Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 agosto 2012 6 11 /08 /agosto /2012 08:09

LAS PALABRAS REPERCUTEN A FAVOR O EN CONTRA DE LA SALUD FÍSICA Y EMOCIONAL

 

·         Intencionalidad

La medicina ha comprobado científicamente  que  cuanto decimos   ejerce una influencia positiva o negativa a partir de su intencionalidad; el modo de empleo del lenguaje permite  el logro y/o conservación de  una buena salud, física, mental y emocional propia y ajena.

 

 

Heridas, violencia, controversias

Las palabras pueden herirnos o herir, causar violencia o controversias y muchas veces  sucede sólo por hablar sin haber pensado con anterioridad o por no medir las consecuencias.

Cada persona marca un destino con sus palabras. Así como la expresión  verbal puede asemejarse a un arma con la cual se ataca a otros, también ella sabe construir; todo depende de cómo surgen las diferencias a la hora de marcarle el propósito que se persigue mediante ella.

 

Buenas palabras

 

El fin que nos lleva a enunciarnos  reúne un valor inestimable. Las buenas palabras inciden para disponer de un ambiente saludable para uno mismo y para quienes se hallan a nuestro alrededor.

 

Inocencia y pureza del pensamiento

 

Si nos detenemos a reflexionar en el concepto que abarca la salud “sana”, es posible comprender que se da una estrecha relación con la inocencia y la pureza del pensamiento.

 

Resentimiento o ausencia de compasión

 

En cambio, quejarse, criticar o mostrar descontento o deseos no cabalmente expresados, acaban sumando palabras cuyos umbrales  son el resentimiento o la ausencia de compasión con uno mismo y con los demás, según una labor investigativa del doctor en psicología Renny Yagosesky.

 

 

Tabla de valores para una vida armoniosa

La Biblia aconseja: “No digan malas palabras, sino sólo palabras buenas y oportunas que ayuden a crecer y traigan bendición a quienes las escuchen. Echen fuera la amargura, las pasiones, los enojos, los gritos, los insultos y toda clase de maldad. Sean buenos y compasivos unos con otros, y perdónense unos a otros…”. ( Carta a los Efesios 4: 29, 31), cita el experto.

 

Capacidad de perdón

El perdón cura nuestras vidas: acercarse a  quien nos ha dañado sin lastimarlo y con capacidad de perdonarlo con sinceridad,.

Todos tenemos un mismo origen espiritual, un mismo Padre-Dios (aunque se lo reconozca con diferentes términos: energía, Jehová, etc.) por lo que está a nuestro alcance identificarse e identificar al otro con una observación buena, pura, inocente, sin oscuridades ni culpa.

 

Ideas sanadoras

Lo expuesto en el párrafo inmediatamente precedente, facilita la conexión con ideas sanadoras porque comienza a pronunciarse un vocabulario  que concilia y reconcilia; la  abundancia de comprensión ayuda  a transformar hasta un problema de salud.

 

Actitud mental

 

El doctor Yagosesky ha remarcado que la actitud mental responde a un estilo acostumbrado de pensamiento y emociones asociadas al presente, pasado y futuro de cada persona,  lo que incluye la percepción de sí misma, de sus capacidades y debilidades, al igual que su interpretación de cómo se representa ante ella  su entorno social.

 

Evidencia científica: los pensamientos producen salud y enfermedad

 

Hoy se cuenta con una evidencia científica: los pensamientos intervienen en la generación de la salud y de la enfermedad.

Por lo tanto, la gente influencia sobre su estado de salud aunque lo ignore.

No es una culpabilidad, sino que todos los individuos tienen mucho que ver con el funcionamiento de su cuerpo.

Asimismo, esto significa que tienen a su alcance la capacidad de sanarse,

 

Diálogo cordial y ameno

 

Si se entiende que cada sujeto atraviesa por debilidades, podríamos excusarlo  al comprender que su ofensa no responde invariablemente  a su área conciente; vale, entonces, la reanudación de un diálogo cordial y ameno.

Es  así que el resentimiento  propio se esfuma  y uno se siente libre, satisfecho y con un completo orden mental y físico.

 

Lo vital: cambiar el pensamiento

Siempre siguiendo al autor Yagosesky, es vital que se cumpla un cambio y transformación del pensamiento para una vida saludable.

Para convivir en familia y en nuestra sociedad se debe medir cada palabra que utilizamos, de manera que a través de ella ejerzamos una influencia positiva en el ambiente donde nos hallemos.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios