Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
6 diciembre 2012 4 06 /12 /diciembre /2012 10:59

 

CAÍDAS: CÓMO ACOMODAR EL CUERPO PARA EVITAR

FRACTURAS

 

Nadie está exento de pisar mal, tropezarse y sufrir caídas en la casa o en la calle. Lo importante es saber cómo evitar fracturas, contusiones, golpes, esguinces y traumatismos.

La mayoría de la gente –de cualquier edad- desconoce que hay maneras de derribarse que no arrojan consecuencias y, por lo tanto, es posible no lesionarse.

 
Cómo acomodar el cuerpo

Existen métodos que según los especialistas son mucho más efectivos que incurrir en el acto reflejo de sostenerse con las manos; en tal caso, no sólo la persona cae igualmente, sino que corre el peligro de sufrir una fractura de muñeca.

 

Artes marciales: rodar y no llevar al piso todo el peso corporal

 

Las artes marciales enseñan a reducir el impacto al precipitarse;   indican que al perder el equilibrio hay que rodar de inmediato hacia  los costados,  y no llevar al piso todo el peso del cuerpo. La clave, entonces, está en rodar y mantener la atención puesta en ello.

 

·        Relajación

Por otra parte, la relajación ayuda para moverse sin nerviosismo y con la armonía suficiente para soslayar inconvenientes.

 

Acoplarse a la caída

Un error común es creer que el uso de las manos defiende de lastimarse; por el contrario, hay que dejar que el cuerpo se acople a la precipitación, se vaya acomodando a ella y  sin proceder como un autómata.

Es fundamental estar alerta mientras se produce la caída.

 

Desmoronamiento oblicuo  hacia atrás

Se deben elevar los miembros superiores e impedir todo lo posible el contacto con el suelo a través de las manos y/o los codos (susceptibles ambos de fracturas tanto de muñeca como de húmero).

El empalme  con el piso corresponde iniciarlo con la nalga por un lado y continuar en dirección hacia el hombro del otro lado, es decir, lograr finalmente un desmoronamiento oblicuo hacia atrás.

 

·        Protección de cabeza y cuello

Así se protegen la cabeza y el cuello y tampoco éstos se fracturan porque no se ven presionados.

Entonces, jamás hay que caer sobre manos, codos, cabeza y cuello.

 

·        Osteoporosis

Además, a edad mediana y tercera es imprescindible un control exhaustivo de la osteoporosis mediante el consumo de medicación apropiada, debiéndose concretar un tratamiento, y especialmente las mujeres a partir de la menopausia.

La osteoporosis ocasiona caídas, ya que se constituye en  la pérdida de la masa ósea.

 

Cifras de fracturas y otras lesiones

 

De acuerdo a datos del Hospital Ramos Mejía de la Argentina, la gente de 65 años o más padeció  fracturas en el periodo 2011/12 en un promedio que fue del 22,7 al 29%.

Según una investigación de la  Fundación MAPFRE del citado país los sujetos mayores de 65 años sufrieron caídas del  56,7% fuera del hogar y del 43,3% dentro de su vivienda en 2011

En total el 22,7% tuvo fracturas; 48,5%  contusiones  golpes y esguinces; 8,2%; cortes e igual porcentaje de traumatismos sin especificar, 7,1%; fisuras y  4,1%; otras lesiones.

 

Los temores de la tercera edad

El temor a caerse aumenta en los adultos mayores y por eso muchos se recluyen, intentan no salir de su casa y acaban recortando sus redes sociales.

 

Dónde recibir el asesoramiento conveniente

Destacó Miguel Hadid, Jefe de la Unidad de Geriatría del Hospital Ramos Mejía, que se propagan cada vez más en el mundo talleres de prevención para adultos, y mencionó particularmente los beneficios que brinda la Escuela de Ciencias del Envejecimiento, de la Universidad Maimónides (Argentina).

·        Publicación de consulta

“Enseñar a caer: un abordaje novedoso de las caídas y sus consecuencias” es una publicación conjunta de Hadid con la Dra. Maya Sinjovich en la revista de la unidad hospitalaria Ramos Mejía,  cuyas conclusiones  fueron expuestas en la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría (SAGG).

Los ancianos tienen que coordinar su desplazamiento

 

Para perder el miedo o reducir la intensidad de una caída y que los ancianos no abandonen sus vínculos sociales, tienen que coordinar sus movimientos, no dejar de moverse, permanecer activos, y recuperar el equilibrio tan pronto se resbalan, añadió Hadid.



 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios