Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 julio 2012 4 05 /07 /julio /2012 08:58

CÓMO SUFREN NIÑOS Y ADULTOS LA MUERTE DE UN SER QUERIDO

 

El sufrimiento no deja de estar presente en los niños (al igual que en toda persona de cualquier edad) que acaba de experimentar la muerte de un ser querido, más todavía si se trata de alguno de sus padres o hermanos.

 

Estar atentos a reacciones infantiles, tendencia a jugar

Siempre hay que estar atentos a que el estado de angustia, tristeza y desazón, no se prolongue más allá del periodo que implica un duelo, dado que si es así los chicos pueden caer en alguna patología especialmente de orden psicológico, sobre todo depresión.

Sus expresiones comunes en estas situaciones son:” te quiero” y “te echaré de menos aunque estaré bien”.

En tanto, su tendencia natural es salir a jugar, a pesar de sentirse desvalidos.

 

·        Sondeo de últimas conversaciones con enfermos terminales

Se concretó una investigación sobre las últimas conversaciones que los menores y también adultos mantuvieron con enfermos terminales a través del Centro de Atención al Duelo de Madrid (ALAIA).

 

Los niños simularían o enterarse de la realidad

La psicóloga y directora de la entidad, Dulce Camacho, advirtió que para los pequeños la posibilidad de un fallecimiento y su consecuente duelo habitualmente es algo desconocido; entonces, con su tendencia a ponerse a jugar “simularían” que no se enteraron, cosa que dista de la realidad porque “están viviendo esa etapa”.

 

 

Efectos en las criaturas: participación en el proceso de la  enfermedad

Por ejemplo, frente al deceso de un hermano la aparente renuencia a admitir esa verdad es muy complicada porque “depende de muchos factores”.

Supone una circunstancia dispar que depende del hecho de que las criaturas hayan podido dialogar con el enfermo, que hayan participado del proceso de la enfermedad y que su entorno familiar  no ha dejado  de ocuparse de ellos en ese etapa.

 

·        Doble pérdida que repercute emocionalmente

Asimismo, durante en ese lapso, repercute en los chicos una doble pérdida: la del hermano y la de los padres en el área emocional,

 

Terapias, talleres, juegos y grupos de apoyo

La mencionada institución lleva adelante –para la recuperación emocional de los niños- terapias individuales,  talleres de plástica y juegos con pares.

 

Para la asistencia de adultos  que perdieron hijos, marido, esposa o padres, ALAIA interviene con el aporte de grupos de apoyo.

 

Los valores que sostienen quienes pierden un ser querido

Quienes pierden un ser querido le atribuyen mucho valor a la oportunidad de haberse despedido de él y de  haberle expresado verbalmente su cariño.

 

Formular  amor y agradecimiento

Es fundamental, reconoció Camacho, que al enfermo terminal el grupo familiar le digan el amor que le tienen y darle las gracias por el tiempo de vida compartido y por lo que les han enseñado.

 

Pedir perdón

Asimismo, hace bien al sobreviviente que alcance a pedirle perdón a quien está próximo a morirse por lo que no se hizo bien o lo que ha quedado pendiente, al igual que perdonarlo por actitudes que lo afectaron.

 

Quitar al enfermo carga emocional

Por otra parte,  es positivo para  un enfermo lúcido quitarle una carga emocional, como puede ser mediante bromas o charlas agradables referidas a anécdotas que le permitan sentirse que no está solo ni es incomprendido.

 

 

Diferencias de expresión en ambos sexos

Frente a un dolor como este, ambos sexos actúan con diferencias. El hombre es más dado a los gestos que a las palabras, agarra la mano del enfermo, su hombro, o lo acaricia.

En cambio,  la mujer verbaliza más.

 

No está prohibido llorar

Camacho cree que no hay que evitar el llanto en presencia del ser querido que va a morir, al contrario, considera que en gran parte de los casos un llanto tranquilo (nunca desesperado) y calmado “acompaña mucho y mitiga el sentimiento de soledad del enfermo.”

Remarca que un desborde de llanto nunca es bueno “porque crea sufrimiento en la persona que se va”.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios