Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 abril 2013 4 18 /04 /abril /2013 14:24

 

PSICOSIS PUERPERAL, CARACTERÍSTICAS, DAÑOS

EN MAMÁS Y BEBÉS

 

Para la reciente décima revisión de la clasificación internacional de los trastornos mentales y del comportamiento, las alteraciones psiquiátricas del puerperio se han reconocido como trastornos  que se asocian  con disfunciones fisiológicas y  factores somáticos.

 

Seis mes luego del parto:  características de trastornos

 

Los disturbios se presentan en el puerperio, iniciándose a partir de las seis  semanas posteriores al parto.

 

Ya Hipócrates, reforzados sus conceptos por la divulgación oportuna  de conocimientos de “Patología psicótica en Puérperas, Frenétis Aguda”, de Sorano de Efeso, definió la condición como una enfermedad mental aguda, acompañada por fiebre y pulso  pequeño.

 

Combinación  factores psicológicos,endocrinos, psicosociales

 

En cuanto a la etiología propia que explica el comienzo del trastorno psíquico en el transcurso del posparto, solamente reciben consenso de la comunidad médica internacional, el hecho de que sus causas probables  se anclen en una combinación de factores biológicos, endocrinos y psicosociales.

La etapa más vulnerable se ha observado invariablemente que aparece después de los primeros seis meses de haber parido.

 

Tristeza, melancolía,depresión, los babyblues

 

Las mamás, tras el parto, lo  común es que sufran una sensación de tristeza y melancolía-de intensidad y duración variable según cada caso- , que se conoce como babyblues y que generalmente  –en un marco normal- no origina complicaciones posteriores.

Por lo tanto, su relación es asidua solamente  con el estrés del parto y, si no se extiende en el tiempo y no se profundiza, jamás  se convierte en una patología, sino en una expresión que las va adecuando a la aceptación de la llegada del bebé.

 

Psicosis en 75% de partos, 30% lesiones anímicas

Sin embargo,  una psicosis  se calcula que  afecta a un 30% de las madres y con una recaída anímica del  75%.

 

Sintomatología habitual no psicótica

Irritabilidad, llanto fácil, labilidad emocional, ansiedad generalizada, trastornos del sueño y del apetito.

 

·        Manifestaciones leves y graves

Una incidencia del cuadro con un pico al cuarto o quinto día después del parto, no precisa tratamiento psiquiátrico.

Corresponde infundirles en las mujeres  apoyo psicológico y comprensivo, tranquilidad, información suficiente y sentimientos de seguridad respecto a su maternidad.

 

Antecedentes depresión; atención psiquiátrica urgente

 

En cambio, si se acentúa el decaimiento, el desconsuelo, la incapacidad para cuidar al recién nacido, con una frecuencia superior del 10 al 15%, más un 50% de antecedentes depresivos, ya se alcanza una morbilidad.

En esta situación se incrementa la depresión, el aislamiento social, disminuye la energía, la propia desvalorización de la mamá con excesivos sentimiento de culpa y desamparo, insomnio y ausencia significativa de apetito, pensamientos recurrentes de muerte, inseguridad e indecisión, reproches por “creerse mala madre”, desinterés, vergüenza y aturdimiento exacerbados, languidez, alteraciones amnésicas, rasgos esporádicos de confusión mental, desorientación, ideas delirantes o falsas, alucinaciones sensoriales; todos son indicadores de que la atención psiquiátrica se requiere con urgencia.

·        Recidivas por estado maniaco

Se ha verificado que un estado maníaco produce recidivas en  gestaciones posteriores que oscilan entre un 10 y un 30%

 

Cuando se suman problemas de pareja, estrés psicosocial

 

A este cuadro es factible que se añadan dificultades en la relación de pareja, la  aparición imprevista de acontecimientos familiares desgraciados, problemas económicos y laborales, deterioros  somáticos y distanciamiento de familiares cercanos, como los padres y hermanos y un estrés psicosocial en todos los ámbitos; entonces,  recrudece la mala salud de la gestante y del hijo por nacer.

 

Mala vivencia del parto

 

Inciden en una descolocación psíquica, la mala vivencia  del parto, acontecimientos perinatales de envergadura y alteraciones perinatales graves que repercuten en la relación madre-hijo y una separación imprudente entre ambos.

 

Tratamiento fundamental

Ante una psicosis puerperal, se utiliza una psicoterapia prolongada y el suministro de INRS: fluoxetina, paroxetina, entre otros.

Cuando cunde la agitación o ansiedad, los especialistas optan por la imipranina y, a veces, junto con la administración de antipsicóticos en dosis  bajas y litio.

El consumo de antidepresivos, es factible que quite propiedades a la leche materna, por lo que se aconseja la suspensión de la lactancia.

Los tratamientos eléctricos compulsivos (TEC) se  reservan para depresiones graves.

 

Cursos de preparación al parto

En primerizas o multiparas, si ya subsisten  problemas de pareja, se  recomienda la participación de ambos integrantes en grupos de apoyo, de modo de soslayar derivaciones delicadas posteriores al nacimiento del bebé.

Los grupos  ofrecen asistencia al hombre y a la mujer, y ella logra un aumento de calidad en su función de futura madre, más todavía si agrega una psicoterapia individual.

Se tornan más atentas, menos irritables y sonríen más.

 

Chicos con déficit conductuales y cognitivos

Los niños de mamás deprimidas tienen déficit conductuales y cognitivos dos veces más que de los que nacen de madres sin esta enfermedad; muestran contrariedades para alimentarse bien y conseguir un buen descanso.

Se distingue una forma tardía de estos quebrantos hasta 29-49 meses tras el posparto. 

 

Alteraciones maternas que damnifican  a sus hijos

 

Los futuros hijos se ven perjudicados cuando la mujer ya en gestaciones previas padeció episodios maniaco-depresivas (50%) y reúne antecedentes de historia psiquiátrica familiar (26- 65%).

 

Fuentes: Alteraciones psiquiátricas en posparto, depresión,postparto y psicosis puerperal. Manuela Velazquez Barrios

Diagnóstico matrona , escalas psicológicas, madre-hijo Edimburgo Posnatal decox

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios