Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 enero 2012 4 12 /01 /enero /2012 11:11

REFUERZO NUTRICIONAL ES IMPRESCINDIBLE EN PACIENTES CON CANCER DE CABEZA Y CUELLO  

 

Los tumores de cabeza y cuello, que surgen comúnmente en varones de más de 50 años y sobre todo si cuentan con antecedentes de consumo excesivo de alcohol y tabaco, se agravan si no se ven acompañados por una dieta reforzada,  ya que de por sí experimentan una carencia nutricional.

 

Dolor de garganta y dificultades para tragar

Lo habitual es que este tipo de cáncer produzca una reducción de la ingesta alimentaria, ya que el paciente sufre de odinofagia (dolor de garganta) y disfagia (dificultades para tragar).

En consecuencia, la mayoría de los enfermos se hallan desnutridos ante la ausencia de hábitos alimentarios fundamentales para el organismo.

A esta situación, se suma una cirugía “muy importante” y con una alta incidencia de complicaciones, de manera que las necesidades nutricionales pasan a ser “muy especiales”.

 

Diferencias según la localización del tumor

Mediante la prueba de Evaluación Global Subjetiva (SGA), el doctor Daniel de Luis, director del Instituto de Endocrinología y Nutrición Clínica de la Universidad de Valladolid (IENVA), analizó  la influencia de la localización del tumor y  el tipo y la etapa del mismo en el estado nutricional en ambos cánceres.

Así logró determinar los casos de alto riesgo. Encontró diferencias sustanciales según la ubicación del tumor.

Fueron evaluados nutricionalmente 230 pacientes.

 

Tumor en cavidad bucal, faringe y laringe

Si bien el test SGA demostró que los pacientes en general no padecían una desnutrición significativa, se evidenciaron diferencias de acuerdo a donde se encontraban los tumores y su curso.

En 77 casos el tumor se situó  en la cavidad oral; en 30, en la faringe y en 123 en la laringe.

La tasa más alta de pacientes mal nutridos se destacó en los que padecían los tumores de la laringe, mientras que la “malnutrición grave” se dio reiteradamente tanto en tumores de laringe como de cavidad bucal y faringe.

 

 

Medianamente mal nutridos

La mal nutrición moderada, antes que severa, la tuvieron los pacientes con tumores de faringe y  laringe.

Pero todo dependía del estadio tumoral.

En los estadios II, III y IV fue  usual que los pacientes no experimentaran malnutrición grave; situación que sí recrudeció en los estadios II y III.

 

Dieta enriquecida postoperatoria con arginina

En la misma línea, los investigadores han estudiado si la nutrición postoperatoria de estos pacientes enriquecida con arginina mejoraba las variables nutricionales y los resultados bioquímicos, en comparación con una dieta enteral habitual.

“En un primer momento intentamos validar la utilidad de este tipo de nutrición, algo que se logró, y posteriormente se ha conseguido demostrar la dosis adecuada de la que se benefician estos pacientes, que son unos 15 gramos de arginina al día”, concluyó el doctor Daniel de Luis.

En los pacientes con cáncer de cabeza y cuello, habitualmente se encuentra afectado el sistema inmunológico, lo que origina que sean más susceptibles a complicaciones locales postoperatorias como fístulas o infecciones de la herida.

En este sentido, la terapia nutricional suplementada con agentes específicos como la arginina o la fibra dietética contribuye a mejorar la función inmune y a reducir la aparición de complicaciones.

No obstante, en altas dosis la tolerancia gastrointestinal a la arginina puede suponer un problema. En uno de sus estudios, los investigadores del Hospital Río Hortega han determinado que una fórmula enriquecida con 17 gramos al día de arginina desciende las tasas de fístula sin producir una alta tasa de diarrea.

 

R

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios