Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
4 octubre 2014 6 04 /10 /octubre /2014 14:42

Según la Universidad de Murdoch, Australia, la cúrcuma -una especia que se utiliza mucho en la comida hindú y una de las más importantes hierbas de la medicina ayurvédica- resultaría una alternativa natural para el tratamiento de la depresión por su potente efecto antidepresivo, y como complemento de los medicamentos correspondientes.

Nuevo hallazgo: propiedades antioxidantes y antiinflamatorias

Una investigación de la citada universidad, a cargo de Adrián Lopresti, publicada en el Journal of Affective Disorders, informa que la cúrcuma, a raíz de sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, bien podría aplicarse como una herramienta terapéutica, en lugar de enfocar a la depresión exclusivamente como un desequilibrio químico cerebral.

Lopresti señaló que habría que desplazar el foco de atención hacia la inflamación corporal.

• Respuesta inflamatoria del organismo

Tanto el estrés, como el insomnio, una mala alimentación y la falta de ejercicio físico, son capaces de suscitar una inflamación del cuerpo.

Este perjuicio contribuye a que una persona no solo se vea afectada en su físico, sino también que termine padeciendo una enfermedad de orden mental.

Características del trabajo investigativo

Los beneficios de la cúrcuma fueron descubiertos en un ensayo sobre 56 individuos con depresión grave, quienes al azar constituyeron dos grupos.

• Suministro de curcumina

A uno de los grupos se le suministró 500 miligramos de curcumina (el principal polifenol en la cúrcuma) dos veces al día, y al otro un placebo en el transcurso de ocho semanas; a todos los participantes se les pidió que dieran a conocer la frecuencia y severidad de sus síntomas depresivos.

En las primeras cuatro semanas ambos grupos percibieron beneficios, pero entre las semanas cuatro y ocho los que recibieron la especia elevaron mucho más su estado anímico y sin experimentar los efectos secundarios que suelen provocar los antidepresivos.

Primera evidencia clínica

Los investigadores han observado que el uso de la curcumina es una primera evidencia clínica que brinda eficacia y seguridad para tratar la depresión.

Por otra parte, la Natural Standard, empresa de investigación internacional sobre medicina alternativa, explicó que esta especia se viene usando desde hace mucho tiempo en la medicina asiática tradicional para contrarrestar malestares gastrointestinales, dolor de artritis y energías bajas.

En la cocina, la curcumina le da sabor tibio y amargo al curry, las mostazas, las mantequillas y los quesos.

La depresión

De acuerdo con el Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH, por sus siglas en inglés), la depresión es una enfermedad clínica severa que afecta al cerebro.

Incluye tristeza, pérdida de interés o placer en actividades que se suelen disfrutar, baja o aumento de peso, dificultad para dormir o sueño excesivo, ausencia de energía, sentimientos de desvalorización, ideas de muerte o de suicidio.

• Causas

Es una condición del cerebro con una gran variedad de causas: genéticas, ambientales, psicológicas y factores bioquímicos.

Ácidos grasos omega-3 para frenar la depresión

Otro estudio internacional verificó, en esta oportunidad refiriéndose a los ácidos grasos omega 3, que actúan favorablemente sobre la salud mental de pacientes con hepatitis C crónica, siempre teniendo en cuenta que la inflamación es habitual en algunas enfermedades, inclusive en la psique proclive a sufrir depresión.

Metabolismo de neurotransmisores, función neuroendocrina

Algunos mecanismos de las inflamaciones consisten en producir un incremento de las citocinas pro-inflamatorias que acceden al cerebro e interaccionan con procesos vinculados al trastorno depresivo, como el metabolismo de los neurotransmisores o la función neuroendocrina.

En consecuencia, al tratarse enfermedades inflamatorias -como la hepatitis C crónica que inflama el hígado- es factible que la depresión se instale en un elevado porcentaje de pacientes.

Ahora se ha mostrado gracias al trabajo liderado por Carmine Pariante, investigador del King’s College de Londres, que los ácidos grasos omega-3, más conocidos como aceite de pescado, son un paliativo para la inflamación y la depresión.

Procedimiento de la investigación

Ya se sabe que los ácidos grasos omega-3 disminuyen el riesgo de enfermedades del corazón y los niveles de triglicéridos, entre otras ventajas.

La investigación, doble ciego, aleotorizada y controlada con placebo, evaluó los efectos de estos ácidos sobre la depresión producida por inflamación.

Por el término de dos semanas 152 pacientes con hepatitis C consumieron el ácido eicosapentaenoico (EPA), o bien el ácido docosahexaenoico (DHA) (los dos principales ácidos grasos omega) y un placebo.

Pasadas las dos semanas, fueron tratados por 24 semanas con interferón alfa ( en Hepatitis C se suministra la proteína antiviral recombinante de interferón-alfa humano, o sus derivados).

Se examinaron en varias ocasiones sus síntomas, relacionándolos con los tratamientos para combatir el trastorno depresivo.

Conclusiones

Los científicos constataron que el tratamiento con EPA, no así con DHA o placebo, redujo la depresión inducida por el interferón alfa.

Pariante destacó que el suplemento nutricional de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 ( EPA) pudo someter a una baja las tasas de depresión en un 10%.

Asimismo, verificaron que el EPA y el DHA retrasaron el comienzo de la depresión, siendo tolerados por los pacientes sin generar problemas secundarios de gravedad.

La conclusión final es que los ácidos omega 3 son preventivos para quienes se hallan expuestos a una depresión por la acentuación de la inflamación.

Más aportes para la salud mental

Investigaciones poblaciones previas han afirmado que comer grandes cantidades de pescado, crean el decrecimiento de depresión grave; otras, las vincularon con la salud mental en general y, además, revelaron su aporte a favor de enfermos bipolares.

Pescados y vegetales con ácidos grasos

El omega 3 se encuentra en arenques, caballa, atún y salmón; los vegetales que lo disponen son las semillas de lino, los cañamones y las nueces.

Otras fuentes consultadas: Tendencias 21; AlphaGalileo.

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en salud
Comenta este artículo

Comentarios