Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
4 mayo 2013 6 04 /05 /mayo /2013 09:45

ERRORES NUTRICIONALES QUE  IMPIDEN ADELGAZAR

 

 

Algo falla en los menús diarios si aún creyendo que se come bien no se adelgaza. Según los especialistas, cuando una persona se somete a un régimen y no  logra bajar los kilos de más que  pretende, existen errores  de índole  nutricional que merecen correcciones.

 

Se incorporan calorías de más sin darse cuenta

 

 Es esencial comer de todo, cinco veces al día, y en escasas cantidades; lo mejor es  cenar poco y desayunar bien.

 

Sin embargo, pese a que se cumplan estas indicaciones, es factible que se incorporen calorías superiores a las que necesita el organismo, o que se ignoren las cualidades de  una alimentación nutritiva.

 

Entonces, se torna imprescindible ver lo que se hace bien y cuáles son los hábitos que promueven equivocaciones.

 

 

Comer a la misma hora con tranquilidad

 

Corresponde llevar adelante la siguiente premisa: comer sano y no dejarse dominar  por la ansiedad porque suele provocar  excesos.

 

Lo ideal es que todas las comidas se cumplan a la misma hora y con calma y tranquilidad.

 

·        No frente a la computadora, de pie, ni en 15 minutos

 

Por ejemplo, se incurre en un desliz  grave si se efectúan a diario cualquiera de las comidas frente a la computadora; lo mismo, si se hace de pie, o se destinan solo quince minutos para cada una.

 

·        Educación ante la mesa

 

Cuando no se reconoce que las costumbres no son saludables,  ni se sostiene una dieta equilibrada, desconociéndose cómo subsanarla, un endocrino o a un nutricionista reúnen las condiciones para marcar pautas de educación ante la mesa.

 

La dieta no tiene que ser para toda la vida

 

Si los hábitos nutricionales son buenos, se mantiene una actitud normal hacia la comida, y se eligen alimentos sanos, no habría que hacer un régimen de por vida.

 

·        La clave: conservar el peso a largo plazo

 

La clave es mantener el peso a largo plazo. Para ello, no es preciso restringir siempre algún alimento sino repartirlo de manera moderada en las cinco ingestas y no olvidarse de cenar ligero y desayunar más copiosamente sin caer en exageraciones.

 

 

Cuidado con cortar hidratos o grasas y retomarlos

 

Tampoco hay que cortar de raíz el consumo de hidratos y/o grasas, dado que si se vuelve a comerlos-tras una dieta estricta- se engorda de nuevo.

 

 

Consumir alimentos de todos los grupos

 

Con el propósito de soslayar un régimen de por vida, hay que consumir alimentos de todos los grupos, pero dejar los hidratos “pesados” (pastas, legumbres, arroz) para  el almuerzo y pan o galletas para el desayuno.

 

Eliminarlos de cuajo es una de las peores faltas que se pueden cometer, dado que  contribuyen a la estabilidad de la glucosa e impiden los ataques repentinos de apetito.

 

No existen las dietas “milagro”; practicar ejercicios

 

Las dietas milagrosas jamás brindan soluciones;  en cambio, para obtener un éxito  duradero hay que adelgazar lentamente.

 

De modo simultáneo se deben practicar ejercicios de tonificación muscular; son los aliados insuperables para no recuperar el peso perdido.

Se recomiendan  yoga o body pump tres veces en la semana.

 

Nunca pasar hambre

 

Los que culminan una dieta, no se benefician cayendo en la tentación de comer cuánto les apetece, ni sujetándose a  los alimentos contraproducentes que más le gustan, como los dulces.

 

Esto no significa quedarse con hambre, es decir, lo esencial es no pasar más de tres o cuatro horas sin llevarse algo a la boca.

 

·        Alimentos permitidos entre comidas

Los  alimentos permitidos para que no asalte el apetito son: una fruta, nueces, un trozo de queso fresco, una tortita de maíz, un yogur, una rebanada de  pan integral o  una onza de chocolate. No añaden calorías extras y con pequeñas ingestas el metabolismo se halla siempre en funcionamiento.

 

No hartarse de agua para engañar el hambre

 

 

Es una mala idea atosigarse de agua para engañar el hambre. Las medidas imprescindibles diarias son dos litros de agua, y  más durante el verano o si se ejecuta un esfuerzo físico.

 

No es apropiado tomarla excesivamente en las comidas porque se demora la digestión y el cuerpo dispone de más tiempo para absorber las calorías.

 

Cuando se presentan inconvenientes de retención de líquidos, no  corresponde sobrepasar la cantidad de agua aconsejada ni abusar de la sal.

 

·        Pequeños sorbos mientras se come

 

Lo fundamental es tomar  pequeños sorbos mientras se come y optar por cantidades mayores fuera de la comida.

 

No a los refrescos

 

Un gran problema es optar por los refrescos en lugar de beber agua.

 

Tanto los refrescos cola como el vino agregan calorías; no es bueno adoptarlos como una costumbre diaria.

 

Sí a los jugos naturales

 

A quien no le gusta el agua, puede reemplazarla con bebidas naturales que la contengan.

 

Cada mañana, habría que prepararse un jugo de naranja u otras frutas y nunca elegir los envasados.

 

Entre horas: tomar té verde e infusiones de melisa, ya que regulan el sistema hormonal y no ponen nervioso.

 

Combinar alimentos

 

        

Comer solo hidratos o solo proteínas en una comida no adelgaza, si bien se facilita la digestión; no obstante, el organismo no recibe la ración de cada alimento que le es preciso.

 

La clave está en comer de todo y en pequeñas porciones, y dejar de lado la alimentación más calórica tal como grasas o dulces.

 

·        Vegetales frescos

 Se acepta apenas una rebanada chica de pan en cada comida y añadir siempre vegetales frescos, como una ensalada; ellos preparan los jugos gástricos para procesar el resto de la alimentación.

 

Hay que comer  por debajo de lo que se es capaz para que el organismo use las reservas, por ende, levantarse de la mesa sin  la sensación de una plena satisfacción.

 

 

Cómo proceder a medida que pasan los años

 

A medida que se avanza en edad el metabolismo se ralentiza y cuesta más que queme los productos alimenticios ingeridos.

 

·        Incrementar actividad física, pasear luego de comer

 

Por lo tanto, el individuo tiene que moderar más las cantidades para mantenerse en peso; lo correcto es incrementar su actividad física y convertirla en un hábito diario.

 

Dar un paseo después de cada comida evita que las calorías se instalen; dormir la siesta, recostarse o ir a la cama tan pronto se ha terminado de cenar es lo peor para ganar peso.

 

 

·        Alimentos para prescindir

No a los azúcares sintéticos, leer las etiquetas de panes, conservas y embutidos, nada de grasas,  alcohol, bollería industrial ni  fast food.

 

Sí al aceite de oliva, los frutos secos, el pescado azul o el aguacate. Los azúcares que el cuerpo necesita los proporcionan los hidratos de carbono, las legumbres y las frutas.

 

A quienes les cuesta prescindir de los dulces, les resta la opción de hacerlos en su casa y comprar los biológicos, sin grasas saturadas ni azúcares refinados.

 

 

No comer sin hambre

 

No hay que tener en la casa alimentos que tientan, sobre todo cuando no se siente hambre; frente al temor de la tentación es preferible salir a caminar o realizar otra actividad lejos del hogar.

 

 

Nunca postres a la noche

 

Se admite únicamente una fruta un rato antes de acostarse a fin de que el cuerpo movilice calorías.

 

 

Cómo cocinar

 

El aceite no debe incluirse como la principal forma de cocinar, así no se pierde peso. Tampoco abusar de la carne ni de las grasas saturadas, sino reemplazar los fritos por el horno o la cocina a vapor. Incluso muchos alimentos se comen crudos: champiñones laminados, espinacas y brócoli, entre otros.

 

El horno coce carnes, pescados y verduras en su propio jugo, sin cargar  aceite, como no adicionar  la sal al  pescado.

 

Productos lácteos

 

Abandonar los productos lácteos bajos en grasa es dañino para la estructura ósea.

Además, el cuerpo quema más grasa cuando posee suficiente calcio.

Fuentes consultadas: Arancha Herrero, nutricionista

Fundación Alemana de Investigación (DFG)

Hans Schuh, Saint Leo University

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios