Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 enero 2013 6 19 /01 /enero /2013 15:41

LA ENVIDIA LIMITA, DAÑA Y PARALIZA; CÓMO SUPERARLA

 

La envidia es uno de los sentimientos que más limitan, más perjudiciales y paralizantes. Se da con frecuencia en quienes no se saben capaces de alcanzan lo que desean para su vida.

 

Los éxitos ajenos causan sufrimiento

La persona envidiosa pierde su energía mientras sufre por los éxitos de los demás, en lugar de enfocar todas sus fuerzas para lograr sus propios objetivos.

La envidia surge cuando se desea algo que no se posee y en vez de alegrarse por cuanto consiguen los otros, vive lamentándose por sus pérdidas.

 

Se compara con el resto de la gente

Se compara con el resto de la gente, se cree menos e ignora cómo anhelar algo, en tanto que se convence que no podrá obtenerlo.

 

Sensaciones extremadamente negativas, destruye relaciones

Al experimentar envidia, un individuo se confina y experimenta sensaciones extremadamente negativas, dañándose  a sí mismo.

Es notorio su dolor e impotencia en cualquier entorno social: trabajo, familia, amistades, vecinos, parejas y, lo que es peor aún, destruye los vínculos.

 

Características de la envidia

 

Reúne celos, resentimiento, rencor, rabia, desazón, disgusto y enojo.

No hay envidia sana.

Siempre produce molestias y lesiona al que la demuestra como al que es envidiado.

 

·        Agresiones

En quien la siente puede ocasionar voluntad de agresiones verbales, físicas y la necesidad de crear obstáculos que impidan la felicidad de los otros.

El envidioso no valora sus cualidades y aniquila su crecimiento; le cuesta reconocer que padece envidia.

 

·        Rencor

También los recuerdos se atan mucho al  placer como al displacer, según la circunstancia que se ha vivido, sin dejar de afectar la salud mental.

Las imágenes turbulentas  inciden en la evocación junto con una mayor posibilidad de no determinar si los envidiosos las vieron  realmente con anterioridad en su verdadera magnitud.

Lo cierto es que el placer y displacer de las reminiscencias modifican el desplazamiento evocativo.

 

Cómo superar la envidia

·        Comenzar por valorarse; pensar que toda la gente invariablemente posee la capacidad para obtener lo que ansía.

·        Aprender de los otros en lugar de permanecer deseando lo que ellos tienen; todos son maestros, prestar atención sobre cómo se desempeñan para disfrutar.

·        Reconocer la envidia que se afirma en uno mismo y enfocarla en positivo; aceptar  que hay aspectos de la propia vida susceptibles de mejoras.

 

Cómo deben actuar los que son víctimas de la envidia

·        Asumir que no se es responsable de generar  ese sentimiento y que el problema reside en la otra persona.

 

·        Evitar relacionarse con el envidioso; mantener una actitud de distancia y mínima confianza; no responderle si formula argumentos negativos.

 

·        Si quien siente envidia por uno es del entorno social cercano, enseñarle cómo adquirir lo que desea; ayudarlo a descubrir sus cualidades, virtudes y talentos para llegar a su meta. Hablarle de sus aspectos tangibles para revocar su situación.

 

·        Reforzar continuamente la autoestima; creerse merecedor de lo que uno ambiciona para su vida y apreciarse  competente para conseguirlo.

 

·        Compartir con los demás lo mejor que uno conserva en su interior.

 

Fuente: Heiddy Sulbarán

Life Coach,  escritora. Especialista en Coaching y PNL. www.heiddysulbaran.com Twitter: @heiddysulbaran

Psiquiatra Marc Lavoie de la Universidad de Montreal (Canadá).

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios