Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
4 marzo 2012 7 04 /03 /marzo /2012 10:10

LATAS DE CONSERVAS: LOS PELIGROS QUE IMPLICAN

 

Un alimento en conserva, aún cuando no ha superado los límites de fecha de consumo que marcan las indicaciones en el etiquetado, no deja de exponer al riesgo de contaminación química o biológica, mientras que un producto caducado puede hallarse libre de contaminación.

 

 

Tiempo de almacenamiento excesivo

No obstante,  un tiempo de almacenamiento excesivo, y en condiciones inadecuadas, es factible que aumente la posibilidad de alcanzar niveles peligrosos para la salud.

 

 

·        Cuando se abre una conserva, precauciones 

Los criterios a tener en cuenta son las fechas de consumo preferente y de caducidad que señala el envase.

 

En tanto la lata de conserva haya sido sometida a condiciones apropiadas de mantenimiento, salvaguarda -sin abrirse- sus propiedades sensitivas y nutricionales; pero alcanzada la fecha de consumo fijada, la calidad del alimento  va rumbo a perder su calidad.

Nunca se debe comer el contenido cuando se traspasó la fecha para su ingesta porque suscita varios inconvenientes en el organismo.

 

 

Todos los alimentos caducan aun siendo perecederos

 

Todos los alimentos, también los perecederos, terminan su periodo de vida útil;   tarde o temprano acaban de ser ineptos para su consumo.

 

 

Materia orgánica y descomposición: pérdidas nutricionales más otras

 

La materia orgánica, que naturalmente conforma  los productos alimenticios, se menoscaba más o menos rápido, según sus compuestos químicos y  de acuerdo a la cantidad de agua que porta y  factores externos como la humedad, temperatura y grado de acidez.

 

·        Microorganismos destructores y patógenos

 

Si se presentan y crecen microorganismos se acelera el deterioro; la alteración química marca la posibilidad .sobre todo de pérdidas muy importantes como las nutricionales, a las que se sumarían perjuicios sensoriales y en el sabor, color y olor de las comidas.

 

·        Indefensión: latas oxidadas o hinchadas, 89 millones de toneladas

Los microorganismos a veces son patógenos y contrarios a la salud. Un desarrollo microbiano, puede ocasionar contaminación y fermentaciones.

En todo ello, influyen, asimismo, las condiciones del ambiente e higiene y si se ha utilizado realmente un método de conservación.

Una lata de conserva caducada y con evidente óxido o hinchazón conlleva un grave inconveniente en la salud, al punto que solo en la Unión Europea se pierden alrededor de 89 millones de toneladas de alimentos al año por la ausencia de controles apropiados.

 

Botulismo

 

Es una enfermedad grave, causada por la bacteria Clostridium botulinum. Los gérmenes pueden entrar en el organismo a través de alimentos mal enlatados o mal conservados.

 

 

Causas

 

El Clostridium botulinum, localizado  en los suelos y en las aguas impotables de todo el mundo,  produce esporas que sobreviven en los alimentos con malas condiciones de conservación o enlate.

La toxina que genera, al consumirla y aún en cantidades pequeñísimas, suscita intoxicación severa.

 

·        Verduras, carnes de cerdo, jamón, pescado

 

Los alimentos que se contaminan a menudo son las verduras enlatadas (sobre todo en la casa), carne de cerdo y jamón. Igualmente sucede con el pescado mal curado, crudo o ahumado; y la miel o el jarabe de maíz  en especial  en los bebés.

 

 

·        Síntomas

Aparecen entre ocho y 36 horas después de consumir los alimentos contaminados.

 

En los adultos, los síntomas suelen abarcar:

 

cólicos abdominales;

dificultad o insuficiencia respiratoria;

dificultad al deglutir y al hablar;

visión doble;

sequedad en la boca;

náuseas;

ausencia temporal de la respiración;

vómito;

debilidad y parálisis.

 

 

En los bebés son:

 

estreñimiento;

debilidad física, pérdida del tono muscular;

llanto débil;

poca voluntad de alimentación o succión débil;

imposibilidad respiratoria;

debilidad psíquica con sostenimiento de lucidez mental.

 

 

 

 

Fuentes: Fundación Eroski

Arnold L. Lentnek, MD, Division of Infectious Disease, Kennestone Hospital, Marietta, GA.

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios