Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
8 agosto 2014 5 08 /08 /agosto /2014 14:08

~~Niños y picor intenso, recomendaciones para padres

Los cambios de temperatura, el consumo de ciertos alimentos que el cuerpo rechaza (los cuales hay que verificar en cada niño en particular), al igual que el estrés, son desencadenantes de una comezón o urticaria conocida como dermatitis atópica.

El mejor antídoto: la prevención

Toda criatura necesita seguir un tratamiento médico, pero sobre todo los padres deben estar muy atentos para prevenir la situación, ya que la prevención es el antídoto realmente eficaz contra la enfermedad para que no traiga otras consecuencias o se prolongue demasiado en el tiempo.

Dificultades en el sueño, irritabilidad y otros problemas

El picor en la piel origina trastornos del sueño, bajo rendimiento escolar, irritabilidad y frustración. Lesiones Además, provoca resequedad e inflamación en lesiones que principalmente se ubican en la cara, el cuello, los pliegues de los codos y las rodillas.

Causas

La dermatitis se caracteriza por la aparición de brotes a causa de la exposición a varios agentes, tales como alérgicos, inmunológicos, ambientales, metabólicos, infecciosos, psicológicos o por predisposición genética.

No se cura, se controla; productos limpieza, tintes, pinturas

No hay cura total, aunque se puede controlar.

Asimismo, los menores que han sufrido dermatitis atópica es usual que repitan el cuadro en la adultez, en tanto mantengan contacto con productos de limpieza, tintes, pinturas o agente irritantes.

Terapia

Es fundamental que la terapia se base en medicamentos que hidraten y suavicen la piel, de modo que se vea regulada la humectación.

Cómo disminuir perjuicios en los chicos

Los padres tienen que estar alerta para que sus hijos nunca se rasquen; en todo caso, que pasen una mano para suavizar el picor, pero jamás hay que permitirles que refrieguen las lesiones porque pueden infectarlas.

Otros consejos:

Aplicarles un emoliente recetado por el médico para tranquilizarlos.

Conservarles las uñas cortas y colocarles guantes para dormir.

- Bañarlos diariamente en forma breve y con agua tibia.

- No refregarles la piel; utilizar jabón neutro.

- Ponerles cremas emolientes e hidratantes luego de tres minutos de haber sido bañados y cuando la piel se halla aún húmeda.

- Vestirlos con ropa de algodón.

- La lana no debe tener contacto directo con la piel.

- Quitarles a la ropa las etiquetas y costuras gruesas.

- Lavarles la vestimenta con jabón de pasta, no con detergente ni suavizante.

Fuente: Isabel Arias, miembro de la Academia Mexicana de Dermatología

Compartir este post

Repost 0
Published by Marcela Toso - en salud
Comenta este artículo

Comentarios