Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 septiembre 2013 6 14 /09 /septiembre /2013 18:41

BOSTEZAR MEJORA NEURONAS; CREA  EMPATÍA

Y CONCIENCIA SOCIAL  

 

El bostezo es una poderosa herramienta de mejora neuronal.

·        Reduce pánico de la voz e hipertensión de garganta

 

Es un medio eficaz para reducir el pánico escénico de la voz y la  hipertensión de la garganta.

 

Conciencia social y empatía

Los últimos estudios de  escaners cerebrales han dado cuenta de que el bostezo origina  una única actividad neuronal en las áreas cerebrales vinculadas directamente con el proceso de conciencia social, y crea  sentimientos de empatía.

Todo ello es producto del funcionamiento del precúneo, que es una pequeña estructura ubicada en los pliegues del lóbulo parietal.

 

Precúneo: conciencia, auto-reflexión, memoria

 

Investigadores del Instituto de Neurología de Londres afirmaron que el precúneo ejercería un papel preponderante en  la conciencia, la auto-reflexión y la recuperación de la memoria. De hecho, es una parte importante del cerebro.

 

·        Respiración del yoga

A la vez, estimulado por la respiración yóguica,  ayuda a explicar por qué las diferentes formas de meditación son reales aportes en beneficio de un mayor sentido de auto-conciencia.

 

·        Enfermedades que aparecen con la edad, poca  atención

Asimismo, en razón de que el precúneo es una de las regiones más atacadas por enfermedades relacionadas con la edad y problemas de déficit de atención, es factible que el bostezo deliberado lo refuerce.

 

Cómo bostezar

Primero hay que tener  la boca cerrada y la punta de la lengua en el paladar, luego inspirar profundamente, y recién después abrir la boca para dejar que surja el bostezo.

 

Contra estrés

El bostezo debe integrarse en los programas de ejercicio y reducción del estrés, en la formación para la mejora cognitiva y de la memoria, la psicoterapia y en la práctica espiritual contemplativa.

 

Crece la conciencia social, la compasión y la comunicación

Ya que recientemente se ha asociado al precúneo con el sistema neuronal, esta circunstancia facilita que los sentimientos y conductas de los otros resuenen en la mente propia; entonces, bostezar puede ayudar a incrementar la conciencia social, la compasión y la comunicación positiva con los demás.

 

Relax; eleva conciencia cognitiva

 

La técnica aconsejable es permitirse bostezar – aún diez veces si es preciso-para sentir los efectos inmediatos de relax.

Es inexplicable que la sociedad considere que es de mala educación bostezar.

Es real que a veces se bosteza por cansancio, y no es menos verdad que es la manera que utiliza el cerebro para anunciar que es preciso un sueño reparador.

Sin embargo, la exposición a la luz también origina  bostezo, sugiriendo que es parte del  proceso de despertar.

 

Ubica al cerebro a prestar atención a ideas importantes

Aunque invariablemente el bostezo eleva la conciencia cognitiva; libera el cerebro de la somnolencia y lo ubica para prestar atención a conceptos e ideas importantes.

 

·        Introspección; mejor que la meditación

Regula la conciencia y el sentido del “yo” y hace que la gente se torne más introspectiva y auto-conciente.

Quien se encuentra frente a una conversación aburrida, monótona, insulsa, al bostezar se mantiene despierto y se pone en alerta más rápido que lo que brinda cualquier método de meditación.

 

·        A nivel neuronal, es contagioso

El bostezo es contagioso a nivel neuronal y fácil de aplicar en grupo; pone a sincronizar el comportamiento entre individuos que participan grupalmente.

 

La historia del bostezo, mecanismo de alerta, recién nacidos

 

El bostezo es un mecanismo de alerta que se inicia en las  primeras veinte semanas después de la concepción.

Marca los ritmos circadianos de las criaturas recién nacidas, dado que el bostezo se halla involucrado  en la regulación de la vigilia y el sueño.

 

·        Socorre para restablecer el reloj interno cerebral

Ya que los ritmos circadianos no se sincronizan cuando se altera el ciclo normal del sueño de una persona, el bostezo la socorre en la  la marcha nocturna para que restablezca  el reloj interno del cerebro.

 

·        Defasaje por viajes y altitud; temperatura, metabolismo

El bostezo evita  los efectos del desfase horario de los viajes y alivia el malestar causado por la gran altitud.

Al mismo tiempo, regula la temperatura y el metabolismo cerebral.

Lo cierto es que así como se precisa una  gran cantidad de energía neuronal para permanecer con una conciencia alerta,  el cerebro se vuelve menos eficiente energéticamente.

Entonces, el bostezo ha evolucionado como una forma de enfriar el cerebro demasiado activo, en especial en las  áreas del lóbulo frontal.

 

Comportamientos de supervivencia

Se ha comprobado que los atletas olímpicos bostezan antes de participar en una competencia y hay evidencias de que el bostezo refuerza a misiones militares para actuar con mayor  precisión y facilidad.

Por lo tanto, se considera elemental para desarrollar comportamientos de supervivencia.

 

Bostezar es fundamental

Para conservar un cerebro óptimo y sano, es esencial bostezar.

Cabe señalar que un  bostezo excesivo puede ser un signo de que haya un trastorno neurológico subyacente (como la migraña, la esclerosis múltiple, derrame cerebral, o reacción de drogas).

Aún así, diversas investigaciones sostienen que el bostezo es un intento del cerebro para eliminar síntomas del reajuste del funcionamiento neuronal.

 

Dopamina

En la experiencia de los bostezos hay implicados numerosos neuroquímicos, incluyendo la dopamina, que activa la producción de oxitocina en el hipotálamo y el hipocampo, áreas indispensables  para la recuperación de la memoria, el control voluntario y la conformación de la temperatura.

 

Placer, sensualidad, afectividad

Los neurotransmisores (neuroquímicos) determinan el placer, la sensualidad y las relaciones afectivas entre personas.

Otros  neuroquímicos y moléculas implicados con el bostezo incluyen acetilcolina, óxido nítrico, glutamato, GABA, serotonina, ACTH, MSH, hormonas sexuales y péptidos derivados del opio.

En verdad,  es difícil encontrar otra actividad que influya de forma positiva  en tantas funciones del cerebro.

 

Consejos, ansiedad, estrés

 

Hay que bostezar tantas veces al día como se pueda: al despertar, ante el enfrentamiento a un problema laboral difícil, al prepararse a dormir, y siempre que  domina el estrés y la ansiedad.

 

·        Experiencia espiritual

Es importante el bostezo si uno se halla en una charla importante, antes de tener un examen, y cuando se medita o reza, porque se intensifica la experiencia espiritual.

El bostezo consciente requiere un poco de práctica y disciplina para superar las inhibiciones inconscientes sociales: “no tengo ganas”, “no estoy cansado”, y  “no puedo”.

 

Necesidad: fingir el bostezo seis o siete veces

 

Un bostezo profundo hay que fingirlo  seis o siete veces.

Arribado el quinto, ya se observa un bostezo verdadero.

Ante el  décimo o duodécimo se siente que afloran las lágrimas, que la nariz gotea y, simultáneamente, un increíble relajamiento  y estado de alerta.

 

 

Fuente: Dr. Andrew Newburg de la Universidad de Pennsylvania

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios