Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 marzo 2012 4 15 /03 /marzo /2012 11:42

RIESGOS POR VIRUS RESPIRATORIO EN NIÑOS CON CARDIOPATÍAS

CONGÉNITAS, SINDROME DE DOWN Y ASMA

 

 

Los chicos con cardiopatías congénitas, al igual que los que padecen del síndrome de Down, se hallan más expuestos a adquirir la infección por virus  respiratorio sincitial (VRS) por lo que se requiere que los padres recurran de inmediato al médico ante la presencia de los síntomas inherentes.

 

 

 

Compromiso directo del sistema cardiopulmonar

 

La afección es habitual que se torne más grave porque compromete de modo directo –en los casos citados precedentemente- el sistema cardiopulmonar, advirtió   Constancio Medrano, jefe de Unidad de Cardiología No Invasiva Pediátrica en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid y  miembro de  la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas (SECPCC).

 

 

Síntomas y características del virus

 

Brota varias semanas en los meses que van del otoño o invierno a la primavera. Los más perjudicados son los menores de dos años con síntomas severos que se identifican con neumonía, obstrucción bronquial e infección  respiratoria baja.

 

 

Los síntomas se asemejan a un resfrío: fiebre no muy alta y moqueo. Luego de tres a cuatro días, si el virus se extiende al tracto respiratorio inferior, la sintomatología es la siguiente: tos, dificultad respiratoria y respiración  rápida.

 

 

 

Profilaxis, uso de palivizumab

 

Los niños que ya portan cardiopatías congénitas o el síndrome de Down  necesitan mayores cuidados que el común de las personas, por lo que se impone la profilaxis con el anticuerpo  palivizumab de probada eficacia.

 

 

Medidas higiénicas

1) No llevar a los chicos  a lugares de mucha concentración de gente como centros comerciales, reuniones familiares grandes y transporte público; evitar su concurrencia a guarderías si se hallan contagiados por el virus o en periodos en los que predominan los brotes.

2) No fumar frente a los pequeños; toda persona que quiera acariciarlos debe tener sus manos bien lavadas con agua caliente y jabón.

3) Usar pañuelos descartables y desecharlos después de su utilización.

4) Limpiar  a menudo los juguetes y objetos próximos a los bebés como cuna y  cambiador.

5) Limitar el contacto de los menores con individuos con catarro o fiebre.

 

Broquiolitis

La infección por virus respiratorio sincitial es la principal  en generar broquiolitis entre los  dos a seis meses de edad,  sobre todo en los bebés  que por  distintas razones  se hallan hospitalizados

 

La broquiolitis es una enfermedad aguda y trasmisible. Los síntomas son: tos, congestión nasal, fiebre, sibilancias respiratorias, ronquidos, dificultad para respirar y  atrapamiento aéreo.

Es corriente la reinfección.

.

 

·        Impedimento para operaciones

Cuando existe una cardiopatía congénita, la presencia del virus (VRS) se constituye en una real interferencia si hay que practicar intervenciones quirúrgicas.

 

También el virus ataca en superior medida a los pequeños con síndrome de Down o con asma, de acuerdo al estudio CIVIC efectuado sobre más de  2.000 niños de 53 Hospitales españoles, que hoy es un referente internacional.

 

 

Cuadro respiratorio grave, se duplica en Down

La investigación mostró que más del 7% de internaciones de  chicos son producto del virus; de este porcentaje, uno de cada cinco sufre un cuadro respiratorio grave, que lleva a su ingreso a terapia intensiva y/o al uso de ventilación mecánica.

El síndrome de Down es motivo de un doble riesgo de internación hospitalaria.

 

 

Edema

 

El VRS puede ocasionar -tras la infección- un edema por la baja en la eliminación de líquido pulmonar.

La bronquiolitis por VRS es factible que altere directamente la acción de los canales de sodio, que son fundamentales para descartar el líquido excesivo.

 

En el transcurso de la infección en las vías respiratorias inferiores,  el edema es factible que suscite en ellas una obstrucción cuando ya las vías de por sí se ven reducidas en el pulmón con hipocirculación. Esto sucede mayormente  en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva (ICC).

 

 

Consecuencias del VRS

La presencia de cardiopatías congénitas en los niños provoca -por la infección de VRS- internaciones prolongadas, aún estancias en terapia intensiva.

También se observa en ellos inestabilidad hemodinámica, malnutrición y retrasos en el crecimiento.

Estas  circunstancias hacen que se deba postergar las operaciones y se incremente la ventilación mecánica.

 

La temática ha sido abordada en estos últimos días en el XVIII Curso de Actualización en Cardiología Pediátrica y  la XIX Reunión de Cardiología Pediátrica para Enfermería celebrados en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

 

Otras fuentes consultadas:

 

Doctor José Luis Zunzumegui, jefe de Unidad de Cardiología Invasiva Hemodinámica Infantil en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

 

 

Proyecto de Vigilancia Virus Respiratorios U.C. Dr Pedro Barreda

 

Kids Health

 

Europa Press.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios