Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 enero 2014 5 17 /01 /enero /2014 15:38

Beneficios físicos y psíquicos en bebés prematuros contactados a la piel de su mamá

 

 

Un reciente estudio informa que los bebés prematuros que mantienen contacto con la piel de su mamás logran mejores habilidades cognitivas y ejecutivas, aún 10 años después de haber nacido.

 

 

Respuesta endocrina, estrés, sistema nervioso,cognitividad

 

Esta técnica aplicada al nacer, denominada “cuidado de canguro” , aporta a los niños una mejor respuesta neuroendocrina al estrés, a su sistema nervioso autónomo y al control cognitivo. Fue  difundida por la Universidad Bar-Ilan de Israel, quien verificó los beneficios enunciados.

 

 

Relevancia del contacto físico


La investigación fue destacada por la revista Biological Psychiatry, la que hace referencia a que el contacto físico es relevante para el desarrollo del organismo y la psiquis.

 

Ya se sabe que los menores abandonados en hospitales y orfanatos, presentan problemas de desarrollo posteriores, tales como depresión o incapacidad de crecer sin padecer dificultades.

 

 


Tipo de contacto favorable

 

La investigación se extendió una década y la profesora Ruth Feldman, del Brain Research Center de la citada universidad, evaluó con sus colaboradores las consecuencias diferentes de relación física en bebés nacidos antes de tiempo. 

Por primera vez se constató que el contacto piel a piel en el periodo neonatal optimiza la funcionalidad de los chicos diez años más tarde.

 

Así declaró Feldman en Elseiver.

 

 

Derivaciones en los 10 años posteriores 

Los expertos compararon a bebés prematuros en incubadora estándar  con el cuidado canguro (KC), cuya base es  sostener la unión  piel a piel entre el bebé y un adulto unas horas cada día.

 

Aprovechar el calor corporal de la madre

 

La KC tiene su fundamento en hacer uso del calor corporal de la progenitora, lo cual conserva a los bebés calientes y además se evita que estos últimos caigan en la hipotermia.

 

 

Seguimiento 

 

Setenta y tres madres realizaron el vínculo  piel a piel con sus bebés prematuros en el transcurso de una hora y por 14 días consecutivos.

 

Por otra parte, se examinaron 73 bebés con prematuridad que fueron asistidos por una incubadora estándar.

 

El seguimiento se hizo en siete oportunidades en los primeros años de vida de los menores.

 

 

Sensibilidad materna

 

En el primer semestre las madres del grupo KC se mostraron más sensibles en su comportamiento maternal; mientras que los hijos dieron cuenta de superiores capacidades cognitivas y ejecutivas en una reiteración de pruebas entre los seis meses y los 10 años de edad.

 

Sin incubadora, poseyeron un funcionamiento maduro del sistema nervioso autónomo y mayor registro cognitivo.

 
La mayor estimulación brindada por este contacto influyó positivamente en el desarrollo cerebral, según afirmó John Krystal, editor de la revista Biological Psychiatry.

 

La KC debería integrarse en todo el mundo, aseguró Feldman.

 

 

El apego y el entorno familiar; su falta y deterioros

 

Los partos  prematuros son un problema de salud; sin el apego con la madre en los primeros meses de vida y un óptimo entorno familiar disminuye la supervivencia infantil con secuelas neurorológicas, sensoriales, respiratorias, de inteligencia o de psicomotricidad, a corto o largo plazo.

  

Baja de desarrollo mental

Cuando la madre no se ocupa de ofrecerle afecto a su hijo prematuro, al igual que el nacido a término, baja el índice de desarrollo mental.

 

De ahí la necesidad de fomentar en los progenitores en general que den cariño a sus hijos desde recién nacidos, con el objetivo de minimizar efectos negativos en su desenvolvimiento físico y psíquico.

 

Evitar una cuna cercana; el estrés

Los neonatos (prematuros o no) que son separados de sus mamás, ubicándolos en una cuna cercana o para asearlos, si se hallan  mucho tiempo sin devolvérselos a sus madres, restan la actividad autónoma, su sueño es un 86% menos calmo, y terminan sufriendo estrés.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios