Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 mayo 2013 7 12 /05 /mayo /2013 09:05

NIÑOS HIPERACTIVOS: REMEDIOS NATURALES Y VIDEOS

QUE AYUDAN A LA FARMACOLOGÍA

 

 

Para ayudar a contrarrestar los síntomas de los niños hiperactivos, y complementar el tratamiento farmacológico, hay remedios naturales que mejoran el trastorno, regulan el sueño y les aportan una mejor calidad de vida.

 

Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

El origen del TDAH es un déficit en la secreción de algunas sustancias en el cerebro, pero más allá de ello, se dan otros factores de índole ambiental.

En resumen, los menores con TDAH presentan problemas para prestar atención y concentrarse; inician actividades que son incapaces de concluir; su sueño es irregular y con grandes dificultades para relajarse; en tanto, los domina un alto nerviosismo e impulsividad, que se observa más aún al rodearse de individuos con los que no están acostumbrados a relacionarse.

Solo logran una aparente tranquilidad cuando se refugian en la soledad.

 

Tratamiento multidisciplinario

Estos chicos precisan de la farmacología – a través de la prescripción de un especialista médico-  y de un seguimiento psicológico. Ambas asistencias apuntan a que adquieran una mejor conducta dentro del ambiente familiar y escolar.

 

Remedios naturales

 

No obstante, existen varias plantas con propiedades tranquilizantes que ejercen un efecto positivo sobre el sistema nervioso central, por ejemplo:

  • Valeriana: es efectiva para conciliar el sueño y aliviar el nerviosismo en el transcurso del día.
  • Pasiflora: resulta tan útil para el insomnio como para los estados nerviosos en general.
  • Espino albar: produce hipotensión y ayuda muchísimo para evitar  la ansiedad.

 

Además, se aconseja que beban  leche porque es un alimento natural que induce al sueño.

 

Video de cuentos

 

Por otra parte, los padres disponen en la  página http://www.trastornohiperactividad.com/ una serie de cuentos de utilidad para trabajar con las criaturas  inquietas o que padecen TDAH.

Los videos justamente muestran a un personaje ansioso, distraído, y con sumas posibilidades de reunir las características del trastorno; añaden una moraleja final en la que la figura principal de cada cuento comienza a desenvolverse con pautas adecuadas.

Pueden exponerse  en escuelas, como alquilarse para el hogar; proporcionan una amplia gama de recursos para atender al menor y él  se siente reflejado y con soluciones.

 

Características del trastorno

Los chicos suelen emitir gritos, saltan y experimentan un brote de adrenalina pura en varias actividades con un alto grado de energía extra; y procuran llamar la atención de su entorno de forma inconsciente.

 

En realidad, la medicina no sabe lo suficiente acerca de la hiperactividad; le atribuye también un origen genético.

Las criaturas son muy inquietas, se las califica de molestas, y, lo que es peor, para contenerse a sí mismos actúan como si fueran dueños de un motor interno que les ocasiona una movilidad continua sin facilidad de retención.

Su problema abarca mucho más complejidad; estos pequeños no son malos sino enfermos, pero se los llama “malcriados o caprichosos”, cuando la realidad indica que reúnen una energía extra que los lleva a movilizarse más que quienes no padecen el trastorno.

 

Fases hiperactivas
De 0 a 2 años: Descargas clónicas en el curso de las comidas e inconvenientes  en el ritmo del sueño; duermen por periodos cortos y despiertan sobresaltados; se oponen a los cuidados y muestran una reactividad elevada e irritabilidad ante estímulos auditivos.

De 2 a 3 años: Inmadurez en el lenguaje expresivo, desenvolvimiento motor excesivo, escasa conciencia de peligro y propensión a sufrir  accidentes.

De 4 a 5 años: Inadaptación social, desobediencia y conflictos en el acatamiento  de normas.

A partir de 6 años: Impulsividad, déficit de atención, fracaso escolar, comportamientos antisociales e inadaptación social.

La sintomatología se acompaña de una distracción profunda sobre todo en tareas largas; y su acción motora les impide mantenerse sentados.

Todos los síntomas se agravan si viven en condiciones sociales adversas. De ahí que es fundamental la cooperación de padres, educadores y psicólogos.

Lo que hay que entender

Es imposible pretender que un niño se comporte perfectamente en situaciones creadas para adultos, como ir de compras, comer en un restaurante, ni intentar la calma, cuando la situación familiar es tensa.

 

Fuentes consultadas: Innatia

Anderson JC, et al: "DSM-III disorders in preadolescent children. Prevalence in a large sample from the general population". Arch Gen Psychiatry

 

Organización Mundial de la Salud: Genetic influences on attention deficit hyperactivity disorder

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios