Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 julio 2013 7 07 /07 /julio /2013 15:54

CORTE DE DIGESTIÓN, AUMENTO DE PESO, QUEMA CALORÍAS, VALOR DEL MANGO

 

El corte de digestión es un problema completo de  mitos y realidad.

Se lo conoce como hidrocución. Es consecuencia  de  una diferencia brusca de temperatura que recibe el cuerpo al hallarse a  una temperatura muy superior cuando se sumerge en el agua.

·        Posibilidad de paro cardiorespiratorio

Entonces, se presenta  un reflejo de inhibición de la respiración y la circulación  que produce una sobrecarga cardíaca que es factible que de lugar a un paro cardiorespiratorio.

 

No tiene nada que ver con la comida

 

La hidrocución no es un producto de una falla en el proceso digestivo ni se relaciona con la comida ingerida antes de darse un baño.

Responde únicamente a la gran diferencia de temperatura a la que se somete el cuerpo de manera repentina.

 

Temperatura corporal alta y agua fría

Si bien la medicina reconoce una vinculación entre la hora de la comida y el corte de la digestión, descarta que se ocasione por los alimentos consumidos, sino que remarca un choque de temperatura entre el cuerpo y su introducción en agua fría.

 

Los alimentos demoran  cuatro horas en digerirse

Lo que sí es cierto que si el individuo ha comido copiosamente se ve más susceptible a un cambio brusco de temperatura si se toma un baño frío, por lo que se expone a sufrir mareos.

Cuando se come en exceso, no tirarse en plancha

Tantas veces como se siente el estómago “lleno”, si se está en un río, mar o pileta, hay que evitar siempre tirarse en plancha al agua.

Lo importante en estos casos, es entrar en el agua tranquilamente y de forma lenta.

Se aconseja mojarse las muñecas, el cuello, la cara y adjudicarle mucha importancia a la cabeza, también mojándola.

Probada el agua, y habiéndose acostumbrado paulatinamente a  su temperatura, ya no ocurre ningún inconveniente.

·        Vómitos

Por supuesto que jamás hay que nadar ni cumplir actividades energéticas porque mientras se está haciendo la digestión se pueden producir vómitos.

 

Calorías quemadas en la digestión

El cuerpo necesita energía para desarrollar cada una de sus funciones: digerir, metabolizar y absorber nutrientes.

Pero las calorías se pueden quemar.

·        Cómo incrementarlas

Algunos alimentos y nutrientes demandan mayor esfuerzo al organismo y aumentan el gasto energético.

Lo apropiado es:

 

  • Comer alimentos proteicos en cada comida. Las proteínas, son las que demandan más tiempo.

En una dieta rica en proteínas, el gasto de digestión alcanza a elevarse al 5%; en dietas hipoproteicas se reduce  hasta un 40% la capacidad metabólica.

  • Condimentar las comidas con especias; así, se prolonga el gasto calórico. Por ejemplo, el chile y la mostaza extienden el proceso digestivo por tres horas.
  • Consumir cafeína (con moderación): la cafeína en alimentos o beber una taza de café, aumenta notablemente el gasto calórico que genera la digestión y aún el de los basos.

·        No restringir la ingesta calórica y fraccionar la dieta: la ingesta de pocos alimentos afecta el sistema nervioso.

  • No abrigarse en demasía: exponerse al frío  tiene un efecto semejante al consumo de cafeína y estimula el gasto calórico en reposo al igual que el  producido con la digestión.

Kilos de más

Un error de un 1% por una termogénesis inducida por la dieta es posible que  produzca la ganancia de un kilo de más por año y de diez por década.

Recomendaciones

Lo importante es saber que el mecanismo de saciedad tarda de 20 a 25 minutos. Por eso, una comida debe durar por lo menos 30 minutos. También hay  esperar un poco entre la sopa, el segundo plato y el postre.

La gastroenteróloga Silvia Muñoz señala que comer muy rápido constituye un riesgo grave para la salud, principalmente para el aparato digestivo, ya que no se asimilan adecuadamente los alimentos y todos sus nutrientes, y esto produce un desgaste del estómago.

Masticar bien  es el primer paso de una buena digestión. La boca reúne una serie de glándulas que secretan saliva, sustancia necesaria que ayuda al estómago a digerir los alimentos.

Estar muy apurado al comer puede ir acompañado de ansiedad, que hace masticar más rápido y que se abra más la boca al ingerir cada bocado. En este acto ingresa mucho aire, lo que causa gases, hinchazón y dolores estomacales.

La solución al problema está en organizar el tiempo y llevar un estilo de vida saludable, acompañado de ejercicio físico.

Las personas que comen en compañía de gente tienden a una alimentación de mejor calidad. Es importante dedicar más tiempo a las comidas y compartirla con amigos o con familiares.

 

El aporte del mango; hasta ayuda a superar la ronquera

Es una fruta de alto valor  nutritivo, rica en potasio, magnesio, yodo, cinc, hierro y ácido fólico.

·        Facilita la digestión

Contiene vitaminas B1, B6, B12, B4 y C. Su uso cotidiano facilita la digestión; posee una  enzima que calma el  estómago.

·        Otras propiedades

Combate ronqueras, cura encías, escorbuto, dolor de muelas; depura la sangre, ataca el estreñimiento y catarros, bronquitis y resfriados.

Si el fruto está verde, no hay que beber leche después de comerlo; es posible que genere problemas respiratorios, sobre todo en los niños.

Se aconseja su consumo en batidos, helados, confitura y mermelada natural.

·       

También sirve para enjuagues bucales al preparar un té de unas hojas de la planta; se ponen a hervir unos minutos, se cuela y se deja entibiar para luego enjuagar la boca.

 

Otras fuentes consultadas: Gabriela Gottau

Vitónica

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios