Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 noviembre 2012 4 01 /11 /noviembre /2012 10:30

CELULITIS: VERDADES Y MITOS SIN FUNDAMENTO

 

Para luchar contra la celulitis importa llevar un buen estilo de vida, que incluye una dieta equilibrada, ejercicios, masajes en la ducha y con productos que contengan extractos marinos y no consumir cafeína y otras toxinas.

 

No es sólo grasa

Es consecuencia, especialmente, de una mala circulación sanguínea y de drenaje.

La vida sedentaria conduce a una circulación inapropiada.

Se activa el movimiento de la sangre en la medida en que las mujeres cuidan su peso y caminan.

No solamente es grasa.

 

Herencia

Es verdad que existe la posibilidad de heredar una tendencia a la celulitis en la piel, como algunas familias son proclives a varias enfermedades.

·        Hormonas, dieta

Es probable evitar la tendencia hereditaria por haber tenido madres  o abuelas con celulitis, si la mujer empieza cuanto antes a cuidarse.

En este aspecto, las  hormonas, una dieta sana y costumbres de vida saludables son importantísimas.

 

Qué pasa con el sobrepeso

 

Es falso que únicamente atenta contra las mujeres con sobrepeso.

Más del 80% de ellas en occidente tienen celulitas siendo delgadas, e inclusive afecta a modelos que se caracterizan por disponer  de un cuerpo proporcionado.

 

No es preciso reducir el peso en demasía

Si bien se reconoce que conservar un peso acorde a la altura y la edad permite que la celulitis no empeore, lo más factible es que no se consiga nada tratando de perder kilos con el fin de disminuirla.

 

Empeora a medida que avanza la edad

 

Se inicia al aumentar los niveles de estrógeno en la pubertad.

Al ser una enfermedad degenerativa, con el paso de los años se cumplen menos actividades físicas y la piel se torna más fina.

Entonces, las células de grasa adquieren mayor tamaño y el arrugamiento de la piel hace más evidente a la celulitis.

 

·        No a la cafeína, alcohol y nicotina

Para contrarrestarla al envejecer, la mujer no debe acumular toxinas perjudiciales para su cuerpo, por lo que corresponde que reduzca el consumo de cafeína, alcohol y nicotina.

 

Tomar agua no es una receta mágica contra la celulitis

 

Beber agua no brinda una solución.

No obstante, se aconseja la toma de 1,5 litros diarios porque contribuye a conservar en buen estado el sistema linfático y quita toxinas, mientras el agua en la piel adquiere un grado óptimo.

Nunca hay que beberla en grandes cantidades: produce hinchazón debajo de la piel y estimula  que la celulitis se observe peor.

 

Cepillar el cuerpo y masajear en dirección al corazón

 

Se recomienda -para propiciar el drenaje linfático y la circulación en general- cepillar el cuerpo en la ducha con una esponja, tres veces por semana, y masajearlo en dirección al corazón.

 

Los beneficios del ejercicio físico

Aunque no libere de la celulitis (hasta la tienen los atletas) el ejercicio físico mejora la circulación, saca el líquido excesivo y tonifica la musculatura; la piel se ve más suave.

 

·        Los mejores ejercicios: los aeróbicos

Para fomentar la circulación y el drenaje linfático es mejor efectuar ejercicios aeróbicos a razón de media hora por lo menos   cinco veces por mes, por ejemplo: bailar, andar en bicicleta, hacer abdominales, sentadillas y flexiones de piernas.

 

La alimentación

Aunque una mujer use alimentos sanos, no por ello perderá la celulitis en su totalidad.

Sí se reconoce que antioxidantes neutralizan  los radicales libres, que se implican en la celulitis y optimizan la circulación.

 

·        Anti-inflamatorios, Omega 3 y 6

Los ácidos grasos esenciales como el omega 3 y 6 actúan como anti inflamatorios.

El estado de la celulitis mejora si se come fruta y verdura en abundancia con aceite de oliva y se descartan la comida basura y los edulcorantes artificiales.

 

Liposucción

No es una solución. El procedimiento es traumático y es un potencial peligro para el sistema circulatorio y linfático; muchas mujeres  se han quedado con menos centímetros y más bultos y protuberancias luego de la intervención.

Fuentes consultadas: Ana Beatriz R Rossi, André Luiz Vergnanini; Cellulite: a review, Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology 

 

SANADERM Clínica Profesional para las Enfermedades

 

de la Piel y Alergología,  Bad Mergentheim, Alemania

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios