Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 diciembre 2011 1 26 /12 /diciembre /2011 10:40

 

NINGUN MEDICAMENTO ES INOCUO: ABUSO DE PARACETAMOL

Y ORGANOS AFECTADOS

 

La revista British Journal of Clinical Pharmacology publica el último estudio efectuado en torno a los riesgos de una sobredosis escalonada de paracetamol, un fármaco que alivia dolores, de fácil acceso y que no precisa de receta médica para su compra.

 

 

Altos riesgos

 

A la vez que la prestigiosa publicación alerta la de que ningún fármaco es inocuo si se toma indiscriminadamente y sin prescripción médica, en esta oportunidad da amplia difusión a la investigación de Kenneth Simpson, quien traza una comparación entre la gente que consume dosis recomendadas de paracetamol (reitera que debe consultarse al médico sobre su uso) y la que  incurre en la equivocación de su ingesta desmedida, que le ocasiona “altos riesgos reales”.

 

 

Muerte, lesiona  hígado, riñones y cerebro

 

El compuesto del paracetamol, la acetaminofén, puede llevar a la muerte y, previamente, dañar el hígado, los riñones y el cerebro.

 

 

Nunca dos o más pastillas de una vez

 

Este fármaco, uno de los más populares del mundo, nunca debe aplicarse desproporcionadamente: dos, tres o más pastillas de una vez, pensando que no sucederá nada; al contrario, las consecuencias sobre los órganos citados precedentemente si bien no son inmediatas resultan acumulativas y hasta fatales.

 

 

Sobredosis escalonada

 

El inconveniente radica también en la sobredosis acumulada. Es decir, cuando una persona –ante un malestar cualquiera- recurre periódicamente a cantidades mayores de las dosis apropiadas para aliviar dolencias de diferente índole, va perjudicando su organismo al punto de intoxicarlo con reacciones a veces imposibles de revertir.

 

 

 

Qué pasa con el hígado y el riñón

 

El hígado  cumple la función de un filtro, selecciona lo que necesita. Los excedentes del medicamento en cuestión se almacenan y permanecen en el tiempo en el órgano, sin su eliminación.

 

Así, surgen las lesiones de hígado e inclusive riñón.

 

 

 

La mala costumbre de tomar el fármaco excesivamente  

 

La sobredosis de  acetaminofén es uno de los motivos principales de intoxicación en el mundo porque la gente - si no siente alivio para su malestar- agrega más cápsulas sin tomar conciencia que no deja de ser un medicamento que termina intoxicándola.

 

 

 

Niños con fiebre

 

El problema recrudece en los niños con fiebre. Los padres pueden cometer la equivocación de administrarles dosis adicionales para acelerar la baja de la temperatura - al no observar un efecto inmediato- y sin medir las probabilidades de una intoxicación.

 

 

Cómo se detecta un cuerpo intoxicado

 

Se  realizan exámenes de tóxicos en la orina y de niveles de acetaminofén en la sangre.

 

Si es una sobredosis única, la muestra de sangre lo dice. En cambio, si es una sobredosis escalonada, la muestra de sangre no evidencia altos niveles de paracetamol.

 

Se debe recordar que cometer imprudencias como la expuesta con esta medicación, deriva tarde o temprano en una intoxicación. Ya deja de cumplir sus facultades analgésicas (calma del dolor) y antipiréticas (reducción de la fiebre).

 

Otra fuente consultada: Hospitales St Ebba,  Epsom y Belmont, Reino Unido

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios