Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
22 septiembre 2012 6 22 /09 /septiembre /2012 09:02

 

EL ESTRÉS Y LA DIETA PARA MANEJARLO  Y EVITAR SUS CONSECUENCIAS

 

 

La gente que padece estrés debe evitar el consumo de alimentos con edulcorantes artificiales, el chocolate, el café, el alcohol y las frituras.

 

Qué más hay que comer

Se recomienda la ingesta de muchas frutas, especialmente las de color amarillo, porque el pigmento de beta caroteno es de suma ayuda para manejar el estrés.

 

·        Frutas con vitamina C

Entre las frutas, se deben preferir la  naranja, chinola, cereza, guayaba, limón, toronja y cualquier otra que brinde vitamina C junto con beta caroteno.

Varias investigaciones constataron que esta vitamina contrarresta el  estrés, mientras acciona en las glándulas suprarrenales al elaborar la hormona que lo combate naturalmente.

 

Achicoria, lechuga

La achicoria (Cichorium intybus) es otra planta que se aconseja al igual que la lechuga.

 

No a los lácteos por 20 días y a las gaseosas

Hay que quitar de la dieta los productos lácteos, por lo menos durante 20 días y las bebidas gaseosas en razón de que contienen cafeína.

 

Terapia psicológica, ejercicio físico, acupuntura, hipnoterapia

 

Por otra parte, la alimentación propicia necesita del complemento de una terapia psicológica, administración de fármacos en casos extremos, y ejercicio físico; también son de utilidad  la acupuntura y la hipnoterapia.

 

Masajes

 

El ejercicio físico rompe tensiones al igual que los masajes sobre cejas,  cuello y  sienes, con movimientos circulares en dirección contraria a las agujas del reloj.

 

 

Cómo actúa el estrés

 

La mayoría de las veces no responde a trastornos de salud, aunque los provoca.

Es una situación agresiva de origen física, psicológica, mental, afectiva, social, biológica o espiritual.

 

No es una enfermedad pero puede detonarla

No es una enfermedad, aunque es posible que sea un detonante de ella si el problema que lo causa no se resuelve rápido.

 

 

Causas

Son variadas: la muerte de un ser querido, el divorcio o la separación de una pareja, deudas, exigencias laborales, uso y abuso de fármacos, pérdida de empleo, toma excesiva de  café y alcohol, tabaquismo y drogadicción.

 

El estrés que no se maneja

Si no se logra enfrentarlo con éxito, puede ser motivo de que se generen y multipliquen los radicales libres.

Son muy frecuentes los dolores de cabeza, denominados cefaleas tensionales.

 

Cansancio, colesterol, insomnio, palpitaciones, gastritis, vómitos

 

Produce cansancio, irritabilidad, diarrea, colitis, incremento de los triglicéridos y el colesterol, crecimiento de los latidos cardíacos por minuto o palpitaciones, gastritis, vómitos, dolor en el cuello, en los hombros, la espalda, insomnio y  policitemia vera (afección de la médula ósea que lleva a un aumento anormal de células sanguíneas, sobre todo de glóbulos rojos).

 

Hipófisis,  cortisol, adrenalina

 

Se acrecienta la producción de la hormona adrenocorticotrópica (ACTH) en la glándula hipófisis o pituitaria y- a través de la sangre-  ésta arriba a  las glándulas suprarrenales y libera el cortisol: la hormona del estrés.

También se eleva la adrenalina y ocasiona la  hipertensión.

 

 

Más facilidad para contraer infecciones y alergias

 

Se ve limitada la acción de los glóbulos blancos, en el marco de bajos mecanismos de defensa, por lo que los microbios no hallan freno y la persona estresada corre mayor riesgo de contraer infecciones.

Crea las condiciones para que el individuo se encuentre más expuesto a muchos tipos de alergias, siempre por inhibición de glóbulos blancos.

 

Fuentes consultadas: Universidad de Washington (EE UU

 

 Dr. Carlos Lipchitz

Hospital de Houston Texas

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios