Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 enero 2012 5 20 /01 /enero /2012 11:13

 

CUADROS GRIPALES QUE MERECEN MAYOR CUIDADO Y DIFERENCIA CON GRIPES COMUNES

Siempre el virus de Influenza AH1N1 está latente y es un motivo de preocupación a cualquier edad, aunque todas las personas –sin que cunda el temor- precisan la adopción de medidas preventivas y que no confundan cualquier cuadro gripal con una simple gripe.

 

 

Neumonía, diferencias con gripe común

 

La neumonía es provocada por la influenza y no resta mucho por hacer cuando aparece; aún es posible que conduzca a la muerte.

 

La diferencia con una gripe común es la siguiente: la influenza es súbita y severa con fiebres muy altas de 39 a 40 grados y un desgaste general y progresivo del organismo, como si estuviera “cortado”; se suma la sensación de falta de aire más dificultades para respirar con flemas en los pulmones.

.


Peligro automedicación

 

Los individuos  tienen que distinguir los síntomas de alarma; con el suministro de un antiviral a tiempo y la permanente vigilancia del médico y de los familiares, la situación se remonta.

 

El problema es la automedicación; hay que concurrir al médico y recibir el tratamiento realmente apropiado.


Es importante, a la vez, no creer que todas las gripes son mínimas y sin consecuencias; de ahí, que es fundamental una consulta médica.

 

Mucho depende de las defensas



Es muy variable la posibilidad de morirse por un estado gripal, mucho depende de las defensas que posee cada sujeto,  aunque el peligro tiende a intensificarse en adultos mayores.

 

En general, la influenza AH1N1 ha matado a gente productiva sin vacunarse.

 

Nunca hay que alarmarse, pero tampoco tomar la gripe a la ligera.


Muchas veces las personas tienen miedo de perder el trabajo y no van al médico a tiempo. Los más expuestos a complicaciones son los menores de dos años y los de 60 en adelante.


Fuente: Patricio Zentella de Santiago, pediatra, Córdoba, Argentina

 

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios