Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 enero 2012 4 26 /01 /enero /2012 11:13

ACTIVIDAD CEREBRAL: ES CLAVE UNA NUTRICIÓN ESPECÍFICA

 

 

El cerebro en buen estado es un determinante esencial para el sano funcionamiento general del cuerpo  humano.

 

 

Billones de neuronas y miles de millones de impulsos eléctricos

Tiene entre 80 a 120 billones de neuronas, en el marco de una matriz altamente organizada de  terminaciones nerviosas con intrincadas conexiones de células, en las cuales millones de impulsos eléctricos van y vienen dentro de este órgano, expandiéndose fundamentalmente en la corteza cerebral.

Este mecanismo, actuando con efectividad, permite el pensamiento, el recuerdo, la creatividad, el control de las emociones, la capacidad de amar y el buen olfato.

 

Énfasis en la nutrición de la máquina cerebral

 

Sobre el cerebro recae la responsabilidad de un feliz desarrollo de las actividades cotidianas. Para ello, hay que hacer hincapié en su nutrición adecuada, declaró Jorge Daza, médico neurólogo e internista español.

 

Nutrientes

Los neurotransmisores son sostenidos por nutrientes tales como aminoácidos: fenilalanina, tirosina y triptófano; todos aportan a la formación de epinefrína, norepinefrína, dopamina y serotonina.

 

 

El papel de la comina

 

Es un ensamblador de moléculas que se precisa para la producción de estructuras. La comina es una amina, conformada por alimentos de origen vegetal y animal.

Asimismo, es precursora de la acetilcolina, un neurotransmisor derivado de la unión neuromuscular y de las lipoproteínas encargadas del transporte de lípidos.

Al respecto, Daza da cuenta de una hipótesis sobre el aumento del rendimiento y desenvolvimiento mental y físico.

 

 

Alimentación deficiente, contaminación, envejecimiento

 Una alimentación deficiente, la contaminación y el envejecimiento impactan categóricamente contra el  cerebro y las funciones biológicas.

 

·        Disfunciones gastrointestinales

En razón de que los  neurotransmisores se vinculan con la regulación de las comunicaciones interneuronales, los nutrientes básicos bajos crean en el cuerpo disfunciones gastrointestinales.

 

 

·        Anormalidades de comportamiento, irritabilidad

Las carencias de nutrientes básicos, frente a metales pesados y otros contaminantes, más la genética, son factores involucrados con anomalías en el comportamiento, caracterizadas por una disminución de la habilidad en las tareas diarias y una pronunciada irritabilidad.

 

 

Alimentación vital

 

Son óptimos para el funcionamiento cerebral los aminoácidos básicos,  la vitamina B6, magnesio, zinc y fosfatidilserina, entre otros componentes alimenticios.

 

·        Todas las vitaminas del complejo B

El neurólogo, profesor de pre y postgrado de la Unilibre de Barranquilla, subrayó que  todas las vitaminas del complejo B son cofactores del proceso de generación de neurotransmisores, sobre todo  la B1 (en la carne de cerdo y levadura de cerveza), B6 (melón, pollo y plátano) y la B12 (hígado, huevos y queso).

Esta última es determinante para defenderse del estrés y fortificar la agilidad intelectual.

 

 

Otros alimentos imprescindibles con calcio, hierro y zinc

El calcio acciona en la transmisión de los impulsos nerviosos; el  hierro, en el rendimiento y en el transporte de oxígeno a las células; el zinc, se relaciona con la actividad de los neurotransmisores.

Se localiza el calcio en la leche y sus derivados. El hierro se halla en  carnes, vísceras, legumbres y frutos secos.

Las ostras, crustáceos, carne de cordero y las leguminosas son  ricos en zinc.

 

Vitamina C e infancia, reducción de cáncer

Daza sostuvo que algunas investigaciones demostraron que la  vitamina C (cítricos, tomates, coliflor y pimientos), reduce el riesgo de cáncer cerebral, más aún en la infancia.

 

·        Fumadores

 

Tienen que incrementar la ingesta de la vitamina C. Un fumador medio disminuye esta vitamina a un 20%; un gran fumador al 40%.

 

 

Carbohidratos y ansiedad

Algunas investigaciones dieron cuenta de que una dieta pródiga  en  carbohidratos (papas, arroz, harinas, leche, cereales) calma la ansiedad.

 

 

Proteínas

ubicadas en productos de origen animal, especialmente en el hígado y los mariscos, ayudan a regular la capacidad intelectual y el estado de ánimo.

 

Alimentos que tranquilizan

Tranquilizan y estabilizan el toronjil, manzanilla y valeriana, entre otros.

 

Siempre se necesitan minerales

 

Una buena dieta debe incluir un aporte adecuado de minerales por los múltiples  beneficios a favor del organismo.

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en Salud
Comenta este artículo

Comentarios