Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 junio 2013 7 30 /06 /junio /2013 13:56

LOS PERROS TAMBIÉN SUFREN ESTRÉS Y ATAQUES

DE PÁNICO 

 

Los perros pueden hallarse sometidos a estrés, ansiedad y ataques de pánico. La manera en que enfrentan a determinadas circunstancias altera su comportamiento.

Los veterinarios hacen hincapié en que es clave su educación para evitar estos inconvenientes; cuando se tornan extraordinarios es menester la contratación de un entrenador.

Los motivos principales más frecuentes que les provoca ansiedad y estrés se detallan a continuación: ruido desmedido, separación de sus dueños, viajes en automóvil u otros vehículos, recibir asistencia médica y vivir en un hogar donde impera el nerviosismo.

 

Ataques de pánico, ruidos excesivos e inesperados

El rechazo a cohetes y petardos, truenos, tormentas y disparos de armas, les crean ataques de pánico; debido a que son estridencias repentinas y extraordinarias que les producen mucha ansiedad. 

Los ruidos excesivos en general  no alcanzan a vincularlos con algo conocido y se asustan. Cualquier estímulo auditivo de magnitud les impide controlarse y  reaccionar con una conducta apropiada que no los afecte.

Si se aproxima una tormenta, es aconsejable llevarlos previamente a dar un paseo más extenso que el acostumbrado, para que vuelvan más cansados y relajados, lo que ayuda a subir los niveles de serotonina.

Otra medida es crearles un lugar seguro, distraerlos con actividades de su agrado, cerrar puertas y ventanas para amortiguar el ruido y encender la televisión o la radio.

Además, hay que enseñarles conductas instintivas; por ejemplo que muerdan sus juguetes para condicionarlos a no estimular agresividad. Nunca recurrir al castigo.

 

Fobias innatas, desgaste físico, incapaces de aprendizaje

Algunos autores se refieren a la posibilidad de que alguna causa orgánica y no genética o aprendida, justifique alguna fobia del tipo innata. La hiperacusia podría ser una de ellas, ya que para los canes que oyen demasiado, un agente ruidoso se convierte en desencadenante de miedo por dolor.

Si ellos padecen  estrés continuo, su organismo se desgasta y con mayor tendencia a enfermarse porque disminuyen sus defensas; adoptan  conductas agresivas y son incapaces de recibir  instrucciones puesto que los dominan las emociones.

 

Separación de sus convivientes habituales

No resisten la ansiedad cuando son separados de sus dueños por un tiempo prolongado, van por una temporada a guarderías -sino reciben un trato cariñoso- y les cuesta quedarse  solos muchas horas en el hogar.

Los animales miedosos, o los que han vivido situaciones traumáticas, como el abandono, recrudecen actitudes contraproducentes en soledad.

·        Destrozos del mobiliario y ladridos

El estrés en soledad los conduce a destrozar muebles y a emitir ladridos continuos.

 

Temor a inyecciones o tratamientos

Concurrir al veterinario también les crea cuadros de ansiedad, lo mismo que el temor a lo desconocido.

Los canes asocian al veterinario con sensaciones desagradables y dolorosas, y especialmente ante la inoculación de vacunas e inyecciones diversas.

No es extraño verlos temblar en la sala de espera del consultorio. Necesitan que sus dueños los relajen brindándoles afecto y proporcionándoles una galleta canina.

 

 

Los viajes en medios de transporte público

 

Los trayectos en auto, avión, tren o barco suponen para algunos perros situaciones estresantes.

En los casos en que se marean, el veterinario es factible que recete un medicamento. Por su parte, los propietarios pueden contribuir a su tranquilidad demostrándose relajados.

El mareo es un muy común en los perros que viajan, sobre todo en los más jóvenes.

 

Vómito y causas

 

Se producen por el movimiento por ausencia de experiencia, una experiencia anterior desfavorable, o por una  respuesta física a la ansiedad.

 

El desequilibrio físico surge por un desacuerdo entre la vista y el oído interno. Cuan más jóvenes son, se ven más sensibles.

Conviene familiarizarlos de a poco, crearle  sensaciones positivas, elogiarlos, comunicarles seguridad, y en un coche jugar y abrirles la puerta de tanto en tanto.

Se recomienda que se consiga que los perros estén tranquilos dentro del automóvil con el motor arrancado, aunque  parado, o darles de comer varios días con el motor arrancado. Hay que demostrarles que aunque el coche hace ruido no pasa nada. Llevarlos a pasear en principio no más de dos minutos. Bajarlos a un parque. Manejar despacio y sin giros bruscos.

·        Como diferenciar una causa de otra

Si los canes vomitan de  repente es probable que exista un factor físico; en estos casos, algunos fármacos superan el problema.

Pero normalmente los  propensos al vómito aprenden rápidamente que los viajes en coche son poco placenteros, por lo que evidencian  señales de ansiedad apenas se dan cuenta de que se introducirán el móvil  y vomitan antes de entrar.

 

Síntomas de ansiedad

  • Babeo excesivo (por presencia de mucha de saliva)
  • Jadeo
  • Lamerse los labios
  • Inquietud
  • Temblor
  • Arcadas
  • Vómito
  • Tensión
  • Saltos
  • Ladridos
  • Gemidos
  • Intentan acercarse a las personas
  • Pueden orinar y defecar

 

·                                 Vamos de va

Ambiente de nerviosismo en casa del perro

El estrés ambiental en la familia humana  genera en los animales ansiedad o nerviosismo. La razón, según Helena Bat, educadora canina  "la tensión en el entorno influye en cómo  afrontarán  situaciones de estrés.”

En cambio, la serenidad de los dueños pasa a los canes.

 

Otras fuentes consultadas: Arias Montse

Perros.com

Adiestramiento canino Huellas, La Matanza, Buenos Aires

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios