Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 enero 2012 4 26 /01 /enero /2012 11:10

VEINTE KILOS DE MÀS: DOBLE RIESGO DE MORIR

DE CANCER PROSTÁTICO

 

 

Quien tiene 20 kilos de más de lo que le corresponde a su talla y altura,  duplica en su vida adulta la posibilidad de morir de cáncer de próstata, anunció un reciente estudio de científicos australianos.

 

 

Obesidad y formas agresivas de cáncer mortal

 

La investigación acaba de demostrar que la obesidad predispone a formas agresivas de cáncer mortal, por lo que remarca la necesidad de mantener un peso saludable en la adultez.

Esta advertencia la manifestó Dallas English, uno de los autores del trabajo investigativo al respecto. Mereció un artículo publicado por la Revista Internacional del Cáncer, en tanto que el grupo Fairfax  difundió en Australia  los resultados constatados.

 

 

 

Nunca caer en el sobrepeso

 

"Hay que conservar un peso saludable en toda la vida adulta”, declaró English, director del Centro de Investigación en Genética y Epidemiología de la Universidad de Melbourne.

 

 

Evaluación de varones de 40 a 69 años

 

Las conclusiones derivaron del análisis de 17.000 hombres de entre los 40 y los 69 años, quienes constituyen generaciones australianas en las que la obesidad no ha sido un inconveniente sanitario generalizado.

 

Pero las cosas cambiaron mucho actualmente, con un evidente sobrepeso en los adultos; hasta la tasa de obesidad infantil se incrementó en forma dramática en el país oceánico.

 

 

Más del 40% de varones padece varios kilos de más

 

En el marco de una población de unos 22 millones de habitantes, una encuesta de salud de 2008 alertó que el 42,1 % de los varones sufre sobrepeso; en tanto, el 25,6 es obeso.

 

 

Los menores y la obesidad

La encuesta reveló los crecientes sobrepeso y obesidad en los chicos, tras examinar a unos  600.000 menores entre 5 y 17 años de edad, ubicándolos en una  tasa del 21%  dentro de la población infantil.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios