Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 marzo 2012 3 14 /03 /marzo /2012 11:10

 

ADICCIÓN A LA COMIDA: SÍNTOMAS CLAVES PARA RECONOCERLA,

RECOMENDACIONES

 

La tendencia a comer excesivamente es tan adictiva como las drogas duras. Así lo reveló  un artículo publicado en la revista  médica Archives of General Psychiatry, a raíz de una reciente investigación sobre la problemática.

 

Síntomas

 

1.      Mantener un pensamiento constante en torno a la alimentación

 

La adicción es una realidad cuando a la persona le cuesta trabajar o relacionarse socialmente porque centra –siempre antes- su pensamiento y preocupación en qué comer o cuánto necesita comer. Esta situación ya se manifiesta como un impedimento para llevar adelante cualquier otra actividad.

 


2. Intento infructuoso de dejar de comer en cantidad abundante

 

Quien sufre de esta adicción, si bien puede trazarse una dieta, nunca logra cumplirla. Los intentos pueden ser varios pero infructuosos, al extremo de que termina comiendo cada vez más cantidad de alimentos.

Esta circunstancia ya está marcando la necesidad imperiosa de una consulta médica especializada.

 


3. Se instala la costumbre de comer a escondidas y mentir

El adicto se alimenta con sobreabundancia en secreto, con sentimientos de culpa y de vergüenza. Este trastorno lleva a que mienta a su entorno social sobre la suma de comida que ha ingerido.

 


4. Predomina el comportamiento de comer de más

Los atracones son un síntoma característico de la adicción. La persona come, invariablemente, mucho más después de haber llegado a la saciedad y luego recurre a laxantes y purgas.

Esta condición merece una consulta inmediata con un profesional.



5. La comida tapa la angustia


Cualquier individuo que opta por alimentos altos en grasa o azúcar cuando se siente solo,  estresado o ansioso, es adicto a la alimentación.

Lo que sucede, en este caso, es que el cuerpo busca inconscientemente las sustancias químicas de los productos alimenticios para incrementar el nivel de las mismas en el cerebro.

 

Dependencia difícil de superar por uno mismo

 

Se sabe que la actividad eléctrica en determinadas zonas cerebrales son las responsables de que frente a ciertas experiencias el ser humano sienta dolor o placer.

Las conductas adictivas persiguen  un cambio: se repiten para estimular en las células cerebrales  un sentimiento específico.

 

Formas de afrontar miedo, ansiedad, estrés

Cada sujeto adopta formas propias para afrontar al miedo,  la ansiedad, el estrés, el dolor o la culpabilidad.

Aquel que se predispone a comer de más, es incapaz de afrontar  un inconveniente que lo aqueja, al igual que los alcohólicos, drogadictos o los que se exceden en su trabajo.

 

·        Consecuencias físicas

 

Lo habitual es padecer dolores crónicos de cabeza, estómago o espalda.

 

Daño a uno mismo

Los intentos de superar el miedo, estrés y ansiedad,  temporalmente son relajantes y placenteros tras haber comido, pero a largo plazo son dañinos.

Todos los adictos a la comida reconocen que comer de más no es sano, pero no ven los perjuicios  mientras comen.

 

 

Escudo para protegerse del desamor

 

Hay diversas causas que conducen a abusar de la alimentación. Una de ellas responde a la penuria por falta de amor correspondido: los kilos de más suponen un escudo de protección al no sentirse amado, según. Geneen Roth, autora del libro “Cuando la comida sustituye al amor”.

 

En otro libro de su autoría “Una sustancia llamada comida”, Arenson, que fue  directora del Centro de Tratamiento de Desórdenes en la Comida de Los Ángeles, afirma que la gente que no se siente querida desea de modo inconsciente ganar peso para no enfrentarse a otro inconveniente que no sea su gordura.

 

 

La sexualidad y la gordura

En las mujeres es corriente que ”se aferren a la gordura para negar su sexualidad“. Es una actitud derivada de  la baja autoestima, por lo que para no ser observadas por su pareja, se protegen cubriéndose de grasa como si fuera un abrigo.

 

 

 

Comedores compulsivos de ambos sexos

Los comedores compulsivos son hombres y mujeres de todas las edades y clases sociales. Algunos lo son periódicamente, otros se atiborran de comida  a diario y hay quienes se dan atracones sin dejar de comer en todo el día.

Lo común es que ingieran alimentos ricos en calorías en espacios de tiempo corto.

 

 

Recomendaciones para superar la adicción

 

Gloria Arenson en “Una sustancia llamada comida”  plantea un plan a cuatro niveles.

Físico: anotar en un diario los episodios de atracones y puntuarlos por su intensidad del uno al diez.

 

Emocional: cada anotación debe indicar los motivos que produjeron la comilona.

Cognitivo: analizar y escribir qué piensa cada uno de sí mismo luego de un atracón y expresar la razón de esa conducta.

Transpersonal: para recobrar el poder sobre uno mismo se debe  abandonar el rol de víctima y para ello hay que requerir la ayuda de un especialista.

 

Otra fuente consultada:
www.buscomibienestar.com

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios