Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
22 marzo 2012 4 22 /03 /marzo /2012 10:54

 

VERIFICAN  COMPLICACIONES SERIAS POR PIERCIENGS

EN BOCA, GENITALES, PEZONES Y OMBLIGO

 

El 20% de las aplicaciones de piercings trae complicaciones, sobre todo en la boca, los genitales, los pezones y el ombligo.

 

 

Foco de infecciones, infertilidad, secreción de leche, hongos y bacterias

En la boca llegan a ocasionar retracción de la de encía y es un foco de infecciones, mientras que los genitales infectados pueden producir obstrucción de la uretra e infertilidad.

En los pezones dan lugar a secreción de leche; en tanto,  el ombligo es posible que se convierta en una sede de hongos y bacterias.

Los piercings son fuente de peligros graves como sangrados locales  e infecciones.

 

Alerta que en los jóvenes no impresiona

 La última investigación al respecto de reciente publicación en 'American Journal of Clinical Dermatology', advierte  que los  jóvenes debieran replantearse este tipo  procedimientos, pero “parece que el mensaje no los impresiona”.

 

·        Necesidad de prevención

Sería deseable que la juventud se informe ampliamente sobre las repercusiones en su salud y comprendieran que la prevención es un objetivo y no un enemigo, argumentó la principal autora del estudio, Anne Laumann, profesora de Dermatología en la facultad de medicina Feinberg de la Universidad Northwestern de Chicago (EEUU)..

 

Hepatitis, endocardiitis, abscesos cerebrales, daños nerviosos

Una revisión de trabajos investigativos actuales confirma que otras  consecuencias habituales son  casos de hepatitis, endocarditis y abscesos cerebrales, ambas últimas caracterizadas por infecciones.

Además, se han registrado dermatitis de contacto, mala cicatrización (conformación de queloides) y daños de orden nervioso.

 

Materiales usados, higiene, cuidados posteriores

 

Es fundamental que quien ubica los piercings disponga de suficiente experiencia, use materiales sanos, imperen en su tarea medidas de asepsia higiene y los cuidados y control imprescindibles posteriores al procedimiento.

Así lo aseguró Eduardo Fonseca Capdevila, jefe de Dermatología del Hospital Universitario de A Coruña, quien recalcó que los inconvenientes más marcados se suscitan  en la  lengua, los labios y los genitales".

 

La boca: inflamación, alergia, dolor, alteración del gusto 

El 'American Journal of Clinical Dermatology', subrayó que los 'piercings' en la boca causan numerosas lesiones bucodentales: inflamación, dolor, dificultades para hablar y masticar, alteración del gusto, sangrado, aumento de la salivación, infección y reacciones alérgicas al material.

 

Lengua y labios: fisuras, úlceras

La colocación de piercings en la lengua predispone a las hemorragias porque es un órgano con muchos vasos sanguíneos, apuntó  David Herrera, vicepresidente de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y Profesor en la Universidad Complutense de Madrid.

 

Dientes:  sarro, placa, mal aliento, daño en huesos y rotura

Estos adornos en la lengua y los labios, tras el paso del tiempo de su inserción, promueven: fisuras, abrasiones, pigmentaciones, úlceras, crecimiento exagerado del tejido cicatricial o depapilación, lo que significa la  pérdida del triángulo de encía que hay entre diente y diente.

A largo plazo se acumulan en la dentadura placa, sarro y bacterias que inflaman todos los tejidos de su alrededor, que es causa de mal aliento, explicó Herrera.

Un trauma repetido en la encía, además de su retracción, perjudica a los huesos que sostienen los dientes, con la facilidad de que se desgasten, rompan y se tornen sumamente sensibles.

 

 

·        Daño irreversible de la encía

Al respecto, en  'Dental Traumatology', se dio a conocer que por lo menos el 35% de portadores de piercing en la lengua o labios sufre al menos un 35% la merma de la encía y con un daño muchas veces irreversible.

Otros autores en el 'Journal of Periodontology' escribieron que el detrimento de la encía empieza a partir de los dos años de insertarse el piercing.

 

·        Purulencias cerebrales y dificultad de operaciones

En la boca es viable que se instalen millones de bacterias, cuyo efecto es probable que se expanda a otras  zonas del cuerpo, tal cual ocurre con las purulencias cerebrales.

El adorno en la lengua dificulta las intervenciones quirúrgicas, por ejemplo, la intubación  endotraqueal ante un traumatismo.

 

 

Genitales y transmisión de hepatitis, sífilis, VIH 

Los piercings genitales (junto con obstrucción uretral e infertilidad), favorecen las transmisiones de hepatitis, sífilis, VIH, más heridas en la mucosa que son un comienzo abierto de  contaminación.

 

Orejas: desgarros, necrosis de cartílago

En las orejas son motivo de desgarros y necrosis del cartílago, algo que se traslada en ciertas oportunidades a la nariz. Todo depende del avance de la necrosis y sus deformidades, cuya única solución es la cirugía.

 

 

 

Ombligo: infecciones perniciosas

 

Cuando se lastima el ombligo, su curación demora un año y predispone a las infecciones porque es una zona con poco aire y humedad, lo cual propende a la abundancia de hongos y bacterias, siempre perniciosos.

 

Orientación para los jóvenes

Tienen que estar debidamente informados sobre las potenciales derivaciones  negativas, elegir personas cualificadas para poner los piercings y que ellas los informen  sobre riesgos generales y particulares.

 

·        Frecuencia de reducción de encías, decadencia dental

Los establecimientos asistenciales suelen recibir gente con piercings que padecen reducción de encías y decadencia dental.

Frente a este cuadro, los especialistas aconsejan que se los quiten. Los  jóvenes no son proclives a reconocer  los conflictos que salen a la vista por ausencia de conocimientos.

Deben asegurarse de que los adornos se coloquen  en una posición que no traumatice los dientes ni la encía.

 

No a los pierciengs en adolescentes

Los más flamantes estudios proponen que los médicos – sobre todo los odontólogos- desaconsejen la aplicación de piercings y sobre todo en  los adolescentes.

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios