Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
13 noviembre 2012 2 13 /11 /noviembre /2012 09:17

ACTIVIDAD SEXUAL MEJORA LA MEMORIA, LA CIRCULACIÓN, LAS DEFENSAS Y CONTROLA EL PESO

 

La práctica  sexual al igual que todas las actividades humanas, junto con los factores medioambientales, influyen en los ritmos biológicos y en la salud.

Ya ningún experto descarta una ascendencia del sexo como administrador  de un mejor  estado físico y psicológico.

 

Contribuye a un buen desenvolvimiento general en la vida

Está constatado que quienes mantienen una sexualidad activa, habitual y satisfactoria, consiguen un buen desempeño en muchos aspectos de la vida, a diferencia de las personas que no tienen la ocasión de hacerlo.

 

Circulación sanguínea, ansiedad, peso, defensas, memoria

El acto sexual frecuente logra que prospere la circulación sanguínea, alivia la ansiedad, regula el peso, potencia  el sistema inmunológico y fortalece  la capacidad de la memoria.

Asimismo, las personas adquieren mayor seguridad, a la vez que se tornan positivas y con tendencia a sentirse felices.

 

Los hombres evitan perjuicios cardíacos

Un estudio  realizado por científicos de New England Research Institute de Massachusetts y publicado en la revista especializada American Journal of Cardiology, concluyó que los varones que tienen sexo por lo menos dos veces por semana  son menos propensos a padecer lesiones cardíacas.

 

La investigación efectuó un seguimiento durante 16 años a más de mil hombres de entre 40 y 70 años; verificó  que se redujeron las probabilidades de contraer afecciones cardíacas en un orden del 45%.

 

 

Qué pasa con las mujeres

Aunque popularmente se dice que el interés sexual femenino se desvanece con el paso de los años, otro trabajo investigativo demostró que aún en la  tercera edad las mujeres pueden llevar una vida sexual placentera.

Así lo indicó el equipo de Alison J. Huang, de la University of California en San Francisco, en un artículo que se publicó en el Journal of the American Geriatrics Society.

Para averiguar los factores vinculados a la continuidad de su disposición sexual se formularon cuestionarios a  1.977 mujeres de entre 45 y 80 años. Más de dos tercios se hallaba casada o convivía en pareja.

El 43 por ciento calificó  su deseo sexual de  moderado a muy alto, mientras que el 60 por ciento señaló que sostuvo actividades sexuales con una frecuencia persistente.

 

·        Las mayores de 65 años

El 25 por ciento de las mayores de 65 años manifestó  que había sostenido un deseo sexual moderado; en tanto, alrededor del  el 37 por ciento mantuvo la costumbre de concretar relaciones sexuales.

El 57 por ciento expresó que se experimentaba sexualmente satisfecha en forma razonablemente elevada.

Un  9 por ciento adjudicó  la ausencia de actividad sexual a graves perjuicios  en su condición física.

 

·        Relaciones por lo menos  una vez por semana

Estar casada o en pareja  triplicó la probabilidad de que las mujeres llevasen a cabo relaciones sexuales por lo menos una vez por semana.

Las posibilidades de tener sexo semanalmente aumentaron al aprobar un  test de salud mental y física.

 

Conclusiones

Aunque el sexo no es la panacea, en el sentido de que pueda solucionar todos las problemáticas, lo que sí está comprobado   es que cuando surgen trabas sexuales, por leves que sean,  generan reacciones de ansiedad, inseguridad y miedo al fracaso.

Todo ello repercute en la pareja, que responde adoptando diversas actitudes -comprensiva, de colaboración o de rechazo o irritación- pero que en general no suelen dejarla indiferente.

 

·        No dar motivo de descontento

Lo ideal es  no dar motivo de descontento a la persona con la que se comparte la vida; de ahí que una vida sexual  satisfactoria se convierte en fundamental para la buena salud de ambos.

 

Otra fuente consultada: Francisca Molero, directora del Instituto de Sexología de Barcelona y vicepresidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología.

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios