURN OUT: QUIENES PADECEN AGOTAMIENTO GRAVE

PUEDEN ALIVIAR LOS SINTOMAS CUANDO RECUPERAN EL SUEÑO

 

El síndrome de Burn Out (SBO) significa literalmente “quemarse”.Se trata de un estado de vacío interior, de desgaste espiritual, de “infarto del alma”.

 

La recuperación del sueño se relaciona con la mejoría clínica de los pacientes que padecen este síntoma, permitiéndoles su retorno laboral.

 

Así lo indica la Universidad de Utrecht de los Países Bajos, quien añade que la recuperación a través del sueño, luego de padecer dificultad para conciliarlo, al igual que el sueño reparador, contribuyen a superar los niveles de agotamiento.

 

 

Una significativa cantidad de trabajadores con este síndrome mejoran en el término de  seis meses; la recuperación del sueño desempeña un papel fundamental en el alivio de los síntomas y facilita su reinserción laboral.

 

El SBO se caracteriza por agotamiento grave, actitud cínica hacia el trabajo y reducción de la eficacia profesional. Según los resultados de estudios anteriores, el SBO muestra cierta resistencia a la recuperación espontánea. Además, en poblaciones de individuos con SBO y síntomas latentes, se ha observado que los niveles de esta entidad pueden persistir hasta 8 años.

 

El agotamiento, sin embargo, parece disminuir durante los 10 meses posteriores a la deserción laboral. El regreso al trabajo comprende un proceso lento que puede acelererarse a través de intervenciones activadoras, aunque la persona afectada llegue a mostrar sensibilidad a la terapia cognitivo-conductual (el tratamiento que se aboca a que el paciente modifique pensamientos y comportamientos).

 

Por otra parte, los trastornos del sueño superados parecen representar un factor importante, tanto en el alivio de los síntomas como en el retorno laboral de los pacientes.

 

Se estudiaron 59 personas con SBO con licencia laboral extendida. En esta población se analizaron los síntomas del síndrome durante dos semanas al inicio del estudio y después de seis meses.

 

Transcurridos los seis meses, se observó un alivio significativo de los síntomas vinculados con el agotamiento, superación de la dificultad para conciliar el sueño y la depresión, mejora en la recuperación del sueño y del sueño reparador.

 

En una segunda evaluación, tras los seis meses, el 37% de los pacientes retornaron completamente a sus puestos laborales, aunque presentaron agotamiento; en tanto, las personas que no retornaron a sus trabajos en forma completa todavía experimentaban síntomas de burn out.

 

La presencia de agotamiento durante el seguimiento, se vinculó con la inadecuada recuperación a través del sueño, mientras que el retorno laboral en forma completa se correlacionó con el sueño reparador y la superación de las dificultades para conciliar el sueño. 

En los pacientes con SBO puede esperarse una elevada frecuencia de mejoría clínica. Los resultados de la investigación muestran que la evaluación y tratamiento de los trastornos del sueño en estos pacientes es de gran importancia, ya que estos últimos se relacionan con el alivio de los síntomas y el retorno al trabajo.

 

LOS TRASTORNOS ALIMENTARIOS EN LA ADOLESCENCIA

”En los adolescentes el autoconcepto es el rasgo de personalidad que mayor relación mantiene con los trastornos alimentarios. Está muy documentada la relación que guardan con otras características: el perfeccionismo, el miedo a madurar, la ansiedad y la desconfianza interpersonal”. Estos conceptos corresponden al experto en adolescencia y trastornos alimentarios, Alfredo Goño Grandmontagne, catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad del País Vasco.

 

 


El catedrático afirmó: “Muchas personas no están a gusto con su cuerpo y tiene directamente que ver con nuestra sociedad, donde impera el ideal corporal de la delgadez asociada al éxito, a la belleza, al autocontrol y a otras cualidades positivas. Los medios de comunicación difunden persistentemente este modelo difícil de alcanzar.”. Remarcó que “ cuando la gente compara la imagen corporal propia con el ideal interiorizado, surgen sentimientos de insatisfacción corporal y personal, de ansiedad y una necesidad compulsiva de cambio físico.

 

Entonces, aparecen los trastornos. La gente recurre a la inanición, a purgas mediante vómitos, diuréticos o laxantes, ejercicio físico compulsivo o desgaste de zonas corporales concretas que, como sucede en el caso de la anorexia y la bulimia, ponen en grave peligro la salud física y psicológica”.

 

En torno a la insatisfacción corporal, Goño  argumentó: “Los medios de comunicación no son los únicos factores etiológicos de las patologías alimentarias, hay que sumar los comentarios de otros significativos, como familiares, amigos, la insatisfacción de la madre con su propio cuerpo, las costumbres familiares en la alimentación, o la práctica de deportes que requieren un cuerpo extremadamente delgado:gimnasia rítmica y atletismo, entre otras.

 

La exposición a todos estos factores hace que la patología, una vez instaurada, tienda a mantenerse. La dificultad de librarse de estas influencias de naturaleza sociocultural es precisamente la que explica el aumento de la prevalencia de los trastornos de la conducta alimentaria.

El porcentaje de población general afectado por anorexia oscila entre el 0.2 y el 0.8, pero la cifra sube hasta el 1.3 si se toma en cuenta sólo la población femenina adolescente”.

 

Respecto a la bulimia señaló que “es la patología sobre la que se dispone de datos menos precisos y  se sitúa entre el 1.13% y el 1.20%, predominando entre las jóvenes adolescentes.

 

Se hace necesario resaltar que, aunque la anorexia y la bulimia son patologías típicamente femeninas en una proporción de 9 a 1 en relación con los hombres, se está observando en los últimos años un aumento de la incidencia entre la población masculina.

 

Por otra parte, este tipo de patologías, muy propias de los estratos sociales medio-altos, ahora se comprueba en todas las clases sociales y en la población inmigrante.

 

El afán de perfeccionismo, la ansiedad, siempre están presentes en los adolescentes con alta insatisfacción corporal, derivada del rechazo a su cuerpo y de la búsqueda del cuerpo ideal.

 

En relación al vínculo entre el miedo a madurar y la insatisfacción corporal no es tan evidente, como inicialmente se pensó, ya que se encontraron resultados contradictorios. Tampoco se confirma que las personas que tienen un autoconcepto físico negativo, presenten más dificultades en sus relaciones con los demás. Podemos decir que la asociación entre los factores de personalidad y la insatisfacción corporal no es bien conocida en todos sus extremos, a pesar de su indudable relevancia.” 

 

Es la insatisfacción corporal –agregó-  la que se ha revelado como el único predictor fiable, por lo que un índice bajo de autoconcepto físico puede utilizarse como síntoma no desdeñable, es un posible trastorno alimentario.

E
l deporte practicado de forma habitual mejora el autoconcepto físico, lo que redunda en menor insatisfacción corporal y menor riesgo de desarrollar anorexia o bulimia. No obstante, está también perfectamente comprobado que no toda práctica deportiva produce tales efectos positivos; aun más, determinadas prácticas deportivas pueden interpretarse como un síntoma de posibles problemas psicosomáticos””


Sobre la actividad física, abundó en más detalles: “un nivel moderado de actividad deportiva realizada de forma sistemática ayuda a prevenir los trastornos alimentarios, ya que el ejercicio físico procura un mejor cuerpo, con lo cual la insatisfacción corporal es menor, así como la impulsividad por adelgazar.

 

Pero la línea que separa el ejercicio físico saludable del realizado por obsesión es muy delgada; en numerosas ocasiones la práctica deportiva  se convierte en un intento de controlar el peso y de reducir dicha insatisfacción. La práctica clínica afirma que resulta conveniente realizar deporte en los trastornos bulímicos, aunque no siempre es adecuado hacerlo en los anoréxicos.“

Generalmente, antes de desarrollar anorexia o bulimia, las personas han realizado numerosas dietas, por lo que hay que prestar atención a este aspecto, ta que aplican dietas restrictivas y son “expertas” en alimentación y contenidos calóricos. “

 

 

 

 

 

LAS PACIENTES BULÍMICAS PIERDEN MASA ÓSEA

 

Las mujeres con bulimia, en un porcentaje que va del 25 al 30%, presentan el antecedente de anorexia nerviosa que es el principal factor que determina la reducción de su masa ósea. Un hecho alarmante es que el 50% de los casos padece osteoporosis en la columna vertebral lumbar.
Estos datos responden a una investigación realizada en Suecia que aporta conclusiones fidedignas en torno a la problemática.

En las pacientes con bulimia se observan trastornos hormonales que pueden afectar su masa ósea. Presentan con frecuencia alteraciones menstruales, niveles bajos de estradiol y valores altos de cortisol y adrenocorticotrofina. Más aún, pueden experimentar un incremento en los niveles de andrógenos y una reducción de los niveles de hormonas tiroideas.
La definición de bulimia nerviosa comprende episodios frecuentes de atracones de comida y el uso irregular de conductas compensatorias e inapropiadas para evitar el aumento de peso, como vómitos autoinducidos,consumo de laxantes o periodos de ayuno.
 
La investigación sueca incluyó a 77 pacientes con bulimia y 56 mujeres sanas de las mismas edades y valores de índice de masa corporal.
Pudo observarse que las pacientes con bulimia tenían valores significativamente menores de densidad mineral ósea lumbar que las mujeres sanas (1.06 y 1.11 g/cm2).
Los valores totales corporales de densidad mineral ósea fueron 1.12 y 1.14 g/cm2 respectivamente y en los miembros inferiores 2.36 y 2.42 g/cm2.
Ostopenia corporal total
La ostopenia en las pacientes bulimicas es mucho más frecuente que en las mujeres sanas. En la estopenia el hueso se vuelve más poroso, aumentando el número y la amplitud de las cavidades que existen en su interior; provoca una mayor fragilidad en los huesos y una menor resistencia a las fracturas. Cuando pasa ciertos límites densitométricos se convierte en osteoporosis, siendo mayor el riesgo de fracturas.
Las participantes bulimicas presentaron valores pronunciadamente menores de cortisol sérico y de tiroxina libre y más elevado de cortisol. Entre estas pacientes, 31,2% sufrían trastornos menstruales, 51.9% tenían antecedentes de amenorrea y 23.4% de anorexia nerviosa.
 
Las mujeres bulímicas con antecedente de amenorrea y anorexia nerviosa alcanzaron valores de densidad mineral ósea total y lumbar notablemente menores que las mujeres sanas.
Así queda comprobado que el antecedente de amenorrea, los niveles de cortisol y testosterona, el antecedente de anorexia nerviosa y el índice de masa corporal se asocian con la densidad mineral ósea lumbar, baja en relación a las las mujeres sanas. En tanto, la estopenia corporal total es mayor en las pacientes bulímicas.

LAS GRANDES CIUDADES PUEDEN AUMENTAR EL RIESGO DE ESQUIZOFRENIA

 

La Universidad de Tel Aviv, Israel, encaró una amplia investigación sobre más de 300.000 adolescentes que le ha permitido constatar que el riesgo de esquizofrenia puede aumentar, cuando un individuo con predisposición genética, debe afrontar las exigencias de la vida urbana.

Se buscaron los factores responsables de la asociación entre la residencia en ciudades y el aumento de la frecuencia de esquizofrenia, la interacción entre la vulnerabilidad genética y el ambiente urbano y su influencia en el deterioro del funcionamiento cognitivo y social premórbido, con riesgo de esquizofrenia.
Fueron utilizados tres fuentes de datos: la Junta Militar, la Oficina Central de Estadísticas y el Registro Nacional de Hospitalización Psiquiátrica israelíes. La cohorte de participantes incluyó a 376. 623 adolescentes israelíes de sexo masculino, de 16 a 17 años. Se llevaron a cabo evaluaciones cognitivas, conductuales y psiquiátricas.
 
Evaluaciones psiquiátricas, más entrevistas semiestructuradas, recavaron información acerca de los antecedentes personales, familiares, médicos y sociales, entre otros. Ante la sospecha de síntomas psicopatológicos, los adolescentes fueron derivados a un psiquiatra.
 
El Registro Nacional de Hospitalización Psiquiátrica incluyó un listado completo de los diagnósticos en el momento del alta hospitalaria. Todos los hospitales psiquiátricos, hospitales de día y unidades psiquiátricas debieron informar las admisiones y altas a este registro. A partir de ello, se seleccionaron pacientes con diagnóstico de esquizofrenia en el momento del alta hospitalaria.

Resultados
El 0.3% de los 371. 603 adolescentes no psicóticos evaluados por la Junta Militar fue hospitalizado durante el seguimiento posterior, debido a la presencia de esquizofrenia.
Al estandarizar los datos, teniendo en cuenta la edad y el nivel socioeconómico, se observó que el aumento de la densidad poblacional y de la vulnerabilidad se asoció con un incremento del riesgo de presentar esquizofrenia.
La correlación entre la densidad poblacional y la vulnerabilidad para presentar esquizofrenia fue mínima. En cambio, la correlación entre el funcionamiento social y cognitivo fue mayor.
El efecto del aumento de la densidad poblacional fue mayor para los individuos vulnerables en comparación con aquellos que no lo eran y su riesgo diferencial fue 10 veces superior.
Los resultados permiten afirmar que el efecto del aumento de la densidad poblacional respecto del riesgo de esquizofrenia es especialmente relevante para los adolescentes con un funcionamiento social y cognitivo inadecuado.
Conclusiones
La residencia en áreas de mayor densidad poblacional aumenta el riesgo de hospitalización por esquizofrenia en individuos vulnerables. Esta vulnerabilidad se expresa en la disminución de las capacidades sociales y cognitivas.
 
Dado que el desempeño social y cognitivo se encuentra afectado, al menos parcialmente por factores genéticos, los resultados deben interpretarse como un ejemplo de interacción entre los genes y el entorno, que influye sobre el riesgo de esquizofrenia. Asimismo, la investigación descubre el mecanismo involucrado en la asociación entre la residencia urbana y el riesgo de esquizofrenia.
Diversas investigaciones anteriores demostraron que los trastornos del funcionamiento social y cognitivo se asocian con el riesgo genético de presentar esquizofrenia. La residencia en una ciudad puede asociarse con influencias ambientales como el estrés, el empleo de drogas ilegales, la pobreza y el hacinamiento, entre otros factores.
La interacción entre los genes y el medio ambiente, puede tener lugar cuando un individuo vulnerable para la aparición de esquizofrenia experimenta el estrés asociado con la residencia en grandes ciudades y las exigencias que esto supone. Esta vulnerabilidad puede expresarse en términos de deterioro del funcionamiento social y cognitivo. En coincidencia, se halló una asociación entre el estrés y la aparición de esquizofrenia.
 
En otras investigaciones también se informó que los individuos con antecedentes familiares de trastornos psicóticos que viven en ciudades presentan un riesgo especialmente elevado de esquizofrenia.
Los resultados indican que el aumento de la densidad poblacional tiene un efecto independiente sobre el riesgo de esquizofrenia, más allá del funcionamiento social y cognitivo. Asimismo, los hallazgos permiten confirmar datos anteriores, que señalan que el nivel socioeconómico previo a la aparición de la enfermedad no es la causa de la asociación entre la esquizofrenia y la residencia urbana.
 
Los investigadores concluyen que el riesgo de esquizofrenia puede aumentar cuando un individuo, con predisposición genética, debe enfrentarse con las exigencias de la vida en la ciudad. Esta predisposición genética se expresa como un deterioro del funcionamiento social y cognitivo.

OSTEOPOROSIS EN NIÑOS 
La osteoporosis (OP) es un problema cada vez más reconocido en la práctica pediátrica A raíz de ello se efectuó una investigación  en el Hospital de Niños de Birmingham, Reino Unido.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la OP es un trastorno esquelético sistémico, caracterizado por la disminución de la masa ósea y por el deterioro de la microarquitectura del tejido óseo, con el consiguiente incremento en la fragilidad del hueso y en la susceptibilidad a las fracturas. 
Se desconoce la relación entre la densidad ósea y el riesgo de fracturas en los pacientes pediátricos con enfermedades crónicas; no es posible definir umbrales por debajo de los cuales se incremente el el riesgo.Por otra parte, las mediciones de densidad ósea están afectadas por el tamaño corporal y, es probable, que un paciente con baja talla tenga una baja densidad ósea y se caratule inadecuadamente como con OP.
Actualmente, la definición de OP en los pacientes pediátricos, según señalan los autores de esta investigación, debe incluir la presencia de fracturas en asociación con masa ósea disminuida.
 
La osteopenia – paso previo a la osteoporosis- se vincula con una reducción en la cantidad de tejido óseo, frecuentemente se observa  la disminución en la densidad ósea en las radiografías, en ausencia de fracturas. Por otra parte, la disminución de mineral es causada por una reducción en la matriz ósea mineralizada, por lo general secundaria a la deficiencia de vitamina D.
La enfermedad más común que produce la OP primaria es la osteogénesis imperfecta, por una síntesis defectuosa de colágeno. Su incidencia es de 1 en 10. 000 a 1 en 20. 000 nacimientos.
Además de la frecuencia de fracturas por traumatismos mínimos, los pacientes afectados por lo general tienen hipermovilidad articular, hematomas frecuentes, pies planos y limitación funcional.
 
Diversas enfermedades crónicas pueden producir retraso puberal, como la anorexia nerviosa, la afección de la médula ósea, una deficiencia que conduce a enfermedad cardíaca debido a radioterapia o a quimioterapia, problemas cromosomáticos, el síndrome de Turner (presencia de un solo cromosoma X) y la deficiencia enzimatica. Diferentes estudios demostraron que los trastornos de la pubertad provocan la reducción de la densidad ósea, aunque no hay pruebas de que estos trastornos incrementen el riesgo de fracturas durante la adolescencia.

La desnutrición o el peso corporal bajo pueden deberse a causas como la anorexia nerviosa, las enfermedades sistémicas crónicas, la enfermedad inflamatoria intestinal, la fibrosis quística y las neoplasias, entre otras. Los factores asociados con estas condiciones, como el consumo escaso de calcio y de proteínas, contribuyen a la aparición de OP.

Por otra parte, los autores refieren que los corticoides producen diversos efectos sobre el metabolismo cálcico y óseo. Producen una reducción en la formación del hueso; también inhiben el aumento de la resorción ósea, disminuyen la absorción intestinal de calcio y ocasionan un incremento en la excreción renal tubular de calcio. Además, los corticoides pueden provocar un retraso del crecimiento que lleva al retardo puberal. Estos fármacos afectan principalmente provocando fracturas por compresión vertebral. 


Enlaces relevantes:

·                          http://osteoporosis ni?os corticoides

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo
1 mayo 2009 5 01 /05 /mayo /2009 13:17

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA NO CONTAGIARSE

DE LA INFLUENZA PORCINA

Los síntomas de la influenza porcina en las personas son similares a los de la influenza estacional común y se incluyen fiebre, letargo, falta de apetito, tos, estornudo. Algunas personas con influenza porcina han reportado también secreciones nasales, dolor de garganta, náuseas, vómitos y diarrea.

Las personas no pueden contraer influenza porcina por comer carne de cerdo o derivados. No ostante, si se cocina la carne de cerdo a una temperatura interna de aproximadamente 71° C (160° F), se eliminan los virus de la influenza porcina, como también otras bacterias y virus.

Esta influenza se puede transmitir directamente de los cerdos a las personas y de las personas a los cerdos. Las infecciones en seres humanos tienen más probabilidad de ocurrir en quienes están en contacto cercano con cerdos infectados, como los que trabajan en criaderos.

Diagnóstico
Para diagnosticar una infección por influenza porcina, por lo general se debe recoger una muestra de secreción del aparato respiratorio entre los primeros 4 a 5 días de aparecida la enfermedad (cuando una persona infectada tiene más probabilidad de diseminar el virus). Sin embargo, algunas personas, especialmente los niños, pueden propagar el virus durante 10 días o más.

Existen cuatro medicamentos antivirales diferentes que están autorizados en los Estados Unidos para el tratamiento de la influenza: amantadina, rimantadina, oseltamivir y zanamivir. Aunque la mayoría de los virus de la influenza porcina han sido sensibles a los cuatro tipos de medicamentos, los siete virus más recientes de la influenza porcina son resistentes a la amantadina y la rimantadina. En la actualidad, se recomienda el uso de oseltamivir o zanamivir para la prevención y el tratamiento.Se puede encontrar más información sobre las recomendaciones para el tratamiento en el sitio www.cdc.gov/flu/swine/recommendations.htm.

Médicos: ¿cuándo sospechar la enfermedad?

Los médicos deben considerar la posibilidad de que tengan una infección por el virus de la influenza porcina, los pacientes que exhiban una enfermedad respiratoria febril.

Si se sospecha que es una infección de influenza porcina, los médicos deben tomar muestras de secreciones del aparato respiratorio para hacer pruebas de detección de la influenza porcina y guardarlas en un refrigerador (no en el congelador). Una vez que se tome la muestra, el médico debe contactar al departamento de salud estatal o local para agilizar el transporte y facilitar un diagnóstico oportuno en un laboratorio estatal de salud pública.

 
Difundir información para prevenir el contagio

Se piensa que la influenza se propaga principalmente de
 persona a persona cuando las personas infectadas tosen o estornudan. Hay muchas cosas que usted puede hacer para prevenir  la influenza y propagarla:

Hay medidas diarias que usted  puede seguir para mantenerse saludable.

    * Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar. Tire el pañuelo a la basura después de usarlo.

    * Lávese las manos a menudo con agua y jabón, especialmente después de toser o estornudar. Los desinfectantes para manos a base de alcohol también son eficaces.

    * Trate de no tocarse los ojos, la nariz ni la boca. Esta es la manera como se propagan los gérmenes.

Trate de evitar el contacto cercano con personas enfermas.

    * Se piensa que la influenza se propaga principalmente de persona a persona, cuando las infectadas tosen o estornudan.

    * Si se enferma, se recomienda que se quede en casa, que no vaya al trabajo o a la escuela y que limite el contacto con otras personas para evitar infectarlas con la enfermedad.

Enlaces relacionados

INFLUENZA: Pigs, People and Public Health (Fact sheet, hoja informativa en inglés)

 www.cdc.gov/flu/swine/recommendations.htm.

 

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo
1 mayo 2009 5 01 /05 /mayo /2009 12:01

EL ACEITE DE OLIVA 
REDUCE LA HIPERTENSION ARTERIAL

El consumo de grasas monoinstauradas y especialmente el aceite de oliva bajan los niveles de presión o el riesgo de hipertensión. Esta aseveración la sostiene un especialista de Navarra, España, Jorge Alonso.
La hipertensión arterial es uno de los principales problemas de salud pública, tanto por su elevada prevalencia como por el impacto que tiene sobre la salud cardiovascular de la población. Afortunadamente, distintos factores del estilo de vida, como mantenerse físicamente activo o controlar el peso, pueden contribuir a su prevención.
 
En cuanto a la dieta, se ha demostrado claramente que la presión arterial disminuye cuando se siguen las siguientes recomendaciones preventivas: reducir la ingesta de sodio y alcohol y aumentar el consumo de frutas y verduras.
 
No está tan claro, sin embargo, qué papel juegan las grasas en general en la hipertensión arterial. No obstante, sí parece evidente que un tipo particular de grasas, las grasas monoinsaturadas (aquellas con un único enlace doble en su cadena de átomos de carbono), pueden ser un ingrediente a añadir en la receta para la prevención.

Controversias
Durante los años ’80 y principios de los ’90, diversos estudios epidemiológicos efectuados principalmente en los Estados Unidos no encontraron ninguna asociación beneficiosa entre la ingesta de grasa total y de sus distintos subtipos y los niveles de presión arterial. Más aún, algunos referían un posible incremento del riesgo de hipertensión arterial (HTA) asociado a una mayor ingesta de las grasas monoinsaturadas. 
Al contrario, posteriormente, en poblaciones del sur de Europa otra investigación comprobó que un alto consumo de grasas monoinsaturadas parece asociarse a un menor riesgo de HTA.
 
Esta heterogeneidad en los resultados podría explicarse por el distinto origen dietético de las grasas en ambas regiones. En los Estados Unidos y el norte de Europa la mayor parte del consumo de grasas monoinsaturadas procede de productos cárnicos, acompañándose de un elevado porcentaje de grasas saturadas, mientras que en el sur de Europa el aceite de oliva representa la mayor fuente de ellas.

Asignan relevancia al aceite de oliva
Merecen especial atención dos estudios poblacionales en regiones mediterráneas. El primero fue realizado en Grecia, donde se valoró simultáneamente la dieta y la presión arterial de más de 20. 000 individuos. Aquellos con un elevado consumo de aceite de oliva, presentaban cifras más bajas de presión arterial tanto sistólica como diastólica.
 
Más recientemente, un estudio llevado a cabo en España encontró que especialmente los varones, con un alto consumo de aceite de oliva, tenían un riesgo menor de presentar HTA. La investigación, dirigida por la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, está siguiendo a más de 16 000 graduados universitarios para valorar la asociación entre la dieta mediterránea y sus componentes, y el riesgo de hipertensión arterial, obesidad, diabetes y enfermedad cardiovascular.
 
También se realizaron ensayos en laboratorio sobre voluntarios que, al igual que los citados precedentemente, revalorizaron al aceite de oliva por su capacidad de disminuir la presión arterial, especialmente el aceite de oliva virgen (no refinado)
Por último, es interesante señalar la existencia de un ensayo clínico en el que un grupo de hipertensos recibió una dieta rica en aceite de oliva o en aceite de girasol (rico en grasas poliinsaturadas). Quienes siguieron la dieta rica en aceite de oliva necesitaron menos medicación antihipertensiva.

Porqué el aceite de oliva previene la hipertensión arterial
En primer lugar, es probable que una ingesta elevada de grasas monoinsaturadas produzca un cambio favorable en el perfil lipídico de las membranas celulares.
 
Otro posible mecanismo deriva de la resistencia del aceite de oliva a la formación de compuestos polares cuando se utiliza para freír alimentos.
 
Los compuestos de este aceite, gracias a su efecto antioxidante, pueden inhibir la producción de especies reactivas de oxígeno. Justamente, estas especies, causan disfunciones y a largo plazo es posible que conduzcan a la hipertensión.


PEQUEÑAS CANTIDADES DE CHOCOLATE NEGRO

BAJAN LA PRESION ARTERIAL

El Hospital de Colonia, Alemania, sostiene que la ingesta de pequeñas cantidades de chocolate negro, ricas en flavonol, actúa como un hipotensor. No obstante, los profesionales alemanes señalan que si bien se trata de una modificación en el comportamiento fácil de mantener, deberían continuarse estudios en este sentido a largo plazo.
El consumo habitual de bajas cantidades de chocolate negro produjo reducciones progresivas de presión arterial en las personas ancianas con prehipertensión o hipertensión arterial estadio I, sin inducir aumento de peso ni otros efectos adversos.
Debido a la pequeña contribución energética, nutricional y electrolítica de las dosis de chocolate administrado, no se observaron cambios en el ingreso de energía, peso, lípidos, glucosa y en el análisis de orina. Tampoco se comunicaron efectos adversos durante el estudio y ninguno de los individuos estudiados alcanzó el umbral de presión arterial predefinido para el tratamiento farmacológico.
 
Un hallazgo interesante de esta investigación es que pequeñas cantidades de cacao, disponibles comercialmente, confieren un efecto no sólo hipotensor similar al alcanzado con modificaciones en la dieta, sino que además resultaron eficaces para reducir la tasa de eventos cardiovasculares. Los autores remarcaron que esta ingestión puede ser una estrategia de comportamiento promisoria para descender la presión arterial en individuos con valores por encima del nivel óptimo.
 
Otro hallazgo no menos importante consiste en que se asoció un incremento en los niveles circulantes del vasodilatador S-nitrosoglutatión, lo que sugiere un papel causal de esta sustancia en la regulación de la presión arterial. Si bien la magnitud de la reducción fue pequeña, los efectos fueron clínicamente sustanciales. Esto significa que disminuye el riesgo relativo en la mortalidad por accidente cerebrovascular en 8%, de mortalidad por cardiopatía isquémica en 5% y de mortalidad total, en 4%.
 
Entonces, el alto grado de reducción del riesgo relativo, de cerca del 50% en la mortalidad cardiovascular o por todas las causas, sugiere que el cacao u otros componentes de la dieta se pueden asociar con efectos cardioprotectores adicionales más allá de la reducción de la presión arterial.
Los autores señalan que otras investigaciones también comunicaron que el cacao reduce la presión arterial (PA), no obstante lo cual debe seguir investigándose si las personas pueden verse afectadas por la alta cantidad de azúcar, grasa y calorías aportados por los productos con cacao.
 
Métodos
Se evaluaron durante 18 semanas 119 personas de 55 a 75 años con buen estado de salud, excepto por la presencia de prehipertensión o hipertensión arterial , sin tratamiento antihipertensivo o suplementos nutricionales y con perfiles lípídico y glucémico normales.Fueron evaluados sus hábitos alimentarios y mediante estudios permanentes de laboratorio.

 

 

LA DISFUNCION ERECTIL PUEDE SER LA EXPRESION

DE TRASTORNOS DE SALUD
Ante la consulta de hombres de edad avanzada por disfunción eréctil (DE), la asistencia médica no debería limitarse al manejo de dicha dificultad en forma aislada, sino que debiera incluir el estudio de otras áreas de la salud. Más aún teniendo en cuenta que la disfunción sexual suele asociarse con la presencia de síndrome metabólico.

Así lo indica la Universidad de Columbia, Estados Unidos, que informa que en los hombres, la salud sexual puede representar el portal de su salud general. El diagnóstico y tratamiento de los síntomas sexuales puede presentar el beneficio de la identificación y manejo de otras entidades de importancia como la obesidad, la diabetes, la hipertensión y la hiperlipidemia (demasiados lípidos en la sangre).
Estas enfermedades, junto con la disfunción sexual, han sido tradicionalmente consideradas como entidades independientes que afectan a hombres de edad avanzada y requieren tratamiento por parte de diferentes especialistas. Sin embargo, en la actualidad se cree que los mencionados trastornos parecen estar relacionados entre sí en su etiología, manifestaciones, estrategia diagnóstica y tratamiento.
La obesidad, con acumulación preferencial de grasa en la zona intraabdominal, se vincula con síndrome metabólico, el cual comprende la combinación de hipertensión, dislipidemia (alteración del metabolismo de los lípidos) y alteración de la tolerancia a la glucosa.
Según estudios norteamericanos, existe una asociación entre los niveles bajos de testosterona y de globulina fijadora de hormonas sexuales, y la presencia de síndrome metabólico. Pero, aunque se desconoce el mecanismo de causa y efecto, se cree que los niveles bajos de testosterona predisponen a la aparición de adiposidad visceral y que, esta última, suprime la producción de testosterona.
Hay una correlación positiva entre los niveles de testosterona y la sensibilidad a la insulina, al igual que una asociación negativa entre la primera variable y el riesgo de presentar diabetes mellitus tipo 2 (crónica).
También se ha constatado una relación entre los valores de testosterona y la adiposidad y los niveles de insulina y leptina (hormona producida por células grasas).
En los hombres obesos se observó una atenuación de la amplitud de los pulsos de secreción de la hormona proteínica segregada por la glándula pituitaria, sin alteración de la frecuencia de éstos, lo cual parece indicar una disminución de la estimulación de la producción testicular de testosterona.
 
En la actualidad existe una tendencia a considerar a la disfunción eréctil no como una entidad aislada sino como parte del proceso de envejecimiento. Los niveles circulantes de testosterona se relacionan con ciertos factores etiológicos de la DE, como la enfermedad aterosclerótica y la diabetes mellitus.
De esta manera, los trastornos sexuales masculinos representan una puerta de entrada para la identificación de patologías en otras áreas. La aparición de testículos no funcionales a edades avanzadas probablemente representa la expresión de otros trastornos en la salud.
En un estudio anterior se constató la asociación entre los niveles bajos de testosterona y el incremento de la mortalidad en la población masculina añosa.
 
En general, los hombres muestran cierta negación a la presencia de trastornos en su salud, aún a edades avanzadas. Sin embargo, la disfunción eréctil (DE) es considerada por la mayoría de los hombres como una entidad que afecta significativamente su calidad de vida, por lo cual puede inducirlos a buscar ayuda médica.
Las causas demuestran una elevada concordancia con las causas de enfermedad cardiovascular. En consecuencia, ante pacientes que consultan por DE, no sólo debe tratarse dicho trastorno sino que también deberían diagnosticarse y tratarse, en forma adecuada, los factores de riesgo cardíacos potencialmente presentes.

.

LA CONSTIPACIÓN SE RELACIONA

CON CRISIS EMOCIONALES

Un estudio norteamericano asegura que una de las razones que generan angustia está relacionada con problemas intestinales. La constipación crónica está íntimamente relacionada con las crisis emocionales, afirmó una investigación realizada en Gainesville, Estados Unidos.

Los especialistas definen a la constipación como la presencia de menos de tres deposiciones semanales, aunque aseguran que los pacientes pueden manifestarla en forma independiente de la cantidad de movimientos intestinales. Es más frecuente en mujeres y en la población de mayor edad.
La modalidad crónica incluye los casos con tránsito intestinal normal o lento, los trastornos en la percepción visceral (con dolor gastrointestinal de gravedad) o una combinación entre ambos.
Cuando una persona se acerca a un especialista para realizar una consulta al respecto, lo primero que hace el profesional es determinar si la situación está o no relacionada con causas secundarias o biológicas.
Descartado este punto, el tratamiento se orienta al cambio del estilo de vida. Por lo general, aquellas personas que sufren de constipación crónica desarrollan procesos de angustia emocional, debido al nivel en que se ve afectado el desarrollo de sus actividades cotidianas.
La cura incluye días perdidos por actividad restringida, reposo o internación, y afecta la calidad de vida en los aspectos físico y social. El dolor corporal atenta contra la salud general y la vitalidad.
 
Además, se vincula con ciertas complicaciones físicas como impacto intestinal, fisuras, hemorroides, obstrucción intestinal, úlceras rectales, filtración fecal y perforación intestinal.
 
Las modificaciones recomendadas en el estilo de vida incluyen cambios en la alimentación, la realización de ejercicio físico y la dedicación de una cierta cantidad de tiempo para la evacuación intestinal.
 

LA VITAMINA C PREVIENE EL CANCER
Un estudio realizado en Bethesda, Estados Unidos, revela que la ingesta de alimentos con elevado contenido de vitamina C se asocia con menor incidencia de ciertas neoplasias (boca, esófago, estómago, colon o pulmón). Aunque no puede afirmarse que la vitamina específicamente sea responsable de ese efecto, los expertos recomiendan aumentar el consumo en la dieta de frutas y vegetales con alto contenido de vitamina C, como manzanas, espárragos, bayas, brócoli, repollo, melón, coliflor, cítricos, kiwi, pan y granos fortificados, papas, espinaca y tomates.

Esta vitamina resulta indispensable para la formación de colágeno en los huesos, el cartílago, los músculos y los vasos sanguíneos. Además, colabora con la absorción del hierro. Sus fuentes naturales son los cítricos y los vegetales.
La deficiencia aguda de la vitamina C causa escorbuto, enfermedad con consecuencias potencialmente graves, que debe tratarse con aportes de dicho compuesto. Afecta el escorbuto a las personas desnutridas y, de no recibir tratamiento, puede causar alteraciones neurológicas graves, convulsiones e incluso muerte repentina.
También requieren aporte vitamínico C las mujeres embarazadas y los lactantes que reciben leche, sin suplementos adicionales.
 
Científica y epidemiológicamente, se ha confirmado que los niños con una alimentación rica en vegetales y frutas, de por lo menos cinco porciones por día, tienen un menor riesgo de presentar obesidad infantil, de contraer cáncer y de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Es sabido que los hábitos de alimentación que se adquieren durante la niñez es más facíl que persistan hasta el sujeto adulto.

 

EL EXCESO DE BRONCEADO PUEDE SER ENFERMIZO
La tanorexia, o adicción al bronceado, es una necesidad obsesiva para lograr un tono de piel más oscuro, ya sea tomando sol o en camas solares .Quienes padecen esta patología creen que obtienen un tono muy inferior al que poseen en realidad. Su edad oscila entre 25 y 35 años.

Un grupo de dermatólogos norteamericanos publicó en 2005, en Medical News Today, un estudio que demuestra que los tanoréxicos experimentan una pérdida del control de sus límites, no pudiendo detener el proceso de bronceado , aún cuando su piel ya está morena. La adicción al bronceado es producida por una liberación de opiodes mientras se toma sol. Los individuos que se exponen al sol con asiduidad, al cortar el ciclo, sufre un grave síndrome de abstinencia.  
En casos extremos, se presenta un trastorno dismórfico corporal. Esto significa un trastorno mental: la persona se torna excesivamente crítica en relación a su físico o imagen, tanto sea real o imaginada, como sería el caso de la anorexia.
 
Los síntomas frecuentes de esta patalogía son los siguientes:
 
• ansiedad excesiva por no perder el tono obtenido;
• competencia entre compañeros para ver quién puede conseguir el bronceado más oscuro;
 
• la frustración crónica sobre el color de la piel, cuando la persona afectada sigue convencida que su tono es inferior de lo que es en realidad.
Ignoran las precauciones que se deben tomar  y las enfermedades que están relacionadas con la piel y la luz solar.
• Desde hace varios años los dermatólogos y otros especialistas sostienen que los tanoréxicos son clientes frecuentes de las camas solares y que aprovechan cualquier escapada a una piscina, playa o jardín para tenderse bajo el sol, en tanto los rayos UV son su principal deleite.
• En los últimos cinco años, tener una piel con tono dorado se ha convertido en una tendencia y, más aún, socialmente, el hecho de mostrar un bronceado permanente representa un alto status y simboliza belleza y glamour.
• Ya se detectan casos de adolescentes que a partir de los 14 ó 15 años quieren tener la piel sumamente bronceada, pecas en el pecho y la espalda, características que, desde su visión de la estética, son lindas.
• La adicción se da tanto en hombres como en mujeres. que tienden a broncearse al menos dos o tres veces cada 21 días, porque es el tiempo en que las células se reproducen y devuelven el tono natural.
 
• Antes, estos casos de daño solar acumulado, se detectaban en personas de 45 años en adelante y ahora se han encontrado en adolescentes, que alejados de los cuidados paternos, no usan protector.

Poco saludable
• En 2006, un estudio hecho por la Universidad Wake Forest dejó ver que los tanoréxicos, al exponerse a los rayos UV, sienten euforia y placer; cada vez que se asolean o entran a un solarium su organismo produce endorfinas que brindan una sensación de bienestar al alejar el dolor.
• Con las sesiones de bronceado repetidas se produce un cambio en la síntesis de la regeneración celular llamado fotodaño, y las personas tienen más probabilidades de adquirir un cáncer. De hecho, con cada exposición al sol se incrementa un 10 por ciento esta posibilidad.
• Desde el año 2000 a la fecha se incrementaron entre el 7.5 y el 10 por ciento los casos de cáncer en la piel. Un bronceado excesivo significa daño celular. Lo mejor es utilizar un protector. Ante un problema como la tanorexia o graves quemaduras, no queda más que acercarse a un especialista y tratarse de inmediato.

Daño Solar
• Se experimenta envejecimiento prematuro, la piel se ve deshidratada y necesita mayor cantidad de tratamientos y cremas. Además, hay textura rugosa.
• Si la piel adquiere un tono dorado se debe a un daño celular porque este órgano se oscurece para protegerse. Si se incide en esta adicción, es probable adquirir cáncer de piel.
• El 70% de las arrugas son por daño solar.
• En la dermatología se dice que no existe un bronceado saludable.
• Hay cremas que resultan menos peligrosas, porque tienen filtro para los rayos A, que son los más dañinos.
• Las camas bronceadoras utilizan rayos UVA, relacionados con el melanoma, un cáncer peligroso.
• Especialistas del Departamento de Dermatología del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan advirtieron que 80% de los daños provocados por exposición a sol (cáncer, arrugas, piel curtida y problemas de la vista) ocurren antes de los 18 años de edad.
El tipo de cáncer que la población conoce es el melanoma maligno, pero no es el único. El tipo más común es el carcinoma basal, y el carcinoma epitelial, que causan desfiguración local, pero raramente se diseminan a otras partes del cuerpo.

 

UNO DE CADA DIEZ ARGENTINOS TIENE ASMA 

 El Hospital San Bernardo de;Salta, Argentina, concretó un estudio epidemiológico del cual surge que uno de cada diez habitantes argentinos padece asma.

Se trata de la enfermedad crónica más común en el mundo y su frecuencia se elevó en forma considerable en las últimas dos décadas, fundamentalmente entre la población pediátrica.

Tiene prevalencia en distintas ciudades de la Argentina. El estudio mostró una prevalencia semejante en las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Córdoba, inferior al 12%; por lo que se confirma que en la Argentina, en promedio, uno de cada 10 habitantes es asmático.

Factores de riesgo
La atopia,una manera de ser que condiciona el desarrollo de procesos de hipersensibilidad, más el sexo, representan factores que predisponen al asma. Por ejemplo, el eccema y la rinitis (la obstrucción nasal que dificulta la respiración, mientras elimina una secreción acuosa) constituyen factores independientes de riesgo de aparición de asma. El sexo masculino predispone al asma en la infancia y el sexo femenino, en la adolescencia.

Entre los factores causales se incluyen los alérgenos (ácaros, pólenes, epitelio de animales, hongos aerógenos y cucarachas) y los agentes sensibilizantes ocupacionales. Entre estos últimos, caben destacar las proteínas animales (pelos y orina de ratas), vegetales (harina de trigo), insectos (ácaros de cereales), enzimas (papaína, del fruto de la papaya) y legumbres (soja). En términos del asma ocupacional, debe distinguirse entre los agentes causales per se de los que agravan una situación previa.

Los factores que contribuyen son las infecciones respiratorias y el tamaño de las vías aéreas en lactantes, el sobrepeso, la dieta, y los contaminantes ambientales, entre ellos, la polución ambiental y el hábito de fumar.

Se considera que las infecciones virales no son factores causales; en cambio están fuertemente asociadas con asma infecciosa en la infancia que tiene un pronóstico favorable por ser autolimitada. Los virus, especialmente el virus respiratorio sincitial (la causa más frecuente debronqiolitis), son factores desencadenantes; en adultos, mientras que ciertos gérmenes (Chlamydiaspp y Mycoplasma spp) parecen incrementar la gravedad del asma.

El sobrepeso sería un factor de riesgo de asma, independientemente del sexo y de la actividad física. El menor consumo de algunos alimentos también reduciría el riesgo.El humo del tabaco, tanto para fumadores activos como pasivos, representa un importante factor de riesgo, lo mismo sucede con los productos de combustión de los motores diesel, el dióxido de nitrógeno, de azufre y el ozono.

Historia de la enfermedad

La dermatitis atópica, enfermedad inflamatoria de la piel, que se caracteriza por alteraciones de morfología y topografía, la alergia alimentaria y la sensibilidad a aeroalèrgenos (partículas transportadas por el aire) son capaces de producir alergia respiratoria, cutánea o conjuntival ypredisponen a la aparición de asma.

Debe distinguirse entre pacientes con sibilancias transitorias (silbidos en el pecho), esporádicas y limitadas y aquellos con sibilancias persistentes. El primer caso corresponde a los asociados con infecciones virales, con buen pronóstico. En los últimos, suele haber elevación de los niveles de inmunoglobulina E, sensibilidad a alérgenos y antecedentes familiares de alergia.

En un estudio de asma en la infancia se comprobó que el 30% a 50% de los afectados estarían asintomáticos al llegar a la pubertad; sin embargo, los síntomas pueden reaparecer en la adultez.

Sólo el 5% a 10% de los que tuvieron asma leve en la infancia, tendrían asma grave con posterioridad. El riesgo de aparición de asma en la edad adulta es menor; está relacionado fundamentalmente con la sensibilización ocupacional. En enfermos con evolución prolongada de la patología es difícil hacer la distinción entre asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Eficacia de las medidas terapéuticas y sanitarias
Con la introducción de los corticoides inhalatorios se logró un avance importantísimo en el tratamiento de enfermos con asma. Existen numerosas guías y consensos para el correcto abordaje de los pacientes; sin embargo, una investigación realizada en el año 2000 mostró que sólo el 5% de los pacientes utilizaba este tipo de fármacos.

Mortalidad por asma
Todavía se registran casos de mortalidad por asma a pesar de los mejores procedimientos diagnósticos y terapéuticos. En la Argentina, el índice de mortalidad en la década del 80 fue de 3.38 por 100 000, mientras que al ajustarlo por edad fue de 0.68 (5-34 años). En 1992, este último parámetro se elevó a 1.76 pero descendió progresivamente hacia 1997 con un valor de 0.20, en relación con los cambios en la terapia en ese período. En este aspecto, es fundamental considerar la intervención del especialista, que permite reducir el índice de internaciones y de complicaciones.

Costos de la enfermedad
 El asma puede consumir entre el 5% y 15% del ingreso familiar. Nuevamente, la intervención del especialista se asocia con menor costo hospitalario, con mejoría de la calidad de vida y con aumento del rendimiento laboral. Estos puntos justifican ampliamente el gasto que significa el uso de los esteroides tópicos(sprays que actúan para reducir los síntomas).

PROPIEDADES ANTIINFLAMATORIAS DEL ACEITE DE OLIVA

En Córdoba, España, investigadores del Hospital Universitario Reina Sofía, realizaron un estudio del cual se desprende que algunos micronutrientes del aceite de oliva actúan de manera similar a la de los fármacos antiinflamatorios.

 

Los resultados de este trabajo demuestran que el consumo de aceite de oliva tiende a bajar procesos inflamatorios en personas sanas.

Asimismo, el Hospital evaluó el consumo de dietas con diferente composición grasa, basadas en aceite de oliva virgen extra, nueces y mantequilla, y observaron que la ingesta de aceite de oliva virgen es la que más propende a bajar los mediadores inflamatorios, mientras que la dieta rica en nueces tiene un efecto intermedio y la dieta rica en mantequilla perjudica la inflamación.

La característica fundamental del aceite de oliva es su abundancia en antioxidantes, convirtiéndolo en una grasa única. Reduce la concentración plasmática de otras moléculas, que se expresan en las paredes de los vasos sanguíneos y que favorecen la inflamación. Así, el Hospital corroboró el efecto beneficioso del consumo de aceite de oliva en la mejora del proceso inflamatorio, reconociendo además su alta riqueza en micronutrientes.

El doctor Pablo Pérez Martínez, jefe del equipo de investigación, recordó que el aceite de oliva es una grasa única que también “reduce el colesterol perjudicial, disminuye la presión arterial, mejora el control de la diabetes y baja la tendencia a producir trombosis”.

LA ACTIVIDAD FISICA

REDUCE EL NIVEL DE DEPRESION Y ESTRES


Existe una relación entre el incremento de la actividad física y la disminución del nivel de depresión. Por lo tanto, alentar a los pacientes depresivos para que mantengan y aumenten la actividad física, tendría beneficios inmediatos sobre su enfermedad.

 

Una investigación estadounidense parte de la premisa de que las personas que realizan más actividad física, tienen menores probabilidades de presentar cuadros depresivos.

 

 

 

La causa de esta relación es desconocida, pero se cree que la misma se vincula con el aumento de los niveles de serotonina y endorfinas, que favorecen la resistencia, el control y dominio, la eficacia y, además, la disminución de la reactividad ante el estrés.

 

Lo innovador de la investigación consiste en que ningún estudio previo evaluó la actividad física como una estrategia para enfrentar un episodio estresante. 

Evaluación
Se evaluaron más de 1.500 pacientes depresivos mayores de 18 años, de ambos sexos, que fueron seguidos durante 10 años, excluyéndose a los individuos con diagnóstico simultáneo de trastornos neurológicos, metabólicos, maníacos o relacionados con el uso indebido de sustancias.
 

El índice de actividad física se obtuvo mediante la sumatoria de los resultados de cuatro ítems: 1) práctica de natación o tenis con amigos, 2) actividades físicas con la familia, 3) caminatas con amigos, 4) caminatas junto a familiares.

 

Se asoció el ejercicio con la frecuencia con que los pacientes se ejercitaron para afrontar un problema importante, o un evento estresante, y la cantidad de sucesos vitales negativos durante los tres meses previos al inicio de las actividades físicas.

 

Conclusiones

La actividad física contrarresta casi totalmente el efecto sobre la depresión que tienen los eventos vitales negativos. Tendría beneficios inmediatos, alentar a los pacientes depresivos para que aumenten y mantengan la actividad física compartida con familiares o amigos.

 

Los resultados coinciden sobre la eficacia del aumento del nivel de actividad física, en cuanto al tratamiento de pacientes con cuadros depresivos leves a moderados. 

Las personas con un nivel de depresión inicialmente más elevado presentaron una tendencia más rápida de recuperación.

 

Al igual que la actividad física, el ejercicio sería un amortiguador de la relación entre los eventos vitales negativos, las condiciones clínicas y el nivel total de depresión.


Ante un incremento de actividad física, el grado de depresión global asociada fue más bajo. En todas las oportunidades de evaluación, el aumento de ejercicios se acompañó de una disminución del puntaje correspondiente a la depresión de 2.24 puntos.

 

Frente a la presencia de un disturbio clínico, aumentó la depresión global 3.27 puntos. No obstante, cada incremento de la actividad física disminuyó el nivel de depresión global a 0.90 puntos.

 

Además, habiéndose hallado que cada evento vital negativo provocaba un aumento de 3.90 puntos en el nivel de depresión, la actividad física disminuyó este puntaje.

 

Un menor grado de depresión posibilita la realización de más actividad física que, a su vez, contribuirá a disminuir el nivel de esta enfermedad.

 

Si bien motivar a los pacientes depresivos para que realicen actividad física no es fácil, vale la pena intentarlo.

 

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo
1 mayo 2009 5 01 /05 /mayo /2009 11:16

CLAVES PARA ENTENDER EL NUEVO VIRUS DE INFLUENZA PORCINA

Este nuevo virus, denominado A (H1N1), contiene ADN de los virus de las gripes aviaria, porcina y humana. El temor reside en su veloz propagación, ya que tiene la capacidad de transmitirse con facilidad de una persona a otra y ninguno tiene inmunidad natural.Se contagia igual que el virus de la gripe estacional.

·                                 Síntomas

La gripe porcina presenta los síntomas gripales comunes:fiebre alta, tos, dolores de cabeza y musculares intensos, cansancio, flujo nasal, falta de apetito e irritaciones en la garganta y los ojos. También puede causar vómitos y diarrea graves.

·                                 Drogas y vacunas

En los últimos años muchos países almacenaron suministros de dos drogas antivirales, oseltamivir y zanamivir, pero aún no existe una vacuna para esta nueva cepa de gripe porcina. Funcionarios de salud dicen que es improbable que la vacuna de la gripe estacional proporcione protección contra la nueva gripe porcina. En tanto, la OMS está trabajando con laboratorios para, de ser necesario, comenzar a producir una nueva vacuna, pero el proceso puede llevar varios meses.

 

Toda la humanidad está amenazada por la pandemia", advirtió Margaret Chan, la directora general de la OMS, quien llamó a todos los países a poner en marcha sus planes para hacer frente a la gripe porcina, en tanto pidió a las empresas farmacéuticas aumentar la producción de antivirales.

 

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo