Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
19 abril 2013 5 19 /04 /abril /2013 13:22

FALLAS EN FLORA INTESTINAL: MAL HUMOR, INFECCIONES, ECZEMAS, BAJAS DEFENSAS

 

El desequilibrio de la flora intestinal es causa de muchas y reiteradas infecciones, además patologías como la alergia, asma, eczema, diarreas y estreñimiento.

 
Bacterias dañinas, alimentos mal digeridos, tóxicos en heces

Una alta población de bacterias dañinas,  hongos, y patógenos en general, se apodera del tránsito digestivo por alimentos mal digeridos, crean materia  fecal tóxica y originan diversos trastornos en los aparatos respiratorio, urogenital y cardiovascular y sistemas nervioso y osteoarticular.

 

Sistema inmunitario debilitado, exceso de excrementos

Cualquier persona con alteraciones en la piel, cambio de humor, dificultades para defecar, gases, diarreas comunes o sangrantes y enfermedades graves como colopatía funcional o cáncer de colon, presenta en el interior de los intestinos un exceso de excrementos que debilitan su sistema inmunitario y sufre lesiones infecciosas e inflamatorias en los  aparatos digestivo, respiratorio y urogenital, entre otros.

 

Trastornos emocionales

Las células intestinales desencadenan el 80% de la serotonina, la hormona del “buen humor”, una de las razones que explica la necesidad de cuidar bien el colon para no incurrir en trastornos emocionales.

 
Cuidados del intestino

 

Hay millones de microorganismo que pueblan el colon, lo protegen e impiden que las bacterias y levaduras patógenas se desarrollen en demasía.

Los microorganismos forman la flora intestinal y no basta simplemente con desatascar los intestinos para su buen desempeño.

 

El mal olor de las heces

Una tarea fundamental del colon es fermentar los alimentos no digeridos completamente y  extraer nutrientes, lo cual se consigue cuando se produce una evacuación regular y no desencadenan un mal olor excesivo.

Una mala digestión, ocasiona déficit nutricional, malestar y los residuos huelen muy mal.

Se altera el tránsito intestinal y se alojan gran cantidad de bacterias y levaduras perjudiciales que suscitan estreñimiento o diarrea y hasta rinitis, sinusitis, artritis y artrosis.

·        Gases

Los agentes malignos provocan gases (carbónico, metano e hidrógeno) en abundancia, forjan bolsas de gas en el colon y la sensación de  estar hinchados.

 

La flora intestinal

Al nacer no existen los microbios, que sí se presentan en millones  en las primeras 72 horas de vida.


Las primeras bacterias contraproducentes proceden de la flora vaginal de la mamá, cuando ella posee una flora intestinal contaminada.

En cambio,  aquélla que en las últimas semanas de embarazo tiene una flora intestinal sana, deja una excelente herencia a sus hijos.

 

·        Bronquitis crónicas en bebés

Ciertas enfermedades procedentes de algunos tipos de microfloras en madres con asma o dermatitis, acaban  transmitiendo estos perjuicios a sus  bebés, que aún pueden caer en bronquitis crónicas.

 

·        Nacimientos por cesárea

Los niños nacidos por cesárea no se contactan inicialmente con la flora vaginal de su madre, pero reciben la primera microflora del entorno hospitalario, con muchas bacterias resistentes a antibióticos(Staphylococcus aureus) y pueden padecer consecuencias graves para toda la vida, tales como neumonía, sepsis, meningitis.

 

Desequilibrio de la flora intestinal, motivos

  • Factores interiores del organismo, sistema inmunitario deficiente, enfermedad metabólica, herida, intervención quirúrgica, inflamación, estreñimiento crónico o un tumor en el intestino.
  • Factores exteriores al organismo, alimentación desequilibrada, contaminación por metales pesados, pesticidas, o por aditivos alimentarios antimicrobianos, infecciones, altos niveles de estrés, tratamientos antibióticos, vacunas.

Fuertes disfunciones en la capacidad inmunitaria producen una infección generalizada y potencialmente la muerte.

 

Alimentos probióticos para recuperar la flora intestinal

Los alimentos probióticos son fermentados, reúnen una serie de microorganismos vivos que recobran naturalmente la flora intestinal.

 

 

Se destaca el yogur enriquecido con Lactobacillis GG; en la comida de Oriente el kéfir, la sopa de miso, el chucrut, alcachofas y microalgas (espirulina); entre los alimentos occidentales: avena, miel, quesos blandos, frutas, leche de cabra y chocolate amargo, remolacha,zanahorias,benjenas,cebollas,pepinos,aceitunas, nabos.

 

Priorizar frutas, cereales integrales, legumbres, pescado azul

 

Se recomienda priorizar frutas, cereales integrables, legumbres (col, brócoli), pescados azules y reducir el consumo de carne y grasas saturadas.

 

Corresponde evitar el agua con cloro, alimentos azucarados e hidratos de carbono, que traen trastornos cardiovasculares y del sistema nervioso u osteoarticular y obesidad.

Es imprescindible no romper la cadena de frío para la conservación de los alimentos.

Fuentes: Boletín beengood

Borody TJ, George L, Andrews P et al. Bowel-flora alteration: a potential cure for inflammatory bowel disease and irritable bowel syndrome

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : tosomarcelainfosalud-sofia.over-blog.es/
  • : informaciones sobre salud actualizadas en el ámbito argentino e internacional más polìtica vinculada a la salud en la Argentina salud
  • Contacto

Enlaces