Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 junio 2013 1 24 /06 /junio /2013 11:04

LOS NIÑOS TAMBIÉN PUEDEN SUFRIR  OSTEOPOROSIS

 

En contraposición  con la creencia común de que la osteoporosis (pérdida de la densidad mineral ósea) daña  exclusivamente a las personas mayores, los niños también pueden padecerla.

 

·        Características

 

Una de cada  20 mil criaturas es víctima en el mundo de la  osteogénesis imperfecta y una de cada 100 mil presenta osteoporosis idiopática, enfermedades que llegan a producir dolor de espalda, dolores óseos diversos y baja estatura.

Se suman la dificultad para caminar, huesos frágiles y una permanente incomodidad en la cama que no deja conciliar el sueño.

 

 

Osteogénesis imperfecta, defecto genético

La osteogénesis imperfecta, conocida como huesos de cristal, muestra huesos extremadamente quebradizos.

 

Con frecuencia es causada por un defecto en un gen que produce el colágeno tipo 1, un pilar fundamental del hueso.

 

Existen muchas anomalías diferentes que distorsionan el  gen y su  gravedad  depende del defecto específico del mismo.

 

·        Manchas en los ojos, fracturas recurrentes, sordera

 

Asimismo, se observan  escleras azules (manchas de color azulado en la esfera blanca de los ojos), fracturas recurrentes, sordera, alteraciones en la dentición e hiperlaxitud articular  con cuadros de dolor generalizado, cansancio fácil y estado nutricional deficiente.

Osteoporosis idiopática

La osteoporosis idiopática juvenil es una rara forma de osteoporosis de origen desconocido y potencialmente reversible.

La etiología aún se ignora.

Los factores posiblemente intervinientes  son un déficit de 1,25-dihidroxivitamina D,  detección de las señales de activación de los osteoblastos (células diferenciadas que sintetizan el colágeno y la sustancia fundamental ósea) y un incremento  de la resorción osteoclástica (células gigantes capaces de absorber el hueso).

.

·        Cuándo comienza, perjuicios

La edad de comienzo suele ser entre los 7 y 10 años en ambos sexos. Se dan dolor e incapacidad para la marcha debidos a la presencia de colapsos vertebrales o de las fracturas de huesos largos.

Sus perjuicios habituales son  las fracturas metafisarias en fémur que ocasionan dolor en tobillos y rodillas. No aparecen manifestaciones extraarticulares.

En la exploración física es factible observar una hipercifosis, que consiste en el aumento de la concavidad anterior de la columna dorsal gescoliosis dorso-lumbar, deformidades de la caja torácica o extremidades. Suele añadirse dolor en la palpación en las extremidades.

·        Posturas inadecuadas, falta de potencia muscular

En la mayoría de los casos ocurre por la adopción prolongada de posturas inadecuadas o la falta de potencia en la musculatura paravertebral.

En una pequeña proporción de los adolescentes, la deformación no se debe a los vicios posturales ni a la falta de musculatura, sino a una irregularidad  en el proceso de osificación.

 

Otras consecuencias

Las osteoporosis secundarias descriptas precedentemente dan lugar   a diversos grados de malnutrición, desórdenes endocrinológicos diversos, enfermedades óseas, artritis idiopática juvenil y neoplasias óseas.

La baja estatura obedece fundamentalmente a la reducción del tamaño de los cuerpos vertebrales.

Los  hábitos de alimentación y de vida son fundamentales para evitar esta enfermedad.

 

·        Calcio y lactancia materna

La acumulación de calcio en los huesos se inicia desde el nacimiento y por eso es esencial la lactancia materna para disponer de una estructura ósea vigorosa.

 

·        Actividades físicas

 

La práctica regular de actividades físicas, acompañada de una buena nutrición, es fundamental.

 

Hábitos nutricionales; deficiencia nutricional en el embarazo

 

La pérdida de densidad mineral ósea que ocasiona la osteoporosis no ocurre de un momento a otro.

 

Para que los huesos se debiliten y adquieran una textura porosa en su interior, la persona debe presentar un nivel avanzado de descalcificación, cosa que puede deberse a malos hábitos alimenticios adquiridos desde la infancia, e incluso por deficiencias nutricionales de la madre durante el embarazo.

 

Factores de los cuales depende la fortaleza ósea

 

El potencial genético determina hasta un 70% de la masa ósea máxima, la calidad de la alimentación, la regularidad con que se practiquen actividades físicas, la contextura, el sexo e incluso la raza.

 

Se sabe que las mujeres son más propensas a presentar la enfermedad debido a la pérdida de estrógeno en la etapa postmenopáusica, lo que dificulta la retención de calcio.

 

Por otra parte, las estadísticas indican que las mujeres blancas y delgadas que hacen poca actividad física son más propensas a presentar fracturas.

 

No obstante, no toda debilidad ósea hay que considerarla como osteoporosis; el 42% de la población femenina de la tercera edad sufre  osteopenia, una pérdida de densidad mineral ósea precursora de la osteoporosis.

 

Diagnóstico y prevención

 

Se precisa combinar una exhaustiva evaluación médica,  de laboratorio y la medición de la densitometría ósea, para una detección precoz.

 

Ausencia de síntomas

 

Uno de los factores que dificulta la detección oportuna de la osteoporosis es la ausencia de síntomas, por lo que las personas que no se realizan chequeos médicos con regularidad pueden ignorar su condición hasta que se presenta la primera fractura.

 

Tratamiento

 

Es primordial seleccionar una terapia farmacológica que fortalezca los huesos y mantener un estilo de vida saludable, que armonice  una adecuada nutrición, incluyendo suficiente calcio y vitamina D, y  ejercicios físicos moderados.

 

El esquema terapéutico va desde de dosis diarias de medicamentos hasta una dosis única anual.

Hay que descartar el mito de que exclusivamente el consumo de calcio es suficiente.

 

 

Fuentes:Osteogenesis Imperfecta Foundation: Fast Facts

Marini JC. Osteogenesis imperfecta. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 692

Dra. Dña. Betina Nishishinya
Unidad de la Espalda Kovacs. Barcelona.

Manuel Ferrándiz Zavalar, vicepresidente de la Sociedad Peruana de Reumatología

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios