Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 noviembre 2012 3 14 /11 /noviembre /2012 11:53

Fuente: doctor David Nuñez, miembro de la Federación Mexicana de Otorrinolaringología, Cirugía Cabeza y Cuello, AC

 

 

MUCOSIDAD EN LA NARIZ: MECANISMO DE DEFENSA

Y SINTOMA DE ENFERMEDAD RESPIRATORIA

 

 La mucosidad actúa como un mecanismo de defensa y es indicadora de una posible enfermedad respiratoria.

 

Posee  enzimas antisépticas, que son  sustancias antimicrobianas ubicadas sobre la piel, cuya tarea es  disminuir una infección o putrefacción.

 

Cómo se produce y de qué se compone

Es generada  por células de copa en las membranas mucosas. Ellas revisten a la vez a las películas que recubren la nariz.

Se compone de moléculas y sales inorgánicas suspendidas en el agua.

 

Ayuda a proteger los pulmones

La secreción nasal, en el sistema respiratorio, atrapa  pequeñas partículas como bacterias y polvo, impidiéndoles su ingreso en el cuerpo.

El moco contribuye a la protección de los pulmones, dado que  apresa las partículas extrañas que se introducen en la nariz durante una  respiración normal.

También evita que los tejidos se desequen.

La mucosidad se produce constantemente y la mayor parte es tragada por el ser humano sin darse cuenta.

 

Síntoma de muchas enfermedades comunes

.

La producción excesiva de moco en las vías respiratorias es un síntoma de una suma de enfermedades comunes.

La secreción nasal en demasía obstaculiza la respiración apropiada pudiendo originar flemas en la garganta.

Entre los compuestos del moco nasal se incluyen las lágrimas.

 

·        Infección viral

Cuando aparece una infección viral como el resfrío o la gripe, en su primera etapa se observa una mucosidad clara y ligera en la nariz y detrás de la garganta.

Pero si el organismo empieza a reaccionar al virus, lo que implica entre  uno y tres días, la mucosidad se espesa y es probable que se torne de color amarillo o verde.

 

·        Atacar el síntoma, refuerzo del sistema de defensa

En estos últimos casos, los antibióticos no son efectivos.

El tratamiento se basa en atacar el síntoma, que es la única cura que facilita que el sistema inmunológico rechace el virus.

 

La textura y el color determinan el problema

Cualquier tipo de problema o enfermedad se define por la textura y color de la secreción.

 

·        Mucosidad verde

 Acostumbra a ser dura, a quedarse pegada, molesta y pica mucho.

Es verde líquida, densa y sin olor, manteniéndose pegada a los pelos interiores de la nariz.

 

·        Mocos  amarillos

 Su textura es más densa que los verdes líquidos, se debe a la presencia de pus; obstruye los orificios nasales en razón que al soltar el aire del pulmón ocasiona una inflamación que no admite el libre paso del aire para respirar.

 

·        Los rojos

 Responden a la rotura de alguna vena dentro de la nariz, la sangre llena los orificios nasales y la mucosidad la absorbe.

No es signo de un inconveniente mayor, solo se destaca por su aspecto desagradable.

 

·        Los de color negro

Son producto de la contaminación ambiental al inhalar humo de camiones, automóviles y fábricas.

No consienten el acceso de la mayoría de los contaminantes y éstos se quedan en la nariz.

A raíz de ello, al limpiarse la nariz sale la mucosidad de color negro.

 

·        Mocos transparentes

Son producidos por una enfermedad o alergia. Se caracterizan por ser extremadamente líquidos; causan molestia y desagrado.

 

Mantenerse alerta al color de la mucosidad

Siempre la mucosidad es un síntoma y su mayor producción demuestra una falencia en las vías respiratorias.

Corresponde estar alerta a la cantidad y color de los mocos.

 Hay que recurrir de inmediato al especialista si la cantidad se incrementa y el color cambia.

 

Tratamientos viables y sencillos

Frente a un resfrío o alergias, el moco se trata con cuidado a través de medicamentos descongestionantes.

 

La abundancia de moco en los bronquios, por asma o bronquitis, suele tratarse con antiinflamatorios para bajar su producción.

 

 

Recomendaciones imprescindibles

 

Limpiar la nariz con pañuelos desechables.

 

No meter los dedos en la nariz, si las manos se encuentran sucias, los microbios que ellas disponen pueden suscitar otras enfermedades en el órgano nasal.

 

Jamás introducir todo tipo de objeto en la nariz.

 

Cualquier cambio en el color u olor del moco, merece una rápida asistencia médica.

 

Para que los niños no se lastimen, hay que ayudarlos a limpiar la nariz.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios