Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
13 junio 2014 5 13 /06 /junio /2014 13:10

 

 

SUPLEMENTOS QUÍMICOS DE HIERBAS NATURALES QUE DAÑAN LA SALUD

Existe una enorme cantidad de suplementos de hierbas naturales de venta libre. Pero hay que tomar recaudos antes de adquirirlas en farmacias o supermercados, ya que algunas aún se comercializan cuando se ha prohibido su uso, tras comprobarse que  pueden poner en riesgo la salud.

En los últimos tiempos se han tergiversado sus funciones; se engaña al cliente difundiéndose objetivos que no se consiguen con ellos y, como si fuera poco,  lo perjudican.

 

Se detallan a continuación las hierbas que hacen daño.

 

Efedra

Su componente principal es la efedrina que contribuiría  a disminuir el apetito. Sin embargo, jamás  se logró constatar  este beneficio a largo plazo.

·        Prohibida, desencadenantes

Fue prohibida su venta por la Food and Drug Administration (FDA) dado que incita al aumento de la presión arterial, creando ansiedad, insomnio, taquicardia, convulsiones, ataques al corazón y hasta el fallecimiento del consumidor.

Su ilegalidad rige desde 2004.

 

Naranjo Amargo

Este árbol ha venido utilizándose para curar ciertos problemas estomacales en sus lugares de origen, África y Asia, y por indígenas del Amazonas. También echó mano de él la medicina tradicional china durante siglos.

 

·        Suplementos dietéticos dudosos, no queman calorías

Pero lo lamentable es que últimamente se ha incorporado a suplementos dietéticos dudosos, destinados a quitar el hambre y quemar calorías, reemplazando en este aspecto a la efedra.

Tiene elementos  químicos similares a la efedrina y ocasiona los mismos inconvenientes de salud que ella.

 

Extracto de té verde

 El té verde en infusión es digestivo y una variedad de investigaciones le ha adjudicado la capacidad de prevenir varios tipos de cáncer y la posibilidad de perder kilos de más.

 

·        No a las cápsulas: no reducen apetito

En la actualidad se está vendiendo el  extracto de té verde en cápsulas que supuestamente ayudan a reducir el apetito y a quemar más rápido las grasas ingeridas.

Si bien las infusiones en general, como las derivadas del extracto del té verde, son calificadas como seguras, nunca se ha verificado que adelgacen.

Por otra parte, el té verde posee mucha cafeína y llega a causar indigestión  y diarrea si se bebe en exceso.

 

Sábila

Aplicada en muchos productos de belleza, la sábila, fue utilizada desde el tiempo de las  abuelas para sanar heridas.

No obstante, se ha caído en el error de incluirla en muchos productos dietéticos porque es laxante, habiéndosele atribuido una “limpieza interna”.

·        Falta de seguridad de procesamiento químico

La FDA prohibió en 2002 la venta como dietética adjudicando falta de seguridad por parte de sus productores; es capaz de promover  diarrea y fuertes cólicos en el estómago.

No se recomienda el producto “elaborado” para la gente que sufre de dificultades intestinales, indigestión y úlcera.

Hasta acomete contra la absorción de otras medicinas.

·        Cuidado con los diabéticos; no baja de peso

Los diabéticos que la consumen  bajan el nivel de glucosa a costa de caer en una hipoglucemia, y nadie demostró que la planta -luego de un paso químico- baje de peso.

 

Guaraná

Es una semilla de Brasil estimulante y diurética a la que asimismo se le arroga la facilidad de adelgazar.

Siempre hay que consumirla con sumo cuidado: su poder estimulante es fuerte y es factible que incremente la presión arterial y engendre  ansiedad y mareos.

 

Cuestión de peso

En definitiva, las hierbas mencionadas podrían ocasionar una baja de peso, aunque después un efecto rebote si se dejara de tomarlas, a lo que se añade deterioros en la salud.

Los Institutos Nacionales de Salud, entre otros, están haciendo estudios para determinar si estas hierbas cumplen los propósitos  que prometen y cuáles son los peligros secundarios.

Fuente consultada: Doctora Aliza Lifshitz

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios