Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 septiembre 2013 4 26 /09 /septiembre /2013 13:38

FÁRMACO EXITOSO PARA PACIENTES DEPRESIVOS

 

QUE QUIEREN DEJAR DE FUMAR

 

 

Varias explicaciones sobre  impacto del tabaco en depresión

 

Se cree que por factores genéticos existe una predisposición común a la depresión y tabaquismo.

 

Además, no se han descartado varias explicaciones sobre las razones que se ocultan detrás del alto impacto del tabaquismo en la gente con diagnóstico de depresión.

 

Por ejemplo, el doctor Eugeni Bruguera, del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Vall d'Hebron (Barcelona), argumenta que el potencial antidepresivo de la nicotina es adoptada por el fumador para aliviar su ánimo.

 

·        Sistema nervioso central

 

Otras consideraciones se detienen en el hecho de que la nicotina acciona como un agente tóxico que produce la desestabilización del sistema nervioso central, mientras  reafirman la idea de una influencia genética.

 

Resultados, cambio de mentalidad, depresión sin avance

 

Annals of Internal Medicine, a partir de la eficacia y seguridad comprobada por Pfeizer sobre su producto Chantix en enfermos depresivos con voluntad de abandonar el cigarrillo, publica que se llega a la conclusión de un cambio de mentalidad en el enfoque, indicando que equivocadamente se  ha pensado que el proceso depresivo empeoraba al dejar de fumar.

 

El paciente deprimido puede dejar el tabaco  con altas tasas de éxito, de acuerdo a la conceptualización del doctor Plácido Gascó, del Grupo de Abordaje del Tabaquismo de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC)

 

Sin complicaciones neuropsiquiátricas

 

El doctor Bruguera aseguró  que en los pacientes bajo tratamiento farmacológico para abandonar el cigarrillo, "no se constataron  diferencias significativas respecto a la presencia de complicaciones neuropsiquiátricas” y que, por el contrario, disminuyó tanto la depresión como la ansiedad.

 

Concretamente, el laboratorio admitió que entre las semanas 9-12 ya los pacientes evaluados tras la toma de la droga consiguieron una probabilidad de superar la adicción en el 35,9%.

 

La labor investigativa fue conducida por  Robert Anthenelli, MD, jefe asociado del personal de la salud mental en el Sistema de Salud de VA San Diego y profesor de psiquiatría en la Universidad de California San Diego, donde dirige el tratamiento del Pacífico y Centro de Investigación.



 

 

Más de la mitad de los fumadores del mundo sufre depresión y aquellos con un trastorno depresivo mayor (MDD) presentan dificultades superiores, en comparación con personas sanas, a la hora de pretender abandonar el tabaco.

 

La nicotina actúa como agente tóxico y desestabiliza el sistema nervioso.

 

 

60% población fumadora depresiva; sin depresión baja a 25%

 

Según las estadísticas que hoy se manejan, el  60% de la población que sobrelleva una depresión es  fumadora; una cifra  que se duplica en relación con la población en general que alcanza el 25%.

 

 

 

Prescripción de vareniclina

 

El laboratorio Pfizer puso en práctica la administración del medicamento vareniclina (Chantix) para dejar de fumar, mientras simultáneamente evaluó el estado anímico y la ansiedad de los fumadores, teniendo en cuenta específicamente la historia de pacientes depresivos.

 

 

Ayuda a depresivos y ansiosos

 

En un parte de prensa, Pfizer informó que este remedio realmente contribuye a detener el consumo de tabaco en la gente depresiva, e igual beneficio se da en quienes se ven dominados por la ansiedad.

 

No detectó un avance de la  sintomatología respectiva.

 

 

 

Depresión y tabaquismo, discapacidad y muerte

La depresión y el tabaquismo son algunas de las principales causas de discapacidad y muerte en el planeta;  exámenes efectuados hasta ahora –que excluyeron la utilización de la novedosa  medicación- en personas que toman antidepresivos y quieren dejar de fumar, observaron que las tasas de recaída son altas entre los que no logran acabar con el tabaco.

 

Primera investigación de la droga

 

Un trabajo aleatorio a cargo del citado laboratorio controló el uso de la vareniclina en 38 centros de atención psicológica y psiquiátrica de ocho países europeos y estadounidenses.

 

Analizó e hizo el seguimiento de 525 adultos fumadores con actual depresión, o pasada y con mayor estabilidad. Todos ellos fumaban al menos 10 días cigarrillos diarios y estaban motivados para  finalizar con el hábito.

Recibieron vareniclina o un placebo dos veces al día en el transcurso de 12 semanas; posteriormente, fueron seguidos durante  40 semanas adicionales.


Desde las cuatro semanas en adelante,  el 36% de enfermos depresivos dejó el tabaco

En las últimas cuatro semanas de tratamiento, alrededor del  36 por ciento de los pacientes tratados con vareniclina dejó de fumar, a diferencia del 16 por ciento del grupo placebo.

 

 

Cuando se consumaron las 40 semanas, un  20 por ciento del grupo de vareniclina obtuvo continuidad en la abstención del cigarrillo; en cambio,  sólo lo consiguió el 10 por ciento de los que tomaron placebo.

 

 

Estabilidad anímica sin pensamientos suicidas

 

Lo importante fue que no se registraron distinciones entre ambos grupos –los dos convencidos de usar la droga- en cuanto al estado anímico,  ansiedad o pensamientos de suicidio.

 

La vareniclina no agravó la depresión

Este fármaco permitió mejorar los esfuerzos de los pacientes con depresión para mantenerse alejados del tabaco.  

 

.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios