Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
16 julio 2013 2 16 /07 /julio /2013 12:21

DOLOR ABDOMINAL POR ANORMAL VACIAMIENTO

 DE VESICULA BILIAR

 

Se denomina disquinesia vesicular al dolor en la parte superior derecha del abdomen a raíz de  que disminuye el vaciamiento de la vesícula biliar.

 

También es posible que aparezcan náusea y vómito.


Causa

 

La causa se atribuye a la cicatrización o espasmo del esfínter de Oddi: un músculo en forma de círculo de alrededor de un centímetro de tamaño; su tarea es mantener cerrados los músculos del conducto biliar y del conducto pancreático, con el fin de impedir el reflujo de los contenidos intestinales hacia esos conductos.

 

Si este esfínter padece un espasmo o muestra cicatrices, el drenaje de los conductos biliar y pancreático se compromete, dando origen a la dilatación irregular del conducto biliar y/o pancreático, relacionándose  con  un aumento de los productos y enzimas del hígado, vesícula biliar y páncreas.

 

El dolor es producto de la obstrucción de los conductos.

Síntomas

El dolor abdominal, náusea y vómito se incrementan o no. En tanto, las personas suelen perder peso, no sienten apetito, y tienen fiebre, escalofríos y diarrea.

 

Los síntomas son semejantes  a aquellos por los cuales inicialmente se extirpó la vesícula biliar, e incluyen dolor abdominal, náusea y vómito. 

 

La sintomatología es ocasional, o bien aumenta y disminuye.

 

Las personas podrían perder peso debido a la falta de apetito.  

 

Si el cuadro es grave y no se adecua al tratamiento correspondiente, se debe investigar a fondo porque es factible que responda al síndrome de intestino irritable o dispepsia ulcerosa o  no ulcerosa.

Diagnóstico

 

Se practica la gamagrafía hepatobiliar (HIDA). Si la vesícula concentra en tiempo normal, es estimulada con la aplicación de  colecistoquinina (CCK).

Una fracción de eyección (FE) por debajo de 35% determina que hay disquinesia vesicular.

 

Tratamiento

 

En principio, se prescriben  antiespasmódicos y el seguimiento de una dieta. Cuando la sintomatología persiste se procede a una cirugía de mínima invasión con extirpación de la vesícula biliar; este procedimiento quirúrgico termina con la enfermedad para siempre.

 

Dieta

 

 

 

Los pacientes necesitan una dieta no superior al 30% de grasas.

La bilis degrada y absorbe la grasa del cuerpo, pero ante la presencia de piedras y patologías vesiculares, la primera instancia  es bajar la cantidad de grasas para prevenir complicaciones tales como la gastroparesia, mala absorción de nutrientes e hígado graso.

Gastroparesia

Cuando el estómago vacía su contenido al intestino de manera muy lenta se padece gastroparesia, que conduce a la distensión abdominal, náuseas, vómitos y a veces diarrea.
El consumo de alimentos grasosos empeora la situación

Mala absorción de nutrientes

 

 La absorción de los nutrientes es la transferencia de la comida al torrente sanguíneo.

Ciertas afecciones en el páncreas y en el intestino delgado obstaculizan esta absorción, y las grasas generan agravamientos.



Hígado Graso

 

La acumulación de grasa en el hígado llega a provocar un daño grave en este órgano (hay numerosas razones para que se cree esta circunstancia dañina).

Un aporte importante es sostener  una dieta baja en grasa y perder kilos de más.


Cómo alimentarse

·        Carne

 

 Desgrasar la carne y hornearla  o hervirla, nunca freírla.

 

·        Lácteos y derivados


Beber  leche evaporada y comer manteca, ambas sin lactosa; se recomienda crema ácida sin grasa, ricota sin lactosa y queso cottage bajo en grasas.

No ingerir ningún derivado elaborado con leche entera.

 

·        Panes y granos

 

Son aconsejables los panes integrales, cereal (excepto granola), galletas saladas, pasta, dulces sin grasa, pan francés con sustituto de huevo y preparado con leche sin lactosa.

Ningún pan tiene que tener huevo ni queso; no comer pan dulce, papas y arroz fritos.

·        Vegetales


Se admiten todos los vegetales aunque no fritados.

 

·        Frutas


Ninguna fruta es contraproducente, menos el aguacate.


Grasas y aceites

No utilizar más de una cucharadita de aderezo de ensalada y aceite vegetal o de oliva y, dos cucharaditas de crema ácida. Se aceptan

 aceitunas sin superabundancia.

 

La duración la dieta la determina el médico tratante.

 

Fuente: Shafer E. Acalculous Biliary Pain: New Concepts for an Old Entity, Digestive and Liver Disease 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios