Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 mayo 2014 3 07 /05 /mayo /2014 12:57

Recobran  corazón dañado por infarto; la fibra aumenta supervivencia

 

Una nueva terapia se creó con células madre embrionarias humanas que regeneran favorablemente los músculos cardíacos luego de un infarto.

 

Los resultados satisfactorios se comprobaron en primates que habían padecido un primer infarto y este experimento se ha publicado en detalle en la revista Nature, donde los especialistas intervinientes destacaron que bien puede aplicarse en seres humanos.

 

Con anterioridad a esta investigación, se desconocía  si era factible originar una cantidad suficiente de células que permitieran usarse exitosamente para reparar los músculos de corazones afectados en animales grandes con tamaño y fisiología que se asemejase a las personas.

 

Indujeron infartos de miocardio controlados

 

Charles Murry, profesor de Patología y Bioingeniería de la Universidad de Washington (UW), en Estados Unidos y  director del Centro para la Biología Cardiovascular en la UW, junto con colegas del Instituto de Células Madre y Medicina Regenerativa de la Universidad de Washington, indujeron  infartos de miocardio controlados, que es una forma de ataque al corazón, en macacos de cola de cerdo anestesiados.

 

Bloqueo de arteria coronaria por 90 minutos

 

Fueron provocados los infartos mediante el bloqueo de la arteria coronaria en el transcurso de 90 minutos.

 

Seres humanos falta de flujo sanguíneo

 

En los humanos, generalmente los infartos de miocardio surgen por la siguiente enfermedad de las arterias coronarias: la ausencia de flujo sanguíneo necesario llega a lastimar el músculo  cardiaco y otros tejidos, quitándoles  oxígeno.

 

Muerte cardiovascular

En consecuencia, dado que el músculo infartado  no crece nuevamente; el corazón se torna menos capacitado para bombear  sangre y suele aparecer la  insuficiencia cardiaca, que es el principal motivo de muerte cardiovascular.

 

Acción de las células madre

 

El tratamiento de células madre consiste es reemplazar el tejido perjudicado reemplazándolo con nuevas células cardíacas y recobrar el funcionamiento normal.

 

Mil millones de células madre embrionarias humanas

 

Dos semanas después de los infartos de miocardio experimentales inducidos, científicos de Seattle inyectaron mil millones de células musculares cardiacas derivadas de células madre embrionarias humanas, denominadas  cardiomiocitos, derivados de células madre embrionarias humanas, en el músculo infartado.

 

Significó una suma diez veces mayor de estos tipos  de células que la que los investigadores habían podido crear antes.

 

 

 

Terapia inmunosupresora

Fueron aplicadas a todos los monos en el marco de una terapia inmunosupresora para evitar  el rechazo de las células humanas trasplantadas.

 

Los expertos descubrieron semanas después que las  células musculares del corazón derivadas de células madre -al infiltrarse   en el tejido cardiaco anormal- maduraron y se ensamblaron en  las fibras musculares.

 

Latido perfecto

 

Así, el corazón empezó a latir en sincronía con las células del corazón de los macacos y, tras  tres meses, las células se integraron totalmente en  el músculo cardíaco.

 

Regeneración del 40%

 

Las células madre trasplantadas lograron en promedio una regeneración del  40 % del tejido cardiaco, informó otro autor, el doctor Michael Laflamme, profesor asistente de Patología en la UW, cuyo  equipo fue primordial en la fabricación de las células musculares del corazón de reemplazo.

 

Añadió que ahora es realidad la producción del  número de células requeridas para la terapia humana  en una escala suficiente para mejorar el desempeño del corazón humano.

 

 

 

Aumento de fibra  en dieta para prolongar supervivencia

 

El aumento de fibra en la ingesta diaria, especialmente de cereales, facilita la extensión de la vida de quienes han superado  un infarto cardíaco, según un trabajo investigativo que se publicó en  'British Medical Journal'.

Se ha constatado que un 25 por ciento de pacientes que comen fibra pueden vivir sin inconvenientes en los nueve años siguientes de ocurrido el infarto, en comparación con los que no están habituados a comer fibra.

Diez gramos diarios

Cada incremento de 10 gramos diarios de fibra disminuye un 15% el riesgo de morir sin abandonar la medicación apropiada.

 

Cualquier enfermedad coronaria es evitable con la fibra en gente sana.

 

Un equipo de investigación de  Boston, Estados Unidos, evaluó dos grandes estudios realizados en ese país: 'Estudio de Salud de las Enfermeras', con 121.700 mujeres, y  'Estudio de Seguimiento de los Profesionales de la Salud', con 51.529 hombres, en los cuales  los participantes aportaron datos amplios sobre sus costumbres de vida cada dos años.

 

Los científicos examinaron  a 2.258 mujeres y 1.840 hombres que se habían recobrado de un  primer infarto de miocardio y fueron seguidos casi nueve años.

Sólo fallecieron  682 mujeres y 451 hombres.

 

25% menos probabilidad de morir

Quienes más fibra comieron evitaron la muerte por cualquier causa (también ACV) en un promedio del 25%.

Los cereales

Los cereales superan fuertemente en beneficios a las frutas y verduras y se aconsejan para el desayuno.

La alta ingesta de fibra dietética mejora los niveles de lípidos en sangre y baja la hipertensión arterial, contraatacando la diabetes y la obesidad; poca fibra se vincula con el peligro de cáncer de colon.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios