Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 junio 2012 2 12 /06 /junio /2012 09:06

ESTRÉS DEL ÉXITO: MADRES Y TRABAJADORAS PLENAS Y

AGOBIADAS

 

El sexo femenino en las grandes ciudades en este siglo ejecuta una variedad de roles, con papeles tradicionales como las de madres de familia y amas de casa, más responsabilidades nuevas y demandantes producto de actividades empresariales, directivas y profesionales.

 

 

Dinámica del estrés

Esta gama, que obliga al éxito en todos los campos está impactando negativamente en su desarrollo personal y laboral.

La exigencia de triunfar en el ámbito familiar y del trabajo fuera de casa acaba afectando el desempeño integral de muchas mujeres,  afirmó  un estudio encarado por Katia Villafuerte, directora de la licenciatura de sicología organizacional del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Ciudad de México.

 

El mundo exterior estigmatiza

Si  se cumple o no  con el estándar social externo esperado, la mujer del siglo XXI es estigmatizada, criticada o alabada de acuerdo a cómo vive habitualmente.

Cuando  fracasa en algún aspecto, se siente mal, se estresa y se deprime, aseguró la experta.

A diferencia de los varones desde la década de 1960 el sexo femenino  viene acumulando una suma creciente de roles sociales.

 

Síndrome de querer hacerlo todo y tener todo

Ahora se observa en ellas el síndrome de querer hacer y tener todo que les ocasiona internamente estrés, depresión y consecuencias anímicas desfavorables.

 

Cuestionamiento de multiplicidad de roles, inestabilidad

Este fenómeno, al incursionar las mujeres de modo mayor en espacios profesionales, ha conducido a que se cuestione esta multiplicidad, ya que simultáneamente el entorno pretende que sea una “mamá tradicional”.

Sobrevive aún la postura patriarcal, es decir, que ellas no descuiden sus tareas hogareñas, y la diversidad torna harto difícil que sean capaces de cumplir con todo lo que les genera inestabilidad.

 

Exigencias sociales

La juventud femenina debe conservar una silueta delgada, ser buena ejecutiva, ganar dinero, vestirse bien y tener un hombre a su lado que quiera casarse con ella.

Si no logra todo ello, suele ser mal vista y si procura conseguirlo “parece una loca” al pretender conciliar una cosa con otra y todo al mismo tiempo, aseguró Villafuerte.

 

Necesidad de ayuda de los varones

 

Es imprescindible una mayor integración masculina en el orden familiar para el éxito y ejecución plena de la diversidad de identidades que asumen las mujeres, argumentó la experta.

 

El varón tiene que desencasillarse

Los varones hoy deben adoptar conductas que se hallaban encasilladas para la mujer: lavar la ropa, ir al supermercado, retirar a los  niños de la escuela; estos  comportamientos ya no corresponde que sean exclusivos de las mujeres.

El cambio se está dando, aunque no con la celeridad que se precisa, todavía en el siglo XXI los hombres tratan de ocultar  o soslayar estas actitudes que tendrían que asumir porque aún influye en ellos la percepción social.

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios