Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 noviembre 2013 2 12 /11 /noviembre /2013 16:17

MUJERES FLACAS CON “PANCITA” POR ESTRÉS; CÓMO BAJARLA

 

 

La grasa abdominal tiene la propiedad de disminuir la densidad mineral de la masa ósea y, en consecuencia, se padece osteoporosis y asma.

Pero el motivo de la grasa en el abdomen no es solo producto  de comer y/o beber de más y llevar una vida sedentaria,  sino que igualmente deriva del estrés.

 

Explicación de depósito de grasa y estrés

Las glándulas adrenales liberan varias hormonas,  sobre todo la adrenalina y cortisol, en una persona estresada.

El cortisol en esta circunstancia en especial incrementa la sangre y estimula la creación de grasa en el cuerpo (liopogénesis), situándose en la cavidad abdominal.

Mujeres delgadas

La Universidad de Yale estacó que predomina el abdomen abultado en mujeres delgadas justamente por el estrés.

Y en este aspecto, la líder de la investigación, Dra. Elissa Epel, atribuyó la  situación en el sexo femenino de constitución delgada -o incluso con peso por debajo de lo esperado- a su vulnerabilidad  por altos niveles de estrés o inconvenientes psicológicos.

Ellas presentan un elevado grado de cortisol, que es la hormona conocida como la del estrés.

 

Energía, actividades metabólicas, glucosa

En estados normales, las células del organismo usan el 90% de la energía en las actividades metabólicas, como la reparación y orden  de nuevos tejidos.

Recalcó la experta que ante una alarma o estrés, el cerebro envía un mensaje al cuerpo para que  segregue cortisol; entonces, éste da rienda suelta a la glucosa para que la persona maneje la emergencia.

 

Genes, edad, estilo de vida

 

Si una vez superada la crisis, las hormonas no retornan a su normalidad, un  estrés  muy prolongado con alto cortisol por varios meses, daña la salud.

Aquí inciden también los genes, el estilo de vida y la edad.

 

Sintomatología más común

Los síntomas frecuentes son emocionales y físicos; los primeros, se caracterizan por cambios de conducta e irritabilidad permanente, ausencia de sentido del humor, ira  y voluntad de llorar.

Los segundos, son: cansancio persistente, dolores de cabeza, palpitaciones, hipertensión, gula incontenible o falta de apetito, problemas digestivos, calambres o dolencias musculares, disminución de las defensas y pérdida de la memoria.

 

Recomendaciones

 

Para reducir “la pancita” se necesita la práctica de ejercicios de fuerza y aeróbicos; conservar el abdomen contraído, cuidar la postura y enderezar la espalda.

La ejercitación aeróbica quema la grasa y tonifica los músculos.

 

·        Suplementos para atacar el cortisol

 

Vitamina C: antioxidante, controla su avance.

 

Vitamina A: lo minimiza.

 

Ginseng: acciona  sobre el cerebro y las glándulas suprarrenales para que detenga la generación de la hormona del estrés.

 

Regaliz: asiste para el buen desempeño de las glándulas suprarrenales.

 

Todos estos componentes ayudan a relajarse, siempre que  la mujer se mueva y ejercite; en tanto, aumentan las endorfinas que reparan el ánimo y deshace el estrés y la grasa abdominal.

 

Cómo alimentarse; alimentos aconsejados y cuánto dormir

Comer  todos los nutrientes precisos; una ingesta calórica baja puede levantar la cantidad de cortisol.

Los alimentos aconsejados son: huevos, leche y cereales integrales, que son ricos en triptófano y aminoácidos que fuerzan la aparición de serotonina, hormona del bienestar.

No beber excitantes: café, cola y alcohol, ni  edulcorantes artificiales, como el aspartame, porque ponen en exceso la actividad de las glándulas suprarrenales.

Dormir ocho  horas para favorecer la renovación y recuperación celular.

Hacer relajación, meditación y yoga, es decir, técnicas que debilitan la tensión.

 

 

 

Otra fuente consultada: Jennifer Talaverano

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios