Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
28 marzo 2012 3 28 /03 /marzo /2012 11:38

FOBICOS: COMO DOMINAR SU ANSIEDAD INCONCIENTE

FRENTE ALTEMOR

 

El cerebro humano ejecuta gran cantidad de operaciones complejas sin conciencia alguna, tal cual lo han verificado investigaciones contemporáneas.

 El ser humano procesa  -ante estímulos amenazantes-  una reacción defensiva ansiosa inconciente.

 

Variables emocionales

El fenómeno conocido como “procesamiento no conciente de la amenaza”, es útil como  factor explicativo tanto de la ansiedad normal como  patológica.

Para los psicólogos clínicos los procesos no conscientes de particular importancia son los que se vinculan con variables emocionales.

 

Qué pasa con el miedo según la Terapia Cognitiva Conductual

 

La capacidad cerebral de detectar y reaccionar emocionalmente  permite observar al psicólogo cognitivo conductual cómo impactan en su trabajo los estímulos evocadores del miedo y los eventos que disparan los pacientes de forma inconciente,  gracias a os resultados de una investigación experimental con humanos dirigida por Arne Öhman.

 

 

Sujetos fóbicos

Öhman presentó a sujetos fóbicos cuatro fotografías: unas con arañas, otras con serpientes y el resto con flores y hongos respectivamente.

Todas se revelaron frente a los participantes  de manera supraliminal (imagen expuesta durante 100 o más milisegundos, de modo que ellos acertaron .en nombrarla el ciento por ciento de las veces) y subliminal (mostrada en cerca de 50 milisegundos , lo que no les permitió  el reconocimiento conciente del estímulo, aunque sí llegaron a procesar el miedo).

 

 

Reacción eléctrica de la piel

 

La conducción de la piel –observando a los sujetos de cara a las figuras- aumentó cuando sintieron miedo y ansiedad; bajó, en cambio,  en momentos de tranquilidad y relajación.

 

 

Cómo actúa la gente fóbica

 

Frente a la fotografía de arañas, la gente fóbica  sostuvo un incremento en la conducción de la piel, no así con las restantes imágenes.

Los fóbicos no fueron  conscientes de las arañas fotografiadas  ni de su reacción defensiva.

Sólo reportaron en general  disgusto e incomodidad, pero no  miedo, mirándolas por períodos largos o cortos, cuando estos últimos no le facilitatan  una elaboración conciente. Pero, invariablemente, se defendieron a través de la electricidad cutánea  y también si los estímulos amenazantes eran débiles.

 

Trabajo terapéutico

Los hallazgos de  Öhman determinan que la reacción inconciente ayuda a preparar un escape cuando es inminente la representación de un depredador; mientras los avances del lenguaje y el pensamiento consiguen que el temor se libere en su totalidad.

 

Amígdala y corteza cerebrales

Hoy se sabe que la contestación defensiva con ansiedad se ubica en la amígdala y algunos otros centros nerviosos profundos, en tanto que  el lenguaje, el pensamiento y las actividades cognitivas superiores se localizan  en la corteza cerebral, una zona evolutivamente nueva que procesa el miedo con una visión integrada y fidedigna de la experiencia emocional, favorecida por la Terapia Cognitiva Conductual.

 

 

Los miedos se activan de abajo hacia arriba, ansiedad flotante libre

Esto significa que los miedos se vuelven concientes cuando las defensas se ponen en marcha.

 

La ·ansiedad flotante libre siempre juega un papel de ausencia de control e imposibilidad de  distinguir la dimensión del peligro.

 

 

Pánico

 Las fobias son irracionales e ilógicas, por ejemplo, las personas saben que viajar en un ascensor no es un peligro, pero el fóbico no sabe ponerse en guardia y sufre una crisis.

El disparo de ansiedad se da incluso cuando los estímulos fóbicos se ven en el cine o en el televisor.

 

 

Desactivación de la ansiedad

Aaron Beck  en un artículo clave del año 1997 propuso ampliar los procesos cognitivos estratégicos, más elaborados y racionales para desactivar la ansiedad con relajación muscular profunda y entrenamiento en habilidades sociales, fundamentando que consiguen asociaciones sanas y adaptativas que controlan la patología. Todo ello implica la Terapia Cognitivo Conductual.

.

.

Fuente:Lic. Ariel Minici, Lic. Carmela Rivadeneira y Lic. José Dahab

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios