Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
16 octubre 2012 2 16 /10 /octubre /2012 07:41

ESTRÉS: RECOMENDACIONES PARA DOMINARLO

EN EL ÁMBITO LABORAL

 

Según el sitio web Giardian.co.uk el estrés es un mecanismo de defensa natural del cuerpo, significa una  señal de alerta de riesgos contra la salud y  prepara para la acción.

Hoy abunda en el campo laboral.

 

·        25% adultos con estrés, ansiedad y depresión

 

Cada año aproximadamente el 25% de los adultos en el mundo sufre síntomas de estrés, ansiedad y depresión.

 

 

Sintomatología del estrés

 

Un cuadro de estrés muestra taquicardia, dolencias estomacales,  tensión muscular, hormigueo en la cabeza, vómitos, sensación de opresión o presión en el pecho y  sudores.

Existen comportamientos que puede adoptar el paciente para contrarrestar la sintomatología; consisten en un buen manejo tanto de complicaciones  físicas como de los sentimientos negativos.

 

Luchar o huir, sector frontal derecho del cerebro

 

Todo depende de si el cuerpo se dispone a luchar o a huir.

Los últimos estudios en la temática han verificado que la reacción de pelear o escapar ante situaciones estresantes, modifica el sector frontal derecho el cerebro que introduce cambios en la manera de pensar.

 

·        Defensa, ataque, huida o tolerancia

El  pensamiento DART de defensa, ataque, huida o tolerancia, da lugar a que la persona  busque protegerse, o se torne agresiva, destructiva y/o se resista a  recibir ayuda.

 

·        Sensación de haber fracasado

 

Es muy importante tener en cuenta que son muy sutiles las circunstancias que van contra la supervivencia, tanto en el trabajo como en el entorno social y familiar, y sobre todo cuando predomina la sensación de fracaso.

Pero si se aprende a dominar los síntomas del estrés y la negatividad, es factible combatirlos también en la medida en cómo se encare el modo de pensar.

 

Algunas recomendaciones

 

·        Si se padece un síntoma físico se debe  aceptarlo y no obsesionarse en contrariarlo, aunque sin calificarlo de antemano como irremediable; esta actitud permite focalizarse en las acciones imprescindibles para conseguir una mejoría general.

 

·        Acostumbrarse a exhalar e inhalar. Respirar con lentitud por el término de 10 minutos renueva la voluntad de mejorarse y retomar el estado natural.

 

·        No analizar en profundidad los pensamientos.

 

·        Elaborar un pensamiento positivo cada día y recurrir a él cuando uno se siente mal; así se facilita la recuperación del equilibrio emocional.

 

·        Una vez recobrada la armonía  emocional, hay que cuestionarse a uno mismo sobre cuál es el motivo que atemoriza y cómo cuál es el procedimiento que se adecuaría  para enfrentarlo.

 

·        No corresponde preocuparse por errores del pasado o proyectar futuros problemas. Admitir sin culpa los buenos y malos momentos de la vida, contribuye a no caer en el estrés.

 

·        Reflexionar cada día 15 minutos sobre aspectos positivos.

 

 

Otra fuente consultada: socióloga de la Universidad de Michigan, Sarah Burgard, profesora investigadora asistente en el Instituto de Investigación Social (ISR) de la UM.

 


 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios