Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
10 abril 2012 2 10 /04 /abril /2012 11:21

ALARMA A OMS  EXPECTATIVA DE VIDA DE MAS DE 80 AÑOS

Y SU ATENCION MÉDICA ANTE CRISIS ECONOMICA MUNDIAL

 

En cuestión de pocos años habrá en el mundo más personas de más de 60 años de edad que menores de cinco. Ya se pronostica para el año 2050 que el planeta contará con 400 millones de adultos que superen los 80 años.

 

Europa, Japón y América del Norte y  países pobres

Todo ello significa cifras preocupantes para la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien alertó en un reciente informe el desafío que significa -en medio de una crisis económica mundial- la necesidad de consolidar en el tiempo  los programas de salud  que  proporcionen una buena calidad de vida a esta franja poblacional.

También en países pobres y en desarrollo, se  están experimentando vías de envejecimiento en aumento, al igual que en Europa, Japón y América del Norte.

 

 

Economías pobres y la amenaza de la disminución de atención médica

 

En el marco del Día Mundial de la Salud, acontecido el 7 de abril, bajo el lema “Una buena salud añade vida a los años”, la OMS manifestó su temor de  que las bajas de los recursos económicos en el planeta, y acentuados en países pobres y en desarrollo, resten asistencia médica a la vejez.

 

Chile, China, Estados Unidos, Francia, Suecia, Brasil y Tailandia

 

Chile y China ya están incrementando la cantidad de ancianos y supera en este aspecto a Estados Unidos.

Pero hay una transición en Francia y Suecia –que se arrastra aún desde hace décadas- donde viene acrecentándose el número de  gente de más  de 65 años en un orden aproximado del 7 % al 14 % anual.

Este mismo recorrido demográfico lo vienen haciendo China, Brasil y Tailandia casi ininterrumpidamente  en los últimos 20 años.

 

El problema: la adaptación de sistemas sociales y sanitarios

Ahora no se habla del envejecimiento “express” como consecuencia directa de avances socioeconómicos que no se observan; por el contrario, hoy la OMS alerta sobre el problema que implicará la adaptación de los sistemas sociales y de salud.

 

Propuesta: reducir enfermedades no transmisibles en edades tempranas

 

La OMS propone que la medicina debe apostar a la baja de enfermedades no transmisibles desde la niñez (dolencias cardiacas, apoplejía, cáncer, diabetes y dolencias pulmonares crónicas),  lo cual reducirá drásticamente los problemas crónicos de la ancianidad..

 

Ejercicio físico, dieta sana, limitación consumo de alcohol y tabaco

Recomienda ejercicio físico, alimentación sana y limitar el alcohol y el tabaco.

Como estrategias preventivas, considera conveniente una recarga impositiva sobre el tabaco y el alcohol y que se baje el consumo de sal, mientras la población se eduque sobre los valores de la actividad física y de las dietas saludables.

 

Qué pasa hoy con los ancianos y el riesgo de muerte y discapacidad

Existe un peligro cuatro veces mayor de contraer enfermedades no transmisibles en naciones de escasos y medianos ingresos, con acentuación de muerte y discapacidad, en su población de edad avanzada en comparación con los países de altos ingresos, indicó la directora de OMS,  Margaret Chan.

 

Hipertensión

Destacó Chan la importancia clave de detectar, prevenir y controlar la hipertensión, que es factor determinante de problemas cardíacos y apoplejía.

 

 

No estigmatizar a la vejez, basta de estereotipos

 

La OMS plantea cambiar las actitudes  y percepciones sociales para que la humanidad respete y valore más a las personas mayores.

Suma a su intranquilidad, el hecho de se agregue a una salud precaria, la estigmatización social.

Incentiva la plena participación social, que  no únicamente se piense a los ancianos como un costo para las economías, sino como quienes aportaron su fuerza de trabajo y son parte constitutiva de la cohesión familiar..

Dice no a los estereotipos que se aplican en razón de la edad, argumenta que son definiciones convencionales del siglo pasado que hay que desterrar en beneficio de la  “cohesión de la sociedad”.

 

La vejez no es una enfermedad

Por su parte,  la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología advierte a las personas mayores que no deben sentirse enfermas por el hecho de tener muchos años.

“El envejecimiento no trae obligatoriamente la dependencia, pero al ir cumpliendo más y más años nos podemos volver más frágiles. Por eso tenemos que poner todo lo que esté en nuestra mano para  vivir el mayor tiempo posible en las mejores condiciones”, añadió.

 

·        Cambios relevantes al envejecer

 

Los cambios más relevantes al envejecer son el endurecimiento arterial, relacionado con un menor gasto calórico, lo que predispone a la  obesidad, diabetes e hipertensión, aseveró José Antonio García Donaire, experto en riesgo cardiovascular del Hospital USP San Camilo de Madrid.

Su consejo es el siguiente; rebajar la ingesta de calorías en la dieta, vigilar la salud con chequeos periódicos, efectuar  ejercicio físico a diario y conservar  la actividad mental con tareas como la lectura, la escritura o la pintura.

 

Hábitos nutricionales precisos, tests cognitivos y otros controles

La ingesta de calorías tiene que ajustarse al gasto diario de cada individuo.

Corresponde  evitar la sal, las grasas saturadas, la comida precocinada y la bollería industrial.

Ampliar  el consumo de alimentos ricos en ácidos omega 3 y 6, hidratarse abundantemente y seguir una dieta mediterránea equilibrada.

Los chequeos médicos  han de ser frecuentes en las personas mayores y  “añadir test cognitivos para prevenir  la demencia, como el Alzheimer”, remarcó el experto español..

.A la vez, se vuelve imprescindible un control estricto de causas de riesgo cardiovascular como la  hipertensión arterial, la diabetes, la hipercolesterolemia y la hiperuricemia, entre otros.

 

Cumplir los tratamientos, vacunación antigripal, actividad física

 

Agregó el experto que los tratamientos médicos indicados tienen que cumplirse a rajatabla y que es relevante vacunarse contra la gripe, en especial en ancianos que padecen enfermedades cardiorrespiratorias o renales, junto con la realización de ejercicios físicos moderados para no sobrepasar el límite de un peligro cardiovascular y en función de la capacidad física que evalúe el médico.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios