Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 noviembre 2012 2 20 /11 /noviembre /2012 10:38

TRASTORNO GENERALIZADO DEL CRECIMIENTO: DÉFICIT

CRÓNICO COGNITIVO Y SOCIAL

 

El T.G.D. es un conjunto de retrasos y alteraciones en las áreas sociales, cognitivas y de comunicación.

Incluye en el paciente un repertorio  repetitivo, estereotipado y restrictivo de conductas, intereses y actividades.

 

Cronicidad

En la mayoría de los casos la evolución del trastorno es crónica desde los primeros años de vida; en pocas oportunidades aparece luego de los cinco años de edad.

Se asocia a las características del autismo, aunque en realidad  forma parte de los T.G.D.

La apariencia física es normal.

 

Deficiencia mental e inteligencia

 

Abarca desde una deficiencia mental severa a moderada con una inteligencia límite o normal, pero siempre sujeta a una incapacidad de vincularse socialmente,  ausencia de empatía  e intereses  muy restringidos.

 

Prevalencia y gravedad según el sexo

Prevalece en varones de uno a tres años de edad, aunque la sintomatología es más grave en el sexo femenino.

Ocurre en cerca de cuatro a siete chicos de cada 10.000.

 

Causas

Las causas son variadas. La influencia de factores genéticos se ha observado en gemelos.

Es hereditario por unión al cromosoma más débil, dándose alianzas  genéticas y neurobiológicas.

 

·        Infecciones víricas

 Otro factor de peligro relevante son las infecciones víricas, en especial si las madres -en el primer trimestre del embarazo- contraen rubéola, toxoplasmosis, varicela o son portadoras de sífilis.

Se añaden complicaciones en el parto como la  hipoxia, isquemia y la hemorragia intracraneal que perjudican sobre todo a fetos de peso exiguo.

No hay conclusiones definitivas sobre los motivos del trastorno.

Un estudio publicado por M. Konstantereas en 1986 lo adjudica al hecho de que  los progenitores se han visto expuestos a un alto nivel  de productos químicos, y/o una incidencia importante de hipertiroidismo con tendencia a infertilidad y abortos de las mamás.

 

Síntomas

Los síntomas  leves o severos, son:



·        Inconciencia y desorientación

Las áreas cognitivas son lesionadas respecto a la orientación  temporal-espacial, interfiriendo en la conciencia.

 

·        Atención y memoria

Ambas son muy dispersas o concentradas selectivamente en algunos objetos que los chicos manipulan de forma improductiva y reiterada.

Los pacientes no interpretan el sentido abstracto de las cosas. La memoria les funciona irregularmente (salvo pocos con capacidad elevada de memorización)  por una  actividad concreta que les interese en demasía.

 

 

·        Coeficiente intelectual

El 40% posee un C.I. por debajo de 50.

Un 30% tendría  alrededor de 70 por un ligero retraso.

En su mayoría, no procesan información.

 

·        Afectividad

Los menores suelen evitar el contacto ocular y la voz humana.

Indiferentes al afecto, no disponen de signos emocionales externos ni sienten ansiedad ninguna ante una separación con los padres.

 

·        Sin miedos

No experimentan miedo frente a riesgos reales o imaginarios y son muy vulnerables al dolor por accidentes.

Rechazan el juego con sus iguales; cuando crecen siguen con problemas de relaciones también con sus progenitores, educadores o cuidadores.

Su incapacidad comunicativa les impide comprender que los demás poseen sentimientos.

 

·        Lenguaje

Las alteraciones del lenguaje son muy significativas, parten de una ausencia total a una comunicación anómala que se distingue en el  volumen de voz, ritmo y tono plano, monótono o cantarino.

Confunden palabras con sonidos e inventan vocablos.

No imitan  las acciones de sus padres.

Con  retraso mental, es factible que nunca comprendan el lenguaje; a veces siguen instrucciones con gestos y jamás captan sutilezas.

·        Desinformación sensorial

Parecen sordos o bien son deficientes visuales a corta edad.

A pesar de que el umbral del dolor es muy elevado, no se quejan luego de accidentes o enfermedades.

Hay sonidos que les provocan una alegría inconmensurable, por ejemplo la música sinfónica, mientras que les producen temor la caída de agua en una bañera o un papel adhesivo que se arranca.

Las sensaciones táctiles son experimentadas con los pies descalzos. Por eso, juegan obsesivamente con la arena, pisándola o levantándola con sus manos con una fuerte atracción.

Les gusta oler a personas u objetos.

 

·        Psicomotricidad

Son tan hiperactivos como sin movilidad alguna y sin perseguir un objetivo específico.

Ciertos pacientes son hábiles con sus manos en tareas viso-espaciales.

En cambio, en sus posturas muchos son estereotipados (aletean o caminan en puntillas).

Son poco predecibles; alternan periodos de  tranquilidad motora con agitación y huida al ver rota su rutina o visitar espacios desconocidos.

 

·        Impulsos

Es común que adolezcan de problemas para conciliar o mantener el sueño. De lactantes apenas hacen ruido, pero con el tiempo se tornan irritables y muestran poca necesidad de dormir. Sufren auto agresividad con crisis de agitación.

Por otra parte, oscilan entre la negación a comer al consumo de productos no comestibles.

 

·        Resisten el cambio

No toleran ni pequeñas variaciones en su entorno familiar; les crean desasosiego y enojos.

Se perturban si les cambian los juguetes de lugar.

Prefieren conductas ritualistas; es habitual que aleteen sus manos.


Cuando priman obsesiones y temores

Establecen afinidad con objetos tales como baterías, piedras, tapas de cualquier caja y las mueven de continuo o las llevan consigo.

Los miedos los atacan frente a situaciones o lugares ignorados,  más ruidos de todo tipo e injustificados ocasionados por adultos  y compañeros de la misma edad sin que medie conflicto.

 

Fuentes consultadas:

¿Qué son los trastornos generalizados del desarrollo?Universidad de Virginia

 National Dissemination Center for Children with Disabilities (NICHCY) Disability Info: Pervasive Developmental Disorders (FS20).

 

"La epidemia del autismo y expectativas en los próximos 15 años" , D. Joaquín Díaz Atienza.



Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios