Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
22 abril 2012 7 22 /04 /abril /2012 10:47

BEBÉS: CÓMO PREVENIR LA MALFORMACIÓN DE LA DENTICIÓN

 

Todos los bebés pasan por un período de dentición que en producen molestias.

La dentadura, si bien pueden brotar en cualquier momento, habitualmente aparece entre los cuatro y 18 meses, completándose la cantidad de dientes de leche entre los 20 y 30 meses; los plazos responden a factores genéticos,  tipo de alimentación y ritmo de crecimiento.

 

Chicos que nacen con dientes

Uno de cada  20.000 recién nacidos presenta dientes sin raíz que tienden a movilizarse y  a caer solos. No suelen ser  dientes de leche, pero no son obstáculo para que estos últimos  salgan con posterioridad.

En ciertas ocasiones sí son dientes de leche que caerán en su momento al igual que todos los provisionales.

 

Prematuros

En los prematuros, los dientes de leche surgen más tardíamente que en los nacimientos normales. Una vez que equilibran su desarrollo, en estos bebés el cambio de dientes provisionales por los definitivos se dan como en todos los chicos: entre los 6 y 7 años.

 

Retraso en la dentición: hipotiroidismo,falta vitamina D 

 

Cuando la erupción tardía de  la dentición es notable en un bebé no prematuro y sin que haya antecedentes familiares, la situación puede responder a las siguientes enfermedades: hipotiroidismo  o bien falta de vitamina D.

El síndrome de Down conlleva este retraso.

 

La suma de dientes que  tienen que salir

La primera dentición se constituye con  20 piezas; la definitiva, que va sustituyendo a los dientes de leche a medida que se desprenden, se conforma de 32.

.Ocurren casos de supernumerarios y o de menor número (agenesia).

Los que brotan en primer lugar son los incisivos inferiores y/o los superiores. Luego se ubicarán a su lado: molares y caninos.

No obstante, el orden es susceptible de variación.

 

Sin fiebre alta

El origen de los dientes no siempre causa trastornos, aunque abundan dolor o  babeo por laceraciones de la barbilla, cacas sueltas y  aumento de la temperatura.

Cabe destacar que no produce fiebre alta; si se suscita, es posible que exista una infección.

 

Alivios

Proporcionarles  objetos duros (cuchara, mordedores) de manera que raspen el área dolorida.

El frío mitiga el dolor: el mordedor hay que ponerlo en la heladera, jamás en el congelador porque quema la encía.

Suministrarle al niño paracetamol o ibuprofeno según las dosis prescriptas por el pediatra; también es factible que el profesional indique  un gel para la encía, denominado  glicirrizato dipotásico.

 

·        Cambiar el pañal con frecuencia

Por otra parte, la orina se acidifica y muestra  babas en las heces que irritan la cola. Por ello, se aconseja el cambio frecuente del pañal y la aplicación de una crema específica bajo receta.

 

Que pasa con el chupete

Morder la tetina, el aro o la base calma mucho.

El chupete de silicona  debe cambiarse por el de látex al emerger las puntas de los  dientes; el primero se rompe fácilmente y necesita un control diario por si se desprenden trozos al morderlo.

 

Una recomendación fundamental: en cualquier caso, a partir de los 12 meses, tienen que limitarse los chupetes y el biberón.

 

La masticación y sus beneficios

Se favorece la masticación con purés poco pesados y pequeños alimentos sólidos.

Este tipo de comida estimula la dentición y el buen crecimiento del maxilar.

En contraste, succionar el biberón o paladear para tragar las papillas son movimientos que no incitan la aparición dental.

 

Caries

Los bebés es posible que sufran  caries. Las soluciones son: no agregar azúcar a su alimentación, ni que la madre pruebe la comida dado que las caries –producidas por bacterias- se contagian con facilidad.

Se aconseja que tras cada insumo ingerido, se limpien las encías y los primeros dientes con agua y una gasa estéril.

 

Fuentes:Kidshealth

Doctora Aliza A. Lifshitz, MD, columnista de People y de Ser Padres.

2ª ed. McGraw Hill Interamericana, 1999, p. 220.Kardong K.V. 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios