Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
6 febrero 2012 1 06 /02 /febrero /2012 10:55

PRIMER ESTUDIO PARA SUPERAR  LA ADICCION AL ALCOHOL

 Y SUS  EFECTOS

 

 

 

El excesivo  consumo de alcohol genera la secreción de endorfinas en zonas determinadas del cerebro, desencadenando en principio emociones positivas en estado de embriaguez, pero que conducen indefectiblemente  a la adicción.

 

Así lo determina un estudio que por primera vez observó este fenómeno y todas sus derivaciones, llevado a cabo por la Universidad de California de San Francisco (UCSF) bajo la conducción de. Jennifer Mitchell.

 

 

 

Más de 30 años de especulaciones

 

El alcoholismo es una enfermedad que ha conducido a diferentes especulaciones desde hace más treinta años.

 

Acción opiácea de las endorfinas en dos áreas cerebrales

Las endorfinas producidas en el cerebro ejercen efectos opiáceos luego del consumo de bebidas alcohólicas.

 

Tal influencia se da en dos áreas cerebrales específicas: núcleo accumbens y corteza orbitofrontal.

 

 

Receptor Mu

 

Pero  los investigadores lograron un hallazgo, identificaron  el tipo de receptor opioide que acciona con las endorfinas: Mu.

Acaban de aportar los primeros exámenes directos que explican cómo el alcohol “hace que la gente se sienta bien”.

 

La localización precisa cerebral facilitará una mejora de métodos y medicaciones para tratar la problemática de la adicción alcohólica.

 

 

Técnica que demuestra fehacientemente liberación de endorfinas

Los especialistas se detuvieron en un análisis exhaustivo y seguimiento de las respuestas cerebrales de 13 sujetos con alto consumo de alcohol y de otros 12 que no bebían de manera habitual.

 

Aplicaron la tomografía por emisión de positrones (PET). Constataron que en todos los casos la toma de alcohol produce la liberación de endorfinas.

 

 

 

Consecuencias en núcleo accumbens y corteza orbitofrontal

 

 

Los participantes manifestaron mayores sensaciones de placer al liberarse más endorfinas en el  núcleo accumbens.

 

Sin embargo, el incremento de endorfinas en la corteza orbitofrontal solo aumentó  sentimientos positivos en los bebedores habituales.

 

 

 

El cerebro de los alcohólicos está modificado

 

El cerebro de los alcohólicos está modificado, de manera que encuentran más placentero el consumo de alcohol, argumentó Mitchell.

 

 

 

Naltrexona

 

El sentimiento de gratificación es posible que los conduzca a beber mucho. Este resultado abre vías posibles de optimizar la eficacia de ciertas medicinas como la naltrexona; es decir, el fortalecimiento y aún creación de terapias más acertadas contra la sustancia, de acuerdo a conceptos sostenidos por el coautor del trabajo  Howard L. Fields, investigador también de la UCSF.

Afirmó que el mayor conocimiento de cómo las endorfinas controlan la ingesta de alcohol brindará oportunidades de originar terapias más acertadas.

 

 

 

Cómo actúa el alcohol en sangre

 

Luego de  30 a 90 minutos del primer trago, el impacto en la sangre es sumamente importante en cuanto a las lesiones que produce.

Beber en demasía abruma el torrente sanguíneo.  Cuanto más fuerte es la bebida, mas rápido la sangre absorbe al alcohol.

Un error fatal es beber con el estomago vacío, ya que perjudica ostensiblemente la capacidad de sobriedad y crea mayor dependencia.

 

 

Daños físicos intensificados por el alcohol

 

Hay factores como la grasa corporal y la cantidad de alimentos en el estómago que pueden afectar a los resultados finales del alcohol en sangre.

Los  músculos concentran y retienen el agua que posee el alcohol, en tanto éste se diluye en la grasa corporal.

 

Una persona sana, en buen estado físico, elimina el alcohol  en una  hora si bebe un solo trago de noche.

 

 

·        Células rojas mueren por falta de oxígeno en tejidos

 

El alcohol mata de hambre a las células rojas de la sangre por ausencia de oxígeno. La sangre se espesa a modo de lodo y ahoga tejidos y células.

Los capilares estallan y ocasionan que los ojos se enrojezcan más  a la mañana.

El consumo de bebidas alcohólicas, con el paso del tiempo, disminuye de manera notoria la producción de células rojas que son esenciales para suministrar oxígeno a la piel.

 

·        Vaciamiento de calorías y nutrientes vitales

El alcohol no reúne ningún valor nutricional y vacía los depósitos de calorías que contiene el torrente sanguíneo, bloquea la sangre de la absorción de nutrientes vitales.

 

 

·        Baja estrepitosa de hierro, vitaminas y ácido fólico

 

Su uso en demasía  baja estrepitosamente la acumulación de hierro, vitaminas B y C y de acido fólico.

 

Estas pérdidas disminuyen la resistencia a cualquier enfermedad, .a la vez que el alcohólico pierde el habla, el equilibrio y el tiempo de reacción.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios