Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 marzo 2014 5 14 /03 /marzo /2014 14:13


 Recomendaciones para madres con estrés

 

Es fundamental llevar adelante una buena organización para cumplir adecuadamente el rol de madre sin descuidar al marido, los padres, el trabajo y los amigos.

 

Para lograr un equilibrio, sin que el estrés pase a influenciar negativamente en la salud propia y la convivencia,  en realidad la pareja debe atravesar por “un arduo periodo de aprendizaje”, con el fin de  responder satisfactoriamente a los requerimientos de los ámbitos familiar, social y laboral, según  Ana Roa, psicopedagoga y miembro del Consejo Asesor de Nascia.

 

 

Analizar cómo se utiliza el tiempo, eliminar lo innecesario

 

La educación de los hijos expone a los padres a experimentar la sensación de que las horas del día son insuficientes para abocarse a ello, en general, “viven corriendo” para conciliar el hogar y el trabajo.

Roa manifiesta que corresponde realizar un “análisis lo más objetivo posible” y dejar de lado “lo innecesario”, es decir, la mamá y el papá tienen que definir dónde y cuándo estar presentes, sin extremar sus exigencias  en  actividades que no son imprescindibles.

 

Saber delegar

 

Las “supermamás” son capaces de sobrepasar sus propios límites para cumplir con su familia y un exceso de obligaciones profesionales, lo cual implica un nivel muy alto de exigencia para consigo mismas.

 

Distinguir lo “urgente” y lo  importante

Hay que saber delegar en muchos de los ámbitos de actuación, diferenciar lo urgente y lo importante, y “gestionar” las situaciones cotidianas, tomando conciencia de lo que los hijos realmente necesitan.

 

Así, se disminuye el sentimiento de culpabilidad  y  se controla el estrés.

 

Shakespeare, recordó Roa, escribió: “Es perder la vida el llenarla de demasiadas preocupaciones”».

 

Los chicos absorben los estados de ánimo de sus padres

 

Los niños son como esponjas que absorben los estados anímicos de sus progenitores; en tanto, poseen sus propios ritmos para aprender y ejercitar lo aprendido.

 

Si los padres se muestran agobiados, ellos sienten una fuerte presión, se ponen nerviosos y bajan el desarrollo de actividades e inclusive el aprendizaje.

 

No hay que olvidar que los padres son los primeros ejemplos que poseen para seguir.

 

Pérdida de autonomía

 

Si los padres se imponen a sí mismos atarles los cordones de los zapatos, lavarles las manos, darles la comida en la boca, cuando ya pueden desempeñarse en estos aspectos, resultarán menos autónomos, más dependientes y acabarán perdiendo autonomía.

 

Pautas de comportamiento aconsejables

 

Para contribuir a la estabilidad emocional en la familia, algunas pautas aptas son las siguientes:

 

—Los padres indefectiblemente deben adaptarse a los horarios y ritmos de su hijo, y planificar las actividades acordes a la edad, el desarrollo madurativo y acostumbrándolo a hábitos saludables diarios en cuanto a alimentación e  higiene.

 

—Es conveniente planear  un tiempo para pasar juntos, que sea realmente una presencia de calidad, de provecho mutuo, que el niño se perciba querido y deseado; por lo cual, hay que dejar para otro momento los pensamientos sobre otros asuntos que preocupan.

 

Los padres deben  centrar su atención en las circunstancias duras por los que puede atravesar el chico que son propias de cada edad y saber interpretarlas como algo normal, de forma que encaren sus obligaciones con alegría y dinamismo.

 

Cómo ganarle al tiempo

 

Buscar colegios cercanos al domicilio o al trabajo, descartar actividades sociales superfluas, usar Internet para efectuar compras y determinar un tiempo  disponible únicamente para disfrutar el proceso de crecimiento físico, intelectual y social de los chicos.

 

Cómo alimentarse para soslayar el estrés



Por otra parte, la nutrióloga colombiana Gabriela Gaona Villarreal advierte que el estrés tiene una reacción en cadena, por ejemplo en la digestión por ingesta en exceso de  grasas, cafeína, tabaco, alcohol, pocas frutas, verduras y cereales con fibra.


Para prevenir  el estrés, lo ideal es seguir estos hábitos alimenticios:



− Concretar por lo menos  tres comidas al día (desayuno, comida, cena) aún cuando no se tenga apetito. Es importante no dejar pasar muchas horas sin comer para que el sistema digestivo se mantenga activo y regular.

− Consumir frutas y verduras en cada comida;  estos alimentos contienen agua, fibra, vitaminas y minerales que ayudan a que el organismo funcione de manera adecuada, evitando generar estrés interno.

− Ingerir  fibra: regula el funcionamiento intestinal,  previene el estreñimiento y ayuda a evitar el síndrome de intestino irritable y otros padecimientos digestivos molestos.

−Beber suficiente agua en pequeños tragos a lo largo de todo el día para mantener al organismo en equilibrio e hidratado.

 


− Practicar ejercicio físico o relajación para conservar al cuerpo lo más libre posible de tensiones.

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios