Seguir este blog
Administration Create my blog
3 noviembre 2010 3 03 /11 /noviembre /2010 12:02

VASO SANGUÍNEO QUE NO CIERRA AL NACER

 

 

El conducto arterial persistente surge cuando un vaso sanguíneo, denominado conducto arterial, no se cierra con normalidad y se mantiene abierto en un bebé tras su nacimiento.

 

Provoca un flujo anormal de sangre entre la aorta y la arteria pulmonar, dos grandes vasos sanguíneos que llevan sangre desde el corazón.

 

 

Causas, incidencia y factores de riesgo

 

Con anterioridad al nacimiento, el conducto arterial normal permite que la sangre esquive los pulmones del bebé, conectando las arterias pulmonares (las que suministran sangre a los pulmones) con la aorta (que distribuye sangre al cuerpo).

 

Luego del nacimiento, y cuando los pulmones se completan de aire, el vaso sanguíneo habitualmente se cierra al cabo de un par de días.

 

Si el conducto arterial no junta sus partes,  surge una circulación de sangre anormal  entre el corazón y los pulmones.

 

Afecta más a las niñas

 

Afecta más a las niñas que a los varones. Es asidua la afección en bebés prematuros y en quienes sufren síndrome de dificultad respiratoria neonatal.

 

Trastornos genéticos y rubéola

 

Los bebés con desviaciones genéticas, como el síndrome de Down, y cuyas madres contrajeron rubéola en el embarazo, se exponen a mayor peligro de adquirir este problema.

 

Síndrome corazón izquierdo, transposición vasos y estenosis

 

Es común en bebés con problemas cardíacos congénitos como el síndrome del corazón izquierdo hipoplásico (razón más asidua de muerte por transposición de los grandes vasos y estenosis pulmonar: estrechamiento de la válvula que va del lado derecho del corazón a los pulmones).

 

Síntomas

 

Un conducto arterial persistente pequeño no causa ningún tipo de síntomas; no obstante, algunos bebés no lo toleran sobre todo si es grande, por lo que sufren los siguientes síntomas:

 

    * Pulso saltón

    * Respiración rápida

    * Malos hábitos de alimentación

    * Dificultad para respirar

    * Sudoración al alimentarse

    * Cansancio con mucha facilidad

    * Retraso en el crecimiento

 

Signos

 

Los pacientes con esta problemática tienen la costumbre de presentar un soplo cardíaco característico; en los bebés prematuros, es posible que el soplo no se escuche.

 

La sospecha de la afección se registra cuando al bebé se le dificulta la respiración o la alimentación al poco tiempo de nacer.

 

Tratamiento

 

 

El objetivo del tratamiento es concluir con el conducto arterial persistente (CAP), siempre que el resto de la circulación sea normal o casi normal.

 

Frente a  otros problemas del corazón, como el síndrome del corazón izquierdo hipoplásico, el conducto es factible que salve la vida, suministrándose un medicamento para evitar la oclusión.

 

Cierre en bebés prematuros y CAP

 

En ciertas oportunidades, un CAP puede obturarse por sí solo.

 

Los bebés prematuros tienen una alta tasa de obstrucción beneficiosa dentro de los primeros dos años de vida.

 

Atención médica

 

En las criaturas a término, un CAP rara vez se cierra por sí solo después de las primeras semanas.

 

La primera opción es la receta de indometacina, o una forma especial de ibuprofeno. Si no funcionan se precisa un cierre transcáteter.

 

En este último procedimiento penetra un espiral de metal pequeño u otro dispositivo de bloqueo, a través de un catéter, hasta el CAP: De este modo, se bloquea el flujo de sangre mediante el vaso.

 

Los espirales endovasculares se han usado con éxito como una alternativa a la cirugía.

 

·        Cirugía

 

Es precisa si el catéter no alcanza los resultados esperados. Entonces, la intervención quirúrgica aplica  una pequeña incisión entre las costillas para reparar el conducto.

 

Expectativas

 

Si este conducto es pequeño y permanece abierto, es posible o no el desarrollo de síntomas cardíacos.

 

Los pacientes con CAP moderado o grande podrían sufrir inconvenientes cardíacos , si éste no se repliega y acaba.

 

El cierre con fármacos funciona y muy bien en algunas situaciones y con escasas repercusiones secundarias.

 

Un tratamiento precoz con medicación indispensable ofrece mayor seguridad de efectividad.

 

·        Riesgos de intervención quirúrgica

 

La intervención quirúrgica expone a riesgos importantes. Así como es posible que elimine problemas importantes de un CAP, alcanza a introducir una nueva serie de inconvenientes. Esta circunstancia obliga a los médicos a sopesar beneficios y peligros potenciales antes de elegir esta opción.

 

·        Insuficiencia cardíaca, hipertensión pulmonar, endocarditis

 

Si el conducto arterial persistente no cierra, el bebé corre riesgo de contraer insuficiencia cardíaca, hipertensión en la arteria pulmonar o endocarditis (infección del revestimiento interno del corazón).

 

Requerimiento de asistencia médica

 

 

Es preciso que el médico detecte dificultades respiratorias y de alimentación en un bebé y determine su vínculo con el CAP.

 

Prevención

 

Anticipar los partos es la modalidad más favorable para que no se produzca esta deficiencia coronaria.

 

Fuente:

Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine, 8th ed. St. Louis, Mo; WB Saunders; 2007.

Compartir este post

Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios