Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
13 mayo 2013 1 13 /05 /mayo /2013 14:32

RONQUIDOS: MÚLTIPLES MOTIVOS Y CÓMO EVITARLOS

 

Un ronquido profundo impide que descansen bien la persona que  lo emite y quien duerme a su lado.

Apnea

El individuo que ronca, aunque no se oye a sí mismo, se ve perjudicado porque si mantiene un ronquido persistente y muy fuerte, es posible que su situación responda a una apnea: dificultad respiratoria ocasionada por la relajación de los músculos de la mandíbula, entonces, la lengua retrocede y obstruye la vía respiratoria.

La apnea quita la respiración de modo parcial o completamente por el término de más de 10 segundos mientras se está dormido.

El ciclo va seguido de un resoplido o jadeo súbito al recobrarse la respiración. Luego el ronquido se retoma y por lo regular sucede muchas veces por la noche.

 

Otras causas del  ronquido

Las razones suelen ser varias, pero también existen soluciones.

·        Tabique nasal desviado, paladar blando

La cirugía puede dar solución a causas físicas, tales como el tabique nasal desviado, el paladar blando, u otro daño físico en las fosas nasales.

No obstante, hay otras medidas.

·        Ambiente humidificado

Los ambientes secos, y esto sucede cuando se fuma tabaco, resecan las mucosas nasales e impiden una buena respiración por la nariz, de manera que se respira por la boca. Para soslayar este inconveniente es importante dormir en un espacio  humidificado.

 

Más medidas

·        Uso de varias almohadas

Corresponde elevar la posición de la cabeza con la utilización de una almohada alta o varias.

·        No dormir sobre la espalda

Dormir de lado disminuye significativamente el ronquido, por lo que no es aconsejable  dormir boca arriba sobre la espalda.

 

·        Limpiar el tabique nasal

El tabique nasal tiene que encontrarse  lo suficientemente limpio –para no caer en  una obturación- antes de acostarse.

 

·        No al alcohol

No es nada bueno beber alcohol durante las horas previas al sueño.

 

·        Nada de cenas abundantes

 

Las cenas o comidas extremadamente copiosas producen mala digestión y se tiende, en consecuencia,  a experimentar ronquidos muy fuertes.

 

Apósito

Las farmacias venden apósitos especiales. Antes de acostarse se ubican externamente sobre el tabique nasal (alcanza con un solo por vez); es una especie de tirita.

No a toda la gente le funciona por igual, si bien reduce un poco la frecuencia del ronquido.

 

Más motivos posibles

  • Tener sobrepeso (el tejido extra en el cuello presiona las vías respiratorias); por lo tanto, se necesita bajar los kilos de más.
  • Hinchazón del tejido durante el último mes del embarazo.
  • Presencia de pólipos nasales (se localizan  en la parte superior del interior de la nariz, y crecen hacia las áreas abiertas; los pólipos grandes llegan a taponar  los senos paranasales. o la vía respiratoria nasal.)
  • Congestión nasal por resfriados o alergias, especialmente si se prolonga mucho.
  •  

Orígenes que lo vinculan: cambios en la boca y la garganta

·        Hinchazón en el paladar (velo del paladar) o la úvula, el pedazo de tejido que cuelga en la parte posterior de la boca. Estas áreas puede ser más largas de lo normal.

  • Inflamación de las adenoides y de las amígdalas que obstaculizan el desenvolvimiento de las vías respiratorias.
  • Tono muscular bajo.
  • Un área grande en la base de la lengua, o una lengua que es de gran tamaño en comparación con la boca.
  • Irregularidades en los huesos de la cara.
  • Consumo de somníferos o antihistamínicos a la hora de acostarse.

Cuándo contactar a un profesional médico

  • Un cambio en el nivel de atención, concentración o memoria.
  • Despertarse en la mañana sin sentirse descansado.

·        Episodios de ausencia de respiración (apnea), asfixia y jadeo.

·        Somnolencia en el día.

·        Dolores de cabeza matutinos.

  • Reciente aumento de peso.

Fuentes: consultadas: Seth Schwartz, MD, MPH, Otolaryngologist, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington.

 

Mannin SC. Medical management of nasosinus infectious and inflammatory disease. In: Flint PW,

 

Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery.

 

Friedman M, Schalch P. Surgery of the palate and oropharynx. Otolaryngol Clin North Am.

 

Patil SP, Schneider H, Schwartz AR, Smith PL. Adult obstructive sleep apnea: pathophysiology and diagnosis. Chest

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios