Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
29 marzo 2013 5 29 /03 /marzo /2013 11:22

NIÑOS SEDENTARIOS TIENEN ATAQUES REPENTINOS

DE ESTRÉS

 

Una reciente investigación reveló que los chicos que  no están acostumbrados a realizar actividades físicas de forma cotidiana y que optan, en cambio, por permanecer a diario largo tiempo utilizando la computadora y atentos a la televisión, sufren ataques repentinos de estrés.

 

·        Altos niveles de la hormona cortisol

Son propensos a alcanzar de súbito altos niveles de la hormona denominada cortisol, que es la que se vincula con el estrés. Esta situación no fue detectada en los menores en los que predomina su tendencia a practicar deportes,juegos y acciones que implican un desenvolvimiento de orden físico.

 

Salud mental, comunicación verbal

Los resultados arrojados por el estudio afirmaron que el movimiento físico  en general es valioso para desarrollar  una buena salud mental y que mejora la comunicación verbal, tanto  el diálogo con personas de distintas edades como ante gente numerosa.

La experta que condujo la labor investigativa, Silja Martikainen, de la Universidad de Helsinki (Finlandia), escribió un artículo al respecto en el Journal Endocrine Society of Clinical Endocrinology & Metabolism'.

 

Eliminación o amortiguación del estrés

En definitiva, el hecho de padecer inconvenientes anímicos y psiquiátricos, o la propensión al aislamiento social, que pueden derivar del estrés, se eliminan, y en casos específicos se amortiguan, en la medida en que los niños sostienen el hábito de cumplir a diario actividades físicas.

La constatación se efectuó sobre una muestra de 252 participantes, quienes fueron controlados exhaustivamente para reconocer cómo actuaba en ellos el cortisol.

Se les colocó en su muñeca un acelerómetro a fin de calcular la actividad física. También se les extrajo saliva para evaluar cuánto se elevaba o bajaba la influencia de dicha hormona.

 

Reacciones al estrés

 

Para verificar las reacciones al estrés, a los niños se les asignaron tareas; fueron divididos en tres grupos, tomando en cuenta si su comportamiento era más o menos activo.

Surgió de manera destacada la existencia de un vínculo estrecho entre la actividad física y las respuestas hormonales de estrés.

 

Menos estrés: mayor rendimiento intelectual

No solo fue posible confirmar que no hubo picos de estrés en los más activos, sino que igualmente tenían un mayor rendimiento intelectual.

 

Notas escolares, memoria, captación de nuevos conocimientos

Aquellos que dedicaban horas de su tiempo a correr y hacer juegos físicos, sin dejar de lado su aprendizaje escolar y la lectura, obtuvieron mejores notas en la escuela.

Además, presentaron más capacidad que los inactivos para memorizar y captar nuevos conocimientos intelectuales; una circunstancia que se vio favorecida porque no experimentaban estrés.

 

Depresión

 

Por último, los especialistas comprobaron que en los inactivos era más  fácil que se alterase la serotonina, una hormona que siendo perturbada estimula la depresión.

 

La serotonina exhibe un papel importante en la inhibición de la ira, la agresión, la temperatura corporal y el vómito, al igual que  en el logro de un equilibrio emocional y buen humor.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios