Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 febrero 2013 3 27 /02 /febrero /2013 11:35

 

NUEVA TERAPIA PARA DISMINUIR TEMBLORES FÍSICOS

 

 Una nueva técnica experimental  "anula" la señal del cerebro que causa los temblores físicos por el avance del Mal de Parkinson.

Aplica una suave e inofensiva corriente eléctrica generada por electrodos que se ubican en el exterior de la cabeza del paciente y, de esta manera, cancela la señal que produce los temblores corporales.

 

·        Electricidad contra emisiones eléctricas cerebrales

Es decir, se recurre a la electricidad para acabar con las emisiones eléctricas cerebrales que originan los temblores.

La herramienta se denomina Transcranial Alternating Current Stimulation o Taxi y fue inventada por expertos de la  Universidad de Oxford.

 

Resultados prometedores

En un estudio preliminar sobre 15 enfermos de Parkinson, se obtuvo éxito en todos ellos. El ensayo promete un progreso realmente alentador,  según publicó la revista médica "Current Biology".

 

Reducción 50% de temblores

Pudo demostrarse una reducción de hasta el 50% de los temblores en los 15 pacientes que se encontraban en ese momento sin perturbaciones en su movilidad; fueron tratados en el Hospital John Radcliffe, de la ciudad de Oxford, Inglaterra.

 

El síntoma incontrolable del Parkinson

 

Un síntoma importante y debilitante que caracteriza a la enfermedad de Parkinson está constituido por los temblores que no siempre responden bien a la farmacología disponible.

Los temblores dañan seriamente la calidad de vida y, por eso, cualquier tratamiento que busca su supresión o disminución apuesta a favor de una mejor cotidianeidad del paciente, destacó el doctor Peter Brown; experto del Departamento de Neurociencias Clínicas y coordinador de este estudio médico.

 

·        Estimulación dentro del cerebro

Hoy en día también se utiliza una estimulación cerebral profunda para moderar los impulsos asociados al temblor. Se basa en la colocación de electrodos dentro del cerebro mediante un proceso quirúrgico, pero es una terapia invasiva que produce  riesgos como la posibilidad de sufrir hemorragias cerebrales.

Esta perspectiva no es una buena opción para la mayoría de los afectados.

 

Electrodos desde afuera

En cambio, la TACS evita peligros asociados a la cirugía al poner los electrodos en el  exterior de la cabeza para que promuevan la onda eléctrica.

La TACS es un camino terapéutico que funciona y ahora se está trabajando para optimizarla de tal modo que se adapte a cada enfermo en particular; una tarea que se ha calificado como “compleja”.

 

Características del novedoso sistema

La TACS pone  dos almohadillas con electrodos en la cabeza del individuo, uno aproximado a la base del cuello y el  otro en la cabeza por sobre la corteza motora (el área del cerebro que se implica en el control de los movimientos).

La estimulación de corriente alterna provocada por los  electrodos y se coordina con el signo eléctrico patológico, intercomunicando a las neuronas que motivan el temblor.

 

El temblor puede desaparecer al comunicarse las neuronas

Las dos señales (la patológica y la recientemente creada) se complementan y el temblor se va o se reduce de forma significativa.

 

Se asemeja al funcionamiento de  auriculares

 

Tiene semejanza con la cancelación de ruidos que se utiliza en los sistemas de auriculares; éstos detectan el ruido del ambiente y ocasionan una señal complementaria que lo suprime y da lugar al silencio.

 

Subrayó Brown que ahora se está trabajando para consolidar este tratamiento viable gracias al método portátil con capacidad para hallar la señal cerebral; la idea es  concebir la onda complementaria para terminar con los  temblores definitivamente.

Otra actividad en desarrollo consiste en reconocer cuál es la efectividad de esta estimulación al prolongarla, y si el cerebro aprenderá a adaptarse y controlar la sintomatología del Parkinson en su totalidad.

 

Cómo se presenta el Parkinson

Cabe traer a cuenta una investigación en gran escala realizada por Universidad de Copenhague, quien demostró que los  síntomas muy tempranos de la enfermedad se revelan a través del sueño, o en su fase REM, ocho años antes de su diagnóstico.

El Parkinson es una patología neurodegenerativa crónica e incurable que lesiona gradualmente a los músculos y a la capacidad mental.

 

·        Desórdenes del sueño (REM) y movimiento ocular (RBD)

Los síntomas muy tempranos identificados correspondieron a desórdenes del sueño REM, o desorden de movimiento ocular veloz (RBD).

La fase REM es una etapa particular del sueño en la que los ojos del sujeto que duerme se mueven rápidamente bajo sus párpados, de ahí el nombre de REM, las siglas en inglés de movimiento rápido de ojos.

 

·        Patadas, espasmos, gritos, salto fuera de la cama

 

Para evitar que se exterioricen los sueños, el cuerpo no ejerce movimiento muscular durante la fase REM del sueño.

Pero en los RBD todavía los músculos están  activos y la gente con  RBD que tras dormir  pasa por el curso REM, muestra diferentes conductas: desde simples espasmos de brazos y piernas hasta  patadas, gritos, agarrotamiento o salto fuera de la cama.

 

·        Comportamientos violentos

 

"En algunos casos el comportamiento es violento y ocasiona  perjuicios tanto a los pacientes como a sus convivientes”, sostuvo el profesor Jennum, cuya hipótesis es que "las más tempranas etapas del Parkinson se manifiestan como otras enfermedades, como las RBD".

 

Tratamiento y necesidad de prevención

 

En los últimos años, se lograron grandes adelantos  el tratamiento del Mal, aunque  todavía no existen terapias para mitigar los síntomas más tardíos y la creciente mortalidad.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios